CorrupciónMéxico

Anticorrupción pide imputar a Fernández Díaz, a Cospedal y a su marido por el espionaje a Bárcenas

El extesorero del PP, Luis Bárcenas, en una imagen de archivo.
El extesorero del PP, Luis Bárcenas, en una imagen de archivo.Uly Martin

La Audiencia Nacional ha decidido ampliar un mes más el secreto del sumario que investiga el espionaje sin control judicial a Luis Bárcenas, extesorero del PP, urdido en la cúpula del Ministerio del Interior durante la etapa de Jorge Fernández Díaz (PP) tras estallar el escándalo de los llamados papeles de Bárcenas. Así consta en un auto firmado el pasado 7 de agosto por el Juzgado Central número 6, que ha adoptado esta medida a petición de la Fiscalía. De esta forma, las partes personadas seguirán sin poder acceder a esta parte de las pesquisas del caso Villarejo hasta, al menos, el próximo 8 de septiembre.

Como señala el auto, al que ha tenido acceso EL PAÍS, esta línea de investigación —conocida como Pieza Kitchen— se abrió en 2018 después de que los investigadores encontraran en casa del comisario jubilado José Manuel Villarejo, en prisión provisional desde 2017 y epicentro de esta macrotrama de corrupción, un pendrive con “diversos archivos de audio” sobre un “operativo policial denominado Kitchen o Cocina, el cual tendría por objeto la localización de documentos, así como el descubrimiento de actividad de interés policial-judicial, relacionada con la actividad del extesorero del PP”. Esta presunta actuación incluía “la localización de documentos y archivos de audio [en poder de Bárcenas] que resultarían comprometedores para determinados dirigentes del PP”; y en el que se usaron fondos reservados, según escribió Diego de Egea, el juez instructor que inició las pesquisas hasta que abandonó la Audiencia Nacional.

Desde entonces, casi la totalidad del contenido del sumario se ha mantenido bajo secreto. Pero ahora, las partes aspiran a poder acceder el próximo 8 de septiembre, ya que el auto de este 7 de agosto añade que “es la última prórroga que se acuerda” en un caso que acumula altos cargos de la Policía imputados. Entre ellos, el jefe del Cuerpo con Fernández Díaz, el comisario Eugenio Pino, considerado también el supuesto muñidor de la policía patriótica. Pino ya reconoció que existió este dispositivo de seguimiento a Bárcenas, aunque defendió su legalidad. Pese a ello, el propio juez le preguntó directamente la relación del exministro del PP con el espionaje al extesorero.

Los últimos movimientos

Esta parte de la investigación del caso Villarejo se encuentra muy viva. El juez Manuel García-Castellón, que asumió la causa al dejarla De Egea, ha intentado en las últimas semanas que declare Francisco Martínez, exsecretario de Estado de Seguridad y único político imputado, al que se le atribuye la autorización del pago de los fondos reservados usados en la Operación Kitchen. Pero el antiguo parlamentario del PP se ha negado por segundo vez —ya lo hizo en enero—, pese a que el magistrado llegó a levantar el secreto de una pequeña parte del sumario para facilitarlo y pidió al Gobierno, como le había requerido Martínez, que le autorizase a hablar de los hechos confidenciales que hubiera conocido durante su etapa en Interior.


Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

Noticias Relacionadas

Botón volver arriba

Adblocker Detectado

Por favor desactiva el bloqueador de anuncios para poder ver el sitio.