Sabías Que

El truco casero definitivo para que nunca más se te estropee la lechuga

La lechuga es uno de los alimentos que más presencia tiene en los hogares, una verdura básica e imprescindible en una alimentación saludable y equilibrada que proporciona muchos beneficios a tu salud. Te contamos el truco infalible para conservar la lechuga en las mejores condiciones durante más tiempo y que así evites que se estropee a los dos días de meterla en la nevera… ¡se acabó volver a tirar lechuga!.

El desperdicio de alimentos en nuestro país alcanzó los 1364 millones de kilos/litros en el año 2020, lo que supone una media de 31 kilos de comida desperdiciados por cada persona en ese año, una auténtica barbaridad. En cuanto al tipo de comida desperdiciada, el 70% de las personas desperdicia frutas y verduras, normalmente porque las dejan madurar demasiado o empiezan a enmohecer.

El mejor truco para conservar la lechuga durante más tiempo

Lo más habitual cuando ves que una fruta o verdura se empieza a poner mala es tirarla, pero lo cierto es que hay muchísimas recetas de aprovechamiento que te permitirán aprovecharla y tener así una comida preparada sin haber desperdiciado ningún alimento, además de que tirar comida supone tirar el dinero que te has gastado en comprarla. Además, aprendiendo métodos y trucos para conservar alimentos, todos te durarán más.

Las lechugas, y en genera las verduras de hojas, como canónigos o rúcula, se suelen poner de un color marrón bastante desagradable cuando se empiezan a poner malas, a veces también con mal olor. Esto hace que la tengas que tirar, ya que lo cierto es que la podredumbre se suele extender a toda la hoja y es muy difícil salvar algo con lo que poder hacerte una mínima ensalada.

El trucazo infalible para conservar la lechuga durante más tiempo es poner en un táper papel de cocina y colocar encima las hojas de lechuga, o bien de rúcula o canónigos si es lo que tienes. Si prefieres guardar la lechuga en su bolsa original, sácala para colocar el papel de cocina en la parte interior de la bolsa y luego vuelve a meter la lechuga.

Esta simple medida de protección le añadirá tiempo extra de vida a tus verduras de hoja y podrás así tenerlas en la nevera unos días más con la tranquilidad de que no se te van a poner malas, aunque eso sí, siempre es recomendable que las consumas en los días cercanos a haberla comprado ya que es cuando más se pueden aprovechar sus propiedades.


Source link

Looks like you have blocked notifications!

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba