Sabías Que

¿Cuál es el origen de las puertas francesas?

Puede que cuando escuches las palabras «puerta francesa» te evoquen a una imagen de París o de la campiña provincial, pero lo cierto es que esta es un tipo de puerta que tiene unas características que la han llevado a ser apreciada en muchos más países al margen de Francia, especialmente en Estados Unidos. A continuación, abordamos cuál es el origen de las puertas francesas y también te explicamos con detalle a qué se corresponden.

El origen de las puertas francesas

La puertas francesas son un tipo de puerta que suele caracterizarse por ser de vidrio templado con listones de madera en estructura de cuadrícula. Una puerta muy decorativa cuyo origen es plenamente francés aunque sienten especial predilección por ellas en Estados Unidos, donde las solemos ver en muchos de los populares programas de reformas que también se emiten aquí en España.

¿Pero cuál es el origen de las puertas francesas? La historia de este tipo puerta comenzó con el crecimiento artístico y cultural del Renacimiento francés del siglo XVII . Inspiradas en la afición de los antiguos romanos por la simetría, el equilibrio y la geometría en la arquitectura, pero también en las puertas de la Antigua Grecia, las puertas francesas se diseñaron primero como ventanas altas lo suficientemente grandes como para permitir que una persona saliera a un balcón. Tenían por aquel entonces el nombre de ‘portes-fenêtres’ que significa «puerta con ventanas».

Fueron los franceses los que incorporaron esos grandes paneles de vidrio, provocando que las estancias se llenaran de luz. De hecho, gracias a la colocación de estos paneles de vidrio en sus puertas, lograron reflejar el enfoque del país en la luz y la apertura, que eran típicos de la época. Si bien se construyeron originalmente con barras de madera para crear múltiples marcos de vidrio, los métodos de construcción robustos de hoy en día cuentan con vidrio de doble panel más fuerte que permite una gran variedad de opciones de diseño.

Las puertas francesas fueron un éxito desde su origen y de hecho ya a finales del Siglo XVII, comenzaron a popularizarse por toda Europa.

Características de la puerta francesa

La elegancia y el atractivo de las puertas francesas depende del hecho de que en realidad no son una sino dos puertas colocadas una al lado de la otra. Las bisagras se colocan en los lados opuestos exteriores del marco, con manijas colocadas juntas para permitir que las puertas se abran desde el medio.

Esto hace que adquieran una serie de características que hagan que muchos consideren estas puertas como algo único. Entre esas características tenemos:

  • Románticas: Con su forma romántica, dramática y caprichosa de abrirse desde el centro, las puertas francesas ofrecen a cualquiera que las atraviese una transición extravagante a lo que sea que esté en el lado opuesto.
  • Funcionales: Por norma general, aunque no siempre, las puertas francesas están diseñadas con grandes paneles de vidrio. Por lo tanto, en comparación con la mayoría de las puertas que no sean puertas corredizas de vidrio, las puertas francesas pueden proporcionar a las habitaciones contiguas una cantidad excepcional de luz natural. Es por eso que a menudo se usan como puertas exteriores, ya sea como la entrada principal de una casa o la entrada al patio trasero, al patio o al balcón. Incluso cuando se usan como puertas interiores, pueden iluminar un área al permitir que entre la luz de una habitación o pasillo adyacente. De hecho, las puertas francesas se usan comúnmente para agregar luz y una sensación de apertura a las oficinas en el hogar, las salas de estar y los dormitorios principales.
  • Elegantes: Las puertas francesas ahora se pueden seleccionar de acuerdo con el estilo particular de una casa y el gusto único del propietario. Si bien la mayoría contiene vidrio, las puertas francesas sólidas brindan a los propietarios privacidad y seguridad completas al mismo tiempo que mantienen el mismo diseño y estructura. Las puertas francesas de vidrio pueden tener un marco de acero para una apariencia más moderna, madera para una apariencia más rústica o natural o fibra de vidrio en varios colores. Los paneles pueden ser grandes y sin obstrucciones o pequeños con celosías decorativas, y el vidrio puede ser transparente, esmerilado o grabado.

Por último, este tipo de puertas son tan deseables que pueden aumentar el valor de una casa . Especialmente cuando se instalan en las entradas principales, las atractivas puertas francesas pueden mejorar en gran medida el atractivo exterior de tu hogar.


Source link

Looks like you have blocked notifications!

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba