Noticias Internacionales

Emmanuel Macron pidió explicaciones a primer ministro de Israel por caso Pegasus

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, llamó personalmente al primer ministro de Israel, Naftali Bennett, para asegurarse que el gobierno de ese país está “investigando adecuadamente” la revelación de que el mandatario podría haber sido seleccionado como objetivo para espionaje con el software Pegasus, fabricado por la empresa de cibervigilancia israelí NSO Group.

De acuerdo con un reporte publicado por el diario británico The Guardian, en la llamada Macron expresó al primer ministro israelí su preocupación porque su teléfono y la de una buena parte de su gabinete pudieran haber sido infectados por el ‘malware’ Pegasus.

De acuerdo con el rotativo, la llamada entre Macron y Bennett ocurrió el pasado jueves 22 de julio, sin embargo, el Canal 12 de Israel informó al respecto por primera vez la noche del sábado, después del final del Shabat, el día de descanso judío.

La oficina de Bennett se negó a comentar en torno a la llamada telefónica y al contenido de la conversación entre ambos líderes. Según el Canal 12, una fuente no identificada dijo que Bennett había enfatizado que los supuestos eventos ocurrieron antes de que asumiera el cargo en mayo, y que una comisión estaba examinando si las reglas sobre la exportación de armas cibernéticas de Israel como Pegasus deberían ser más estrictas.

El izquierdista partido Meretz, que participa en la coalición de gobierno, pidió al Ministerio de Defensa una “aclaración” sobre el tema, pero no se ha hablado de congelar las licencias de exportación o de una investigación sobre los estrechos vínculos de NSO con Israel durante el mandato del ex primer ministro Benjamin Netanyahu.

El ministro de Defensa de Israel, Benny Gantz, defendió las licencias de exportación para herramientas como Pegasus, bajo el argumento de que “los países que adquieran estos sistemas deben cumplir con los términos de uso”, que son únicamente para investigaciones criminales y de terrorismo.

El pasado jueves, el diputado israelí Ram Ben-Barak, ex subdirector de la agencia de espionaje Mossad, confirmó que el parlamento había “designado una comisión de revisión compuesta por varios grupos” para examinar si se necesitaban cambios de política con respecto a exportaciones cibernéticas sensibles.

Los funcionarios de defensa estadounidenses también han pedido a sus homólogos israelíes más detalles sobre las revelaciones “inquietantes” derivadas de ‘Pegasus Project’, informó el sábado el periódico israelí Haaretz.

Te puede interesar | Presidente francés Emmanuel Macron, en lista de objetivos de Pegasus desde Marruecos

El jueves pasado, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, exigió un “fortalecimiento” de los protocolos de seguridad. Al término de un Consejo de Defensa “excepcional” convocado por el mandatario a raíz de que se revelara que fue seleccionado como objetivo de Pegasus, Macron también decidió cambiar su teléfono celular y, por prudencia, también su número.

Según pudo confirmar la cadena de televisión francesa BFMTV, el equipo de Macron reemplazará uno de sus cuatro celulares. Hasta entonces, el mandatario tenía dos iPhones, un Samsung -cuya seguridad se ha mejorado- y un Teorem, un teléfono ultra seguro para presidentes.

Por ahora no se ha comunicado información sobre la marca del nuevo teléfono, pero es probable que se trate de uno de sus dos iPhones, cuya seguridad ya ha sido ampliamente cuestionada al margen del caso Pegasus, según el citado medio.

Macron ordenó el miércoles la apertura de una investigación en torno al caso y fuentes del Ejecutivo francés ya adelantaron el martes que la seguridad de los móviles del mandatario se configuró de la manera “más restrictiva posible” ante las sospechas de que pudiera haber sido espiado.

Asimismo, la Fiscalía francesa anunció la apertura de una investigación después de que varios medios de comunicación revelaran el domingo que periodistas del diario digital Mediapart, como Lénaïg Bredoux y Edwy Plenel, se encuentran entre los más de 180 periodistas objetivo de Pegasus, acciones que habrían sido llevadas a cabo de forma encubierta por diversos gobiernos.

Te puede interesar | Macron exige ‘fortalecimiento’ de protocolos de seguridad por revelaciones de Pegasus Project

El martes pasado, una investigación de ‘Pegasus Project’ reveló que uno de los teléfonos del presidente de Francia, Emmanuel Macron, que utiliza por lo menos desde 2017, apareció en la lista de números seleccionados como objetivo de espionaje por un cliente de Marruecos de la empresa de cibervigilancia israelí NSO Group.

No se sabe con certeza si las infecciones resultaron exitosas, pues ello solo puede determinarse al realizar un análisis físico de los dispositivos por parte de expertos. En un principio, para que funcionara la intromisión, se requería la colaboración de la víctima, que recibía un mensaje con un enlace malicioso. Al hacer clic, su teléfono quedaba comprometido por completo.

Pegasus podía entonces acceder a la cámara, al micrófono, a sus llamadas telefónicas, a sus conversaciones mediante servicios de mensajería, redes sociales y más. El software ha evolucionado y en la actualidad ya no requiere que el usuario realice ninguna acción para ser infectado.

De acuerdo con los datos examinados, el número de teléfono de Emmanuel Macron fue incluido en los registros consultados en marzo de 2019 por un cliente de Marruecos. NSO Group asegura que solo vende Pegasus a los gobiernos, para combatir la delincuencia organizada y el terrorismo. Sin embargo, las informaciones dadas a conocer por Pegasus Project, en el que participan 17 medios de 10 países, apuntan a que el país africano ha incluido como objetivos a decenas de periodistas, disidentes y políticos.

Un portavoz de NSO Group aseguró que ni Emmanuel Macron, ni el Rey de Marruecos, Mohammed VI ni el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Ghebreyesus, “no son, y nunca han sido, objetivos o seleccionados como objetivos de los clientes del Grupo NSO”.

El Gobierno de Marruecos rechazó el miércoles los señalamientos y denunció una “campaña mediática” contra Rabat, al tiempo que reclamó que se presenten “pruebas tangibles” sobre su participación en estas actividades.

La investigación en torno a esta herramienta fue dirigida por la organización francesa Forbidden Stories, con el apoyo del Security Lab de Amnistía Internacional y 17 medios de diez países, entre los que se encuentra Aristegui Noticias.


Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba