Economía

¿Cuánto cuesta realizar una transacción de Bitcoin?

La minería de criptomonedas utiliza una cantidad significativa de agua y su demanda puede crecer aún más, el economista financiero Alex de Vries alerta en un comentario publicado en la revista Cell Reports Sustainability, donde ofrece la primera estimación exhaustiva del consumo de agua de Bitcoin.

Advierte, el estudiante de doctorado en la Universidad Libre de Ámsterdam, que su enorme escala podría afectar al agua potable si sigue funcionando sin restricciones, especialmente en países que ya luchan contra la escasez de agua.

Muchas partes del mundo sufren sequías y el agua dulce es un recurso cada vez más escaso. Si seguimos utilizando este valioso recurso para hacer cálculos inútiles, creo que la realidad es realmente dolorosa.

Las investigaciones anteriores sobre el uso de recursos de las criptomonedas se han centrado sobre todo en el consumo de electricidad. Al minar Bitcoins, la criptomoneda más popular, mineros de todo el mundo compiten esencialmente para resolver ecuaciones matemáticas en Internet, y los ganadores obtienen una parte del valor de Bitcoin. En la red Bitcoin, los mineros hacen unas 350 quintillones -es decir, 350 seguido de 18 ceros- de conjeturas cada segundo del día, una actividad que consume una enorme cantidad de potencia de cálculo.

La respuesta correcta surge cada 10 minutos, y el resto de los datos, quintillones de ellos, son cálculos que no sirven para nada más y, por tanto, se descartan inmediatamente.

Durante el mismo proceso, se utiliza una gran cantidad de agua para refrigerar los ordenadores de los grandes centros de datos. Basándose en datos de investigaciones anteriores, de Vries calcula que la minería de Bitcoin consume entre 8.6 y 35.1 gigalitros (GL) de agua al año en Estados Unidos. Además de refrigerar los ordenadores, las centrales eléctricas de carbón y gas que suministran electricidad para hacer funcionar los ordenadores también utilizan agua para bajar la temperatura. Esta agua de refrigeración se evapora y no puede reutilizarse. El agua evaporada de las centrales hidroeléctricas también se suma a la huella hídrica de la demanda de energía de Bitcoin.

En total, de Vries estima que en 2021 la minería de Bitcoin consumió más de mil 600 GL de agua en todo el mundo. Cada transacción en la cadena de bloques de Bitcoin utiliza una media de 16 mil litros de agua, unas 6,2 millones de veces más que el paso de una tarjeta de crédito, o suficiente para llenar la piscina de un patio trasero. Se espera que el consumo de agua de Bitcoin aumente a 2 mil 300 GL en 2023, afirma de Vries.

Sólo en Estados Unidos la minería de Bitcoin consume entre 93 y 120 GL de agua al año, lo que equivale al consumo medio de agua de 300 mil hogares estadounidenses o de una ciudad como Washington D.C.

El precio del Bitcoin ha aumentado recientemente y ha alcanzado su punto más alto del año, a pesar del reciente colapso de varias plataformas de criptodivisas. Esto tendrá graves consecuencias, porque cuanto mayor sea el precio, mayor será el impacto medioambiental. Lo más doloroso de la minería de criptomonedas es que utiliza mucha potencia de cálculo y muchos recursos, pero estos recursos no se destinan a crear algún tipo de modelo, como la inteligencia artificial, que luego se pueda utilizar para otra cosa. Sólo se hacen cálculos inútiles.

Con un valor de más de 37 mil dólares por moneda, Bitcoin sigue expandiéndose por todo el mundo. En los países de Asia Central, donde el clima seco ya está ejerciendo presión sobre el suministro de agua dulce, el aumento de las actividades mineras de Bitcoin empeorará el problema.

En Kazajistán, en un centro mundial de minería de criptomonedas las transacciones de Bitcoin consumieron 997.9 GL de agua en 2021. El país de Asia Central ya está lidiando con una crisis de agua, y la creciente huella hídrica de la minería de Bitcoin podría exacerbar la escasez.

De Vries sugiere que enfoques como la modificación del software de minería de Bitcoin podrían reducir la energía y el agua necesarias para este proceso. La incorporación de fuentes de energía renovables que no requieran agua, como la eólica y la solar, también puede reducir el consumo de agua.

Pero, ¿realmente se quiere gastar energía eólica y solar para el cripto? En muchos países, incluido Estados Unidos, la cantidad de energía renovable es limitada. Claro que puedes trasladar algunas de estas fuentes de energía renovable al cripto, pero eso significa que algo más se alimentará con combustibles fósiles. No estoy seguro de cuánto se gana.

Alex de Vries.

(Con información de Europa Press)


Source link

Mostrar Mas

¿Ya viste esto?

Back to top button