Areola pide paso ante un Courtois ‘invisible’


Areola pide paso ante un Courtois ‘invisible’

La marcha de Keylor Navas rumbo al PSG parecía despejar por fin el camino de Thibaut Courtois para hacerse dueño y señor de la portería del Real Madrid. Afianzado como la apuesta del club a largo plazo por delante de la de Zidane (que siempre tuvo predilección por el tico), el meta belga aterrizó con la vitola de mejor portero del Mundial de Rusia.



Poco más de un año después, sin embargo, Courtois parece una sombra del portero granítico que triunfó en el Atlético, en el Chelsea y en la selección de Bélgica. Tras compartir titularidad el curso pasado con Keylor, Courtois empezó este curso ‘liberado’ y sin la presión de tener que competir por un puesto toda vez que Areola llegó con el rol claro de portero suplente.

Sin embargo, la debilidad de la retaguardia del Madrid ha sido un gran hándicap para el portero, a quien no cabe atribuir todos los males del sistema defensivo de los de Zidane. Su escasa trascendencia en el marcador (solo suma dos palabras decisivas este curso, ante Celta y Levante) y la facilidad de los delanteros para batirle (no hay más que ver los goles del Brujas) a las primeras de cambio no han dejado en buen lugar a Courtois.

Las malas sensaciones que está transmitiendo el portero, además, coinciden con unos números que no se ajustan al estatus de uno de los mejores guardametas del mundo. En los ocho partidos que ha jugado este curso (fue titular en todos menos contra Osasuna) ha encajado los mismos goles que paradas ha realizado (11) y solo ha dejado la portería a 0 en dos ocasiones (Atlético y Sevilla).

En el otro lado está Alphonse Areola, un portero de ‘segunda fila’ que llegó de puntillas en condición de cedido (sin opción de compra) como recurso de emergencia tras el fichaje de Keylor por el PSG. Aún así, en los dos ratos que ha jugado, ha demostrado un temple, un saber estar y una confianza antagónicas a las transmitidas por Courtois.

En su plácido debut ante Osasuna no fue exigido pero demostró buenas maneras en el juego aéreo y sacando el balón jugado. Su entrada en el descanso ante el Brujas a causa de los problemas estomacales resultó decisiva, pues paró un mano a mano que hubiera supuesto el 0-3. Además fue valiente en las salidas y la defensa del Madrid pudo jugar más adelantado.

Con Courtois en horas bajas, sin inspiración y hecho un manejo de nervios, la hora de Areola puede estar llegando en el Bernabéu.


Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Deja una respuesta

Botón volver arriba