México

¿Funcionan Tocilizumab y terapias con células madre contra Covid-19? Cofepris responde

Roche reconoció que fracasó en su medicamento para tratar a pacientes graves con neumonía asociada al nuevo virus.

La Cofepris indicó que de acuerdo con resultados recientes, Tocilizumab “no ha mostrado eficacia para el tratamiento de la neumonía severa asociada a Covid-19”, por lo que recomendó a la población “usarlo únicamente bajo la prescripción médica y a la comunidad médica apegarse a las indicaciones terapéuticas previamente aprobadas por esta Autoridad Sanitaria”.

Roche reconoció esta semana que su medicamento no sirvió para tratar a pacientes graves con neumonía asociada al nuevo virus: “El estudio fase III COVACTA con Actemra® / RoActemra® (tocilizumab) no ha alcanzado su objetivo primario de mejoría en el estado clínico en pacientes adultos hospitalizados con neumonía grave asociada a COVID-19″. 

Asimismo, los objetivos secundarios clave, que incluían la diferencia en mortalidad en pacientes a la cuarta semana, no fueron alcanzados; sin embargo, hubo una tendencia positiva en el tiempo de alta del hospital en pacientes tratados con este medicamento.

“El estudio COVACTA no identificó ninguna señal nueva de seguridad para Tocilizumab. La compañía indicó que se requieren mayores análisis de los resultados del estudio para comprender totalmente los datos”, informó la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios.

¿Y las terapias con células madre? 

La Cofepris también aclaró que no ha autorizado ningún Protocolo Clínico que sustente tratamiento o terapia basados en Células Madre.

Y es que “en el entorno de la pandemia mundial provocada por COVID-19, internacionalmente han surgido gran número de terapias fraudulentas basadas en la aplicación de células madre, sin el respaldo de resultados avalados por estudios clínicos desarrollados, bajo rigor científico”.

Por lo anterior exhortó a la comunidad médica “a que no se emplee éste o cualquier otro tratamiento o terapia que se asocie a la cura de la enfermedad o síntomas provocada por COVID-19, que no cuente con los estudios clínicos concluyentes sobre los efectos positivos en la reducción o eliminación de la enfermedad o sus síntomas”.

Expuso que la aplicación de células madre desde hace varios años se encuentra en estudios para demostrar seguridad y eficacia en distintas terapias promisorias.

“El desarrollo de la investigación para la salud debe atender aspectos éticos y científicos que garanticen la dignidad y el bienestar de la persona sujeta a investigación y debe ajustarse a criterios técnicos y lineamientos claros para regular la aplicación de los procedimientos relativos a su correcto desarrollo, ser evaluada y aprobada por el comité de ética de la institución en la que se practica“, recordó.




Source link

Etiquetas

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

Noticias Relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Adblocker Detectado

Por favor desactiva el bloqueador de anuncios para poder ver el sitio.