Sabías Que

Cómo congelar y descongelar las fresas paso a paso

Las fresas son unas de las frutas más saludables que existen, y merece la pena añadirlas al plan de alimentación tanto de mayores como de pequeños. Son muy ricas en vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes. Son excelentes para regular la digestión y fortalecer el sistema inmune. Además, gracias a su alto contenido en minerales como el calcio, el fósforo y el potasio, reducen la presión arterial y los niveles de colesterol en sangre. Además de tomar las fresas frescas, también se pueden congelar y descongelar.

La temporada de fresas es entre los meses de diciembre y enero, pero lo cierto es que se puede disfrutar de ellas durante todo año. Si sigues los pasos que te explicamos a continuación puedes congelarlas y descongelarlas de forma sencilla y rápida.

Lavar las fresas

Es importante que laves las fresas antes de congelarlas. Lo que necesitas para un kilo de fresas es un litro de agua, un litro de agua hervida y una cucharada de desinfectante de frutas.

El primer paso consiste en lavar las fresas con el litro de agua sin cortar el rabito. Luego, añade el desinfectante en el agua y remoja durante 20 minutos. Una vez transcurrido el tiempo, cuélalas y enjuaga con el agua hervida. Y, por último corta el rabito. ¡Ya las tienes listas!

Congelar las fresas

Si no quieres que las fresas pierdan su sabor y textura, estos son los pasos que debes seguir para congelarlas. Es importante que después de enjuagarlas dejes que se escurran por completo. A continuación, ponlas en un recipiente y mételas en el congelador durante una hora. Sácalas y espolvorea con una capa de azúcar hasta cubrirlas para que no se quemen con el frío. Luego tienes que volver a congelarlas durante un par de horas.

Mejores frutas y verduras para gatos

Ahora llega lo más importante: sácalas del congelador y colócalas en una bolsa de plástico. Es esencial que no estén demasiado apelotonadas para que no pierdan sus propiedades nutricionales. Sácales todo el aire y cierra con un nudo. Para terminar, pon una etiqueta indicando la fecha en las que las has congelado.

Las fresas congeladas aguantan unos 12 meses. Cuando vayas a descongelarlas, déjalas a temperatura ambiente durante dos horas. Una vez descongeladas, no es conveniente que las vuelvas a congelar. Si no las has comido todas, puedes guardarlas en un recipiente hermético en la nevera. Pueden durar entre 48 y 72 horas en perfecto estado.


Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba