Sabías Que

El truco definitivo para conservar en el frigorífico el alimento que más usaremos este otoño

En poco más de un mes daremos la bienvenida al otoño, así que es un buen momento para conocer los alimentos de temporada de la nueva estación, que tienen más nutrientes y sabor. Hay un alimento del otoño que ofrece un mundo de posibilidades a la hora de cocinarlo y que, además, es muy beneficioso para la salud.

¿Sabes de qué alimento estamos hablando? Se trata del champiñón. Gracias a su alto contenido en selenio, fortalece el sistema inmunitario. Además, el champiñón es rico en sodio y potasio, dos minerales que regulan los niveles de presión arterial y protegen la salud cardiovascular.

Truco para conservar el alimento del otoño

Ahora bien, el champiñón es un alimento del otoño muy delicado, así que debes conocer una serie de consejos básicos para su conservación.

Existe un truco muy sencillo y para el que únicamente necesitas una bolsa de papel con el que los champiñones aguantarán mucho más tiempo en la nevera.

Este truco puedes aplicarlo con todas las variedades de setas y champiñones. Lo que debes hacer es guardar estos alimentos en una bolsa de papel para que se conserve la humedad y no se estropeen.

Guardar las setas y champiñones en una bolsa o en un envase de plástico no es una buena idea porque acumula humedad y favorece la proliferación de microorganismos que echan a perder estos alimentos.

¿Cómo conservar los champiñones?

Para conservarlos en perfecto estado durante el mayor tiempo posible, lo primero y más importante es comprar unos buenos champiñones. Aunque resultan muy prácticos a la hora de hacer diferentes recetas, es mejor evitar los champiñones laminados porque se oxidan antes, e incluso muchas veces ya están oscurecidos en la bandeja.

Los champiñones deben ser de color blanco, sin manchas, y tener la carne firme. Teniendo en cuenta que son muy delicados, lo mejor es comprarlos el mismo día que los vas a consumir, y justo la cantidad que necesites.

Si tienes que comprarlos antes o te sobran unos pocos, con el truco de la bolsa de papel puedes guardarlos varios días en la nevera. Recuerda que debes sacudir cualquier resto de tierra, pero sin lavarlos.

A la hora de cocinar los champiñones, debes pelarlos y cortarlos rápido, y cocinarlos justo a continuación. Si es posible, evita el uso de cuchillos metálicos. Utiliza mejor cuchillos de cerámica o de metal con recubrimiento cerámico.

El añadir unas pocas gotas de zumo de limón también es de gran ayuda para que los champiñones no se oscurezcan cuando los cocinas.


Source link

Looks like you have blocked notifications!

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba