Sabías Que

Consejos para guardar los alimentos en el coche en verano

Todos disfrutamos mucho del verano, pero debemos tener una serie de precauciones con el calor. A la hora de ir a hacer la compra, hay una serie de consejos que debemos tener en cuenta para guardar los alimentos en el coche sin que se estropeen. Bien es sabido que las altas temperaturas propias de esta época del año pueden dañar los alimentos en poco tiempo, sobre todo algunos que son muy delicados como los huevos o las frutas y hortalizas frescas.

Las carnes y pescados también pueden convertirse en el hábitat idóneo para la proliferación de microorganismos que pueden provocar una intoxicación alimentaria. Por esta razón, a la hora de ir a hacer la compra en verano es importante dejar los alimentos en el coche el menor tiempo posible.

Claro que la cosa se complica cuando recorremos varios supermercados en busca de las mejores ofertas. Si hace mucho calor, los alimentos frescos pueden terminar estropeándose. Para evitar, la Agencia Catalana de Seguridad Alimentaria (ACSA) ha lanzado una serie de recomendaciones para mantener la compra de alimentos segura en el coche, tanto si vamos directos a casa como si tenemos que hacer algún otro recado.

¿Cómo evitar que los alimentos se estropeen en el coche en verano?

Lo primero y más importante es la planificación. Si queremos ir a varios supermercados, tenemos que organizarlo de tal manera que los alimentos perecederos sean lo último que compremos antes de volver a casa.

Una vez en el supermercado, siempre que sea posible, debemos aparcar a la sombra, y si hay un parking cubierto mucho mejor. Según estudios realizados, la temperatura en el interior del coche se puede disparar hasta los 52 grados cuando en el exterior hace 35 grados.

Dentro del establecimiento, tenemos que dejar los productos perecederos, como la carne y el pescado, así como los alimentos congelados para el final. Deben estar el menor tiempo posible fuera de la nevera y del congelador.

Cabe señalar que, a una temperatura ambiente normal, la carne y el pecado no deben estar fuera de la nevera más de dos horas. Ahora bien, esta norma cambia ligeramente en verano. Cuando dejamos los alimentos en el coche y la temperatura es superior a los 30 grados, los microorganismos pueden multiplicarse en cuestión de minutos.

Lo mejor es que llevemos varias bolsas con aislamiento térmico para que los alimentos se mantengan fríos algo más de tiempo. Para evitar la contaminación cruzada, cada tipo de alimento debe ir en su propia bolsa: carne, pescado, verduras…


Source link

Looks like you have blocked notifications!

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba