Limpieza Doméstica

Cómo lavar una funda nórdica

Las fundas de edredón ofrecen protección para su edredón y también le permiten crear diferentes estilos para su dormitorio sin reemplazar la ropa de cama más cara cada vez que esté listo para una actualización. Como todo lo demás, una funda nórdica necesita mantenimiento, incluido el lavado. Una funda nórdica no necesita lavarse con mucha frecuencia y no requiere un tratamiento especial cuando lo necesita. Si tiene alguna duda sobre la solidez del color de su funda nórdica, debe considerarla lavado en seco.

Paso 1 – Retire la cubierta

La mayoría de las fundas de edredón se cierran mediante una serie de cierres o botones. Estos pestillos deben abrirse con cuidado porque a veces no están bien colocados y pueden desprenderse de la tela. De manera similar, los botones a menudo se aflojan con el uso repetido y deberán volver a colocarse ocasionalmente. Una vez que se desabrocha la funda, extraiga el edredón directamente de la funda.

Paso 2 – Verifique las etiquetas

Revisa el interior de la funda nórdica para ver si hay etiquetas que indiquen si se puede lavar o no. También podría haber etiquetas que indiquen si la cubierta se puede colgar para que se seque y si se puede planchado.

Paso 3: reajuste los broches

Si va a lavar la funda en su máquina, debe abrochar los cierres o botones para evitar daños y que otras prendas se enreden en ella.

Paso 4: lavar la funda

Lave la funda nórdica con otra ropa que sea adecuada para un lavado frío o de 30 grados Fahrenheit. A menos que la funda sea especialmente delicada, se puede lavar en condiciones normales. La funda nórdica también debe poder soportar la máxima velocidad de centrifugado de su máquina.

Paso 5: use un suavizante de telas

Además del detergente para la ropa, no olvide poner suavizante de telas en la máquina para el enjuague final o use un suavizante de telas una vez que la funda nórdica se haya movido a la secadora.

Paso 6: lavar a mano

Si vas a lavar la funda a mano, usa un tazón o palangana grande y amasa la funda para forzar el agua a través del tejido. Enjuague por último dos veces, utilizando un suavizante de telas en el último enjuague.

Paso 7: colgar para secar

La mayoría de las fundas de edredón se pueden secar en la secadora. Pero si lo prefiere, puede colgarlo para secarlo para evitar cualquier posible encogimiento o daño de la tela. Después de centrifugarla, cuelga la funda nórdica en un tendedero para que se seque.

Paso 8 – Planchar

Antes de guardar la funda nórdica o volver a colocarla en el edredón, debes planchar todos los pliegues. Es mejor planchar la funda nórdica del revés. Si los cierres de presión son de plástico, planche con cuidado sobre ellos en caso de que tengan puntos de fusión bajos.

Paso 9 – Doblar

Si no va a volver a colocar la funda nórdica directamente sobre la cama, dóblela con cuidado antes de guardarla. Dobla sosteniéndolo por el extremo abierto y dejando que la solapa cuelgue hacia abajo en la cubierta. Para volver a colocarlo en la cama, abra todos los cierres a presión y dé la vuelta a la funda nórdica. Busque en el extremo abierto las esquinas más lejanas. Sujete las esquinas, sostenga dos esquinas del edredón y luego colóquelas en la funda del edredón hasta que esté afuera hacia adentro nuevamente. Rellena el edredón y asegúrate de que esté distribuido uniformemente dentro de la funda del edredón. Ajuste los cierres a presión y vuelva a colocar el edredón en la cama.




Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba