Tecnología

Después de 172 años, ahora sabemos cómo se realizó la primera fotografía en color

  • Edmond Becquerel creó la primera fotografía en color en 1848, pero durante más de 170 años, nadie sabía cómo lo hizo.
  • Investigadores de tres instituciones en París, por primera vez, reconstruyeron el proceso que Becquerel utilizó para crear la imagen, que parece mostrar gradientes de color púrpura en una lámina ionizada de plata.
  • Su trabajo fue publicado a principios de este mes en Angewandte Chemie Edición Internacional.

    La primera fotografía en color del mundo, que se muestra arriba, no es nada elegante; la imagen se ve como dos gradientes de color hechos en Photoshop, pegados a una placa de plata. Pero la historia detrás de la imagen peculiar, que muestra dos tiras en diferentes tonos de púrpura, va mucho más allá de lo que piensas.

    La fotografía en color data de 1848, cuando el físico francés Edmond Becquerel la creó por primera vez en el Muséum d’Histoire Naturelle de París.

    El método de Becquerel para producir la fotografía fue más empírico que artístico en su naturaleza, decididamente impopular y, como lo expresa el Centro Nacional de Investigación Científica de Francia, «rápidamente abandonado».

    Además, Becquerel hizo muy pocas imágenes, y las que permanecieron «se desvanecieron rápidamente a la luz del día», según un pasaje del libro de 2014 Explorando la fotografía en color: de la película a los píxeles.

    Por esas razones, nadie realmente entendió cómo creó la imagen durante los últimos 172 años, hasta ahora.

    Investigadores del Centro de investigación sobre la conservación, en colaboración con el sincrotrón SOLEIL, una instalación de aceleración de partículas, y el Laboratoire de Physique des Solides, han recreado el proceso de Becquerel para hacer muestras de diferentes colores. El equipo comenzó por reexaminar las hipótesis del siglo XIX sobre cómo hizo las imágenes, pero con conocimiento de las herramientas del siglo XXI.

    Los científicos sabían, por ejemplo, que si los colores se creaban cuando se formaban pigmentos durante una reacción con la luz, debería haber variaciones en la composición química de un color a otro. Los métodos de espectroscopía modernos no mostraron desviaciones.

    Si los tonos violáceos en la fotografía fueran el resultado de una interferencia (cuando dos ondas se unen para formar una nueva onda con una nueva amplitud, como en algunas alas de mariposa), los colores de la imagen deberían haber mostrado microestructuras que tenían aproximadamente el mismo tamaño que el longitudes de onda para los colores correspondientes. Sin embargo, la microscopía electrónica demostró que no había ninguno.

    Espectro solar y espectro de las prominencias, durante un eclipse total.

    Archivo de historia universalimágenes falsas

    La imagen de Becquerel representa el espectro solar, un continuo de varias ondas electromagnéticas que componen la energía en la irradiación solar. Las longitudes de onda más largas, como las ondas infrarrojas, tienen menos energía que las ondas más cortas, como la luz ultravioleta o la luz visible. Becquerel llamó a las fotografías «imágenes fotocromáticas».

    Becquerel no era realmente un fotógrafo de profesión. En cambio, lo conocemos principalmente por su descubrimiento del efecto fotovoltaico, que demuestra que los materiales expuestos a la luz pueden generar voltaje y una corriente eléctrica. Es el principio subyacente para las células solares de hoy. Y si el apellido le suena familiar, también es el padre de Henri Becquerel, uno de los descubridores de la radiactividad.

    No fue hasta que estos científicos examinaron de cerca las placas de colores que descubrieron cómo Becquerel hizo las imágenes: escondió nanopartículas de plata metálica dentro de la matriz de los granos de cloruro de plata en la placa de plata utilizada para capturar la imagen. Estas nanopartículas son fotosensibles, se asemejan al papel de impresión de contacto con cloruro de plata que todavía se usa en los cuartos oscuros de hoy.

    Los investigadores asumieron que según el color de la luz (y, por lo tanto, su energía), la distribución de tamaños y ubicaciones de las nanopartículas de plata en la placa de plata variaba. Donde puede aparecer el color rojo, hay una dispersión diferente de nanopartículas de plata que, por ejemplo, donde puede aparecer el color azul. De esta manera, la placa podría absorber todos los colores de la luz, con la excepción del color que realmente la causó: el que vemos.

    Así que ahora el caso está cerrado, y puede ser la solución más meta posible. Becquerel hizo su imagen del espectro visible al exponer una lámina de plata al espectro visible.


Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Deja una respuesta

Botón volver arriba
La Neta Neta Nos gustaría mostrarle notificaciones de las últimas noticias y actualizaciones.
Dismiss
Allow Notifications