Sabías Que

Estos son los que no tienes que comprar

Comprar limones en el supermercado o en la frutería es algo bastante común y muchas veces no lo pensamos, pero lo cierto es que es mejor fijarse bien en qué tipo de limones compras porque si los eliges más es posible que cometas un grave error. De hecho, las frutas y verduras no siempre son lo que parecen y basta un momento para caer en un paso en falso, comprando un producto que resultará de todo menos de calidad. Así que ten cuidado con los limones, y fíjate en estos porque estos son los que no tienes que comprar.

Los limones que no debes comprar

Hablando concretamente de los limones , existe una variedad que podría resultar tóxica, pero que es difícilmente reconocible en el supermercado. Entonces, veamos cuáles son estos limones que no comprar y cómo distinguirlos de los demás.

Comprar conscientemente no siempre puede ser fácil. Sobre todo cuando las frutas o los cítricos, como en este caso los limones, se presentan de forma impecable. Con colores brillantes y sin daños ni abolladuras. En realidad hay aspectos que pueden marcar la diferencia y que lamentablemente pocas veces tomamos en consideración pero que deberían ser algo esencial a la hora de comprar no sólo limones sino cualquier otra fruta.

Pero en el caso concreto de los limones, puede ser útil prestar atención a un elemento que puede que te sorprenda. De este modo, si vemos que en la etiqueta del producto aparece la frase «cáscara no comestible» o «piel no comestible», significa que podrían ser tóxicos y no comestibles. Estos limones son, de hecho, tratados con productos nocivos y químicos; por lo que la cáscara no es comestible. Productos químicos utilizados para hacer que los limones tengan una apariencia hermosa, pero a base de antifúngicos y antimoho.

Y no basta con lavarlos para eliminar estas sustancias, ya que son capaces de infiltrarse en la pulpa. Es un producto profundamente nocivo para el ser humano, pero que se sigue vendiendo porque se rechaza cualquier responsabilidad en la etiqueta, en la que se informa ese mensaje, que sin embargo no es tan evidente para todos o de hecho, no solemos fijarnos.

Suelen ser limones importados de otros países y por lo tanto más baratos . Pero no te dejes engañar por el precio y lee atentamente la etiqueta a partir de ahora. Es mejor comprar productos orgánicos que cuestan un poco más que comprar productos baratos de dudosa calidad.


Source link

Looks like you have blocked notifications!

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba