Sabías Que

El truco de Karlos Arguiñano para que las lentejas queden perfectas

Las lentejas son uno de los platos más populares de la gastronomía española, y recientemente el cocinero Karlos Arguiñano ha compartido un truco para que queden perfectas, ni secas ni aguadas. Karlos Arguiñano es uno de los cocineros más reputados del panorama nacional, y desde el año 2010 presenta en Antena 3 el programa ‘Cocina abierta de Karlos Arguiñano’.

Lo primero a tener en cuenta a la hora de preparar unas lentejas, es que estas legumbres absorben una gran cantidad de agua durante la elaboración. La cantidad de agua depende en gran medida del recipiente que se vaya a utilizar para cocinarlas, pero es muy importante no quedarse nunca corto de agua. De lo contrario, se agarrará y el plato terminará siendo un completo desastre.

En líneas generales, se recomienda añadir tres vasos de agua por cada 300 gramos de lentejas si se cocinan en una olla exprés, y cinco vasos de agua por cada 300 gramos de lenteja si se elaboran en una cazuela normal.

Pero, ¿qué ocurre si se comete un error con la cantidad de agua? Karlos Arguiñano tiene la clave: si la cantidad de agua es excesiva, las lentejas van a quedar muy líquidas. Lo que se puede hacer para solucionarlo es coger una porción de lentejas con verdura en un cazo, triturarlas y añadir el guiso al puré. Luego, sólo hay que remover la cazuela hasta que la mezcla esté bien integrada y el resultado sea homogéneo.

Receta de lentejas guisadas

Los ingredientes para 4 personas son: 600 gramos de lentejas, 1 tomate maduro, 2 cebollas medianas, 2 dientes de ajo, 1 hoja de laurel, 1 rama de perejil, 1 vaso de vino blanco, 2 rebanadas de pan frito, 1 cucharadita de pimentón, sal y agua.

  1. En una cacerola, se ponen las lentejas escurridas del agua en remojo. Se les añade el laurel, una cebolla, un diente de ajo sin pelar, y se cubren con abundante agua fría sin sal.
  2. Se ponen a cocer con la cacerola tapada, a fuego lento, hasta que rompa el hervor.
  3. En una sartén, se pone aceite a calentar y se fríen las dos rebanadas de pan y se reservan.
  4. Se quita un poco de aceite de la sartén y se añade una cebolla picada y se refríe hasta que empiece a dorarse. Entonces, se añade el tomate pelado y cortado en trozos. Se refríe todo junto y, apartando la sartén del fuego, se añade el pimentón.
  5. Se revuelve todo bien, y se vierte sobre las lentejas.
  6. En un mortero se pone un diente de ajo pelado, un poco de sal, el perejil, dos cucharadas del caldo de cocer las lentejas y el pan frito. Se machaca bien y se vierte en la cacerola de las lentejas.
  7. Se cuece durante 10 minutos, ¡y a comer!

Source link

Looks like you have blocked notifications!

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba