Noticias Internacionales

Encuentran muerto a Robert Card, sospechoso de los tiroteos en Lewiston, Maine

Robert Card, sospechoso de matar a 18 personas y herir a 13 en dos tiroteos en Lewiston, Maine, fue encontrado muerto este viernes, poniendo fin a una búsqueda de 48 horas que siguió al hecho de violencia armada más letal en la historia del estado, dijo la policía.

“Todo lo que podemos confirmar es que ha fallecido y habrá un comunicado de prensa”, dijo una portavoz del departamento de policía de la vecina ciudad de Lisbon.

ABC News, citando fuentes policiales anónimas, señaló que el sospechoso de 40 años fue encontrado muerto por una herida de bala autoinfligida.

El cadáver de Card fue hallado en un bosque cercano a la ciudad Lisbon, junto a un centro de reciclaje del que había sido despedido recientemente, informó CNN citando a una fuente de las fuerzas del orden.

Sospechoso de los tiroteos en un boliche y un bar

Se cree que el reservista del Ejército estadounidense abrió fuego el miércoles por la noche en un boliche bolera y luego en un bar minutos más tarde.

Los tiroteos y la prolongada persecución convulsionaron a la normalmente bulliciosa pero serena comunidad de Lewiston, un antiguo centro textil y la segunda ciudad más poblada de Maine.

La ciudad se encuentra a orillas del río Adroscoggin, a unos 56 km al norte de la ciudad más grande del estado, Portland, y a una distancia similar al suroeste de la capital de Maine, Augusta.

Sargento de reserva

Card, un sargento de reserva del Ejército de la vecina ciudad de Bowdoin, ha sido descrito por las autoridades como un instructor de armas de fuego capacitado que se desempeñó como especialista en suministro de petróleo cuando estaba de servicio en la base de reserva militar en Saco, Maine.

Agentes de la ley también dijeron que tiene antecedentes de enfermedad mental y que estuvo internado en un centro psiquiátrico por dos semanas durante el verano de 2023, después de lo cual fue liberado.

Pocas horas después de la masacre de la noche del miércoles, la policía difundió fotos de las cámaras de vigilancia de una de las escenas del crimen en las que aparecía un hombre con barba, vestido con una sudadera marrón con capucha y jeans, portando lo que parecía ser un rifle semiautomático.

Cientos de agentes buscaban a Card

En tanto, cientos de agentes de diversos organismos, desde la policía local y los ayudantes del alguacil hasta el FBI y los guardacostas estadounidenses, se unieron a la búsqueda.

Las autoridades canadienses, incluidos sus agentes de fronteras, estaban en alerta.

El rastro inicial de pistas condujo a Lisbon, a unos 11 km al sureste, donde la policía estatal de Maine encontró un todoterreno blanco que creían que Card había utilizado para huir y que estaba aparcado en un embarcadero del río.

Los registros públicos mostraban que era propietario de al menos una embarcación fabricada por Sea-Doo, empresa conocida por sus motos acuáticas.

Como parte de la búsqueda de Card, la policía rastreó las aguas del río Androscoggin con buzos y sonares el viernes, y envió equipos de agentes puerta por puerta por el vecindario en busca de pistas adicionales y posibles testigos presenciales.

Según el Ejército estadounidense, Card se alistó en 2002, pero nunca entró en combate.

Un boletín de las fuerzas de seguridad de Maine publicado el miércoles por la noche decía que Card “había informado recientemente de problemas de salud mental”, incluidas alucinaciones auditivas, y había hecho “amenazas de disparar contra la base de la Guardia Nacional en Saco”. (Reuters / Gabriella Borter)


Source link

Mostrar Mas

¿Ya viste esto?

Back to top button