México

Detenido el general José Rodríguez por el ‘caso Ayotzinapa’


Familiares de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa durante el primer aniversario de la marcha de la desaparición el 26 de septiembre de 2015, en Ciudad de México.Miguel Tovar (Getty Images)

Autoridades mexicanas han detenido al general retirado José Rodríguez por el caso Ayotzinapa, según ha confirmado este jueves el subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Ricardo Mejía. Entonces coronel, Rodríguez era el comandante del 27 Batallón de Infantería, con sede en Iguala, Guerrero, durante el ataque contra estudiantes normalistas en el municipio, la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre de 2014. Varios medios de Ciudad de México han informado de que Rodríguez se entregó este miércoles e ingresó a la cárcel militar de la capital.

Mejía ha dicho que hay un total de cuatro órdenes de aprehensión contra militares, de las que se han ejecutado dos más, aunque no ha dicho de quiénes se trata. Fuentes cercanas a la investigación han confirmado , sin embargo, que los otros dos son el sargento Eduardo Mota y el capitán José Martínez Crespo. Originario de Iguala, Mota era un OBI, un agente de inteligencia que estuvo recabando información la noche de los hechos. Crespo, que ya estaba preso, acusado de delincuencia organizada, comandó la fuerza de reacción del 27 batallón durante el ataque contra los estudiantes. Las mismas fuentes confirman que a los tres se les acusa de desaparición forzada y delincuencia organizada.

Extraña lo que ha planteado el subsecretario, porque el pasado 19 de agosto la Fiscalía General de la República (FGR) anunció que tenía en realidad 20 órdenes de detención contra militares. Mejía no ha explicado que hay de las otras 16. Ni la FGR ni la Secretaría de la Defensa (Sedena) han informado sobre la detención del general, Crespo, o Mota de manera oficial, ni de lo que ocurre con el resto de órdenes. Preguntado por el asunto, una fuente de la agencia investigadora ha dicho: “No sé, lo checo”. Contrasta el silencio de la dependencia con los detalles que dio el 19 de agosto. La FGR dijo entonces que los delitos por los que se habían obtenido las órdenes eran “delincuencia organizada, desaparición forzada, tortura, homicidio y delitos contra la administración de justicia”.

Rodríguez se convierte así en el militar de más alto rango detenido por el caso, en un momento delicado en México, por la discusión sobre el uso del Ejército en tareas de seguridad pública y su poder creciente en la actual Administración. El Congreso acaba de reformar varias leyes que transfieren la Guardia Nacional, la mayor corporación de seguridad del país, a la Secretaría de la Defensa. Hasta ahora, la Guardia aparecía en el organigrama de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana. Además, el Senado está por aprobar una prórroga del uso policial de militares hasta 2029.

La semana pasada, ya informó de que una de esas 20 órdenes de captura era contra el general Rodríguez. Antes, el 26 de agosto, la comisión que investiga el ‘caso Ayotzinapa’ señaló al general retirado de ordenar el asesinato de seis de los 43 normalistas desaparecidos. No está claro qué acusaciones pesan sobre el mando militar. En su comunicado del 19 de agosto, la FGR no detalló cada caso de manera individual. Fuentes cercanas a la investigación señalan a este diario, sin embargo, que la fiscalía armó la acusación contra Rodríguez antes de conocer el contenido del informe de la comisión presidencial.

Hasta ahora, el único militar preso vinculado al caso Ayotzinapa era el capitán Crespo. Detenido en noviembre de 2019, la Fiscalía acusaba hasta ahora al militar de delincuencia organizada, por sus presuntos vínculos con Guerreros Unidos, grupo criminal que operó la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa. En la noche de los hechos, Crespo comandaba la fuerza de reacción del 27 batallón. Él y sus hombres, alrededor de una docena, acudieron a al menos dos de los escenarios del ataque, la esquina del periférico con la calle Juan N. Álvarez y la clínica Cristina.

En el primero, policías de Iguala atacaron a balazos a los muchachos y se llevaron a unos 20, antes de que llegaran los militares. En la clínica, Crespo y sus hombres amedrentaron a los muchachos, que habían acudido allí porque un compañero tenía una herida de bala en la cara. Según testimonios de los estudiantes, los militares los encañonaron, les quitaron sus celulares y los regañaron.

De los 20 militares que busca capturar la Fiscalía, solo se conocía la identidad de Rodríguez. De los otros, es posible que algunos sean parte de la fuerza de reacción del cuartel. No hay pistas sobre los demás. En Iguala, en la época, había dos batallones, el 27 y el 41, que se trasladó posteriormente a Teloloapan, en la región aledaña de Tierra Caliente. Hasta la fecha no se conoce demasiado públicamente del actuar de los soldados de ese cuartel durante el ataque y la desaparición de los estudiantes.

Suscríbase aquí a la newsletter y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país


Source link

Looks like you have blocked notifications!

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba