Noticias Internacionales

China reanuda las maniobras militares alrededor de Taiwán por la visita de cinco congresistas de EE UU a la isla


Vehículos anfibios del ejército chino, este domingo frente a la costa de Zhangzhou, en la provincia de Fujian.reuters

Cinco días después de anunciar el cese de algunas maniobras en torno a Taiwán, el Ejército Popular de Liberación (EPL, las Fuerzas Armadas chinas) ha retomado este lunes las prácticas bélicas en respuesta a la nueva visita a la isla de cinco congresistas estadounidenses. El viaje de esta delegación ha sido mucho más discreto que el de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, que tuvo lugar el pasado 2 de agosto. Aquella parada de 19 horas, durante su gira por Asia-Pacífico, enfureció a China, que venía advirtiendo desde hacía semanas que, de poner la legisladora demócrata un pie en la antigua Formosa (la cual considera parte inalienable de su territorio), el gigante asiático no dudaría en adoptar medidas contundentes. Así fue: Pekín congeló el diálogo con Washington en materias clave, sancionó la importación de 2.000 productos taiwaneses, endureció el discurso contra Taipéi, e inició unos ejercicios bélicos sin precedentes en la región.

El EPL confirmó este lunes que ha organizado patrullas conjuntas de preparación para el combate y ejercicios en el mar y el espacio aéreo alrededor de Taiwán con el fin de disuadir a Washington y Taipéi “de continuar con sus triquiñuelas políticas”. Wu Qian, portavoz del Ministerio de Defensa chino, declaró por su parte que estos nuevos ejercicios son “un contraataque decidido y una disuasión solemne a las continuas provocaciones de Estados Unidos y Taiwán, las cuales socavan la paz y la estabilidad en el estrecho”. Desde la cartera castrense han enfatizado que la visita de los cinco congresistas –encabezada por un demócrata– envía una señal equivocada a las fuerzas independentistas taiwanesas.

El Ministerio de Defensa taiwanés ha informado de que 15 aviones militares chinos han cruzado hoy la línea media divisoria, una frontera no oficial entre la parte continental y la isla, pero que ambas habían respetado de manera tácita hasta la reciente escalada de las tensiones.

El domingo, cuatro miembros demócratas de la Cámara de Representantes y uno republicano aterrizaron en Taipéi con el objetivo de reunirse con altos dirigentes taiwaneses para “debatir sobre las relaciones entre Estados Unidos y Taiwán, la seguridad regional, el comercio y la inversión, las cadenas de suministro mundiales, el cambio climático y otras cuestiones importantes de interés mutuo”.

En contraposición a la visita de Pelosi –recibidida con bombo y platillo–, la de esta delegación se ha caracterizado por su perfil bajo. La reunión con la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, ha sido a puerta cerrada y no se han publicado imágenes en directo en redes sociales, una práctica común cuando invitados extranjeros de alto nivel se reúnen con los dirigentes de la isla. Según fuentes citadas por el South China Morning Post, Tsai ha agradecido a los legisladores su visita, la cual consideró una señal del sólido apoyo estadounidense frente a las crecientes amenazas de Pekín.

Únete para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

SuscríbeteLa presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, con el senador estadounidense Ed Markey, al frente de la legación política que visita estos días la isla. WANG YU CHING/TAIWAN PRESIDENTIA (EFE)

El grupo de representantes estadounidense también se ha reunido con el ministro de Exteriores taiwanés, Joseph Wu, y con miembros del poder legislativo para tratar sobre temas relacionados con la seguridad y las relaciones económicas. “En todas las reuniones, la delegación tuvo la oportunidad de intercambiar opiniones sobre asuntos de importancia para Estados Unidos y Taiwán”, ha informado el Instituto Americano en Taiwán, la representación de Washington en la isla.

“Agradecemos enormemente la visita de la delegación bicameral y bipartidista del Congreso de Estados Unidos, encabezada por el senador [Ed] Markey. La autoritaria China no puede dictar cómo la democrática Taiwán hace amigos, gana apoyo, se mantiene resiliente, y brilla como un faro de libertad”, ha tuiteado la cuenta oficial del Ministerio de Exteriores taiwanés. Ed Markey, por su parte, expresó en un tuit que han viajado a la isla “para reafirmar el apoyo de Estados Unidos a Taiwán y fomentar la estabilidad y la paz en el estrecho”. Pelosi ya prometió durante su visita que Washington “no abandonará” a Taipéi.

IN ENGLISH

El senador Ed Markey preside la subcomisión de política de Asia Oriental, el Pacífico y ciberseguridad internacional de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado. Es uno de los pocos miembros del Congreso estadounidense que votó en 1979 a favor de la Ley de Relaciones con Taiwán (un decreto que define los vínculos ente Washington y Taipéi en ausencia de relaciones diplomáticas formales), que sigue en activo.

Bajo el principio de una sola China, Washington reconoce a Pekín como el Gobierno legítimo de toda China, mientras que con Taipéi mantiene lazos económicos y militares, hasta el punto de que en tres ocasiones el presidente Joe Biden afirmó que su país defendería a la isla militarmente en caso de ataque. Precisamente por esa “ambigüedad”, la cuestión taiwanesa se ha convertido en uno de los puntos más delicados, y que genera más tensiones y desencuentros, entre las dos principales potencias económicas mundiales.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.




Source link

Looks like you have blocked notifications!

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba