Cine

Honeydew (2021) Reseña de la película |

Honeydew se siente derivado de principio a fin, sus elementos arthouse le dan un aura de falta de autenticidad a una pesadilla ya mediocre.

Un escenario inquietante pero familiar de una pareja que viaja hacia las cavernas rurales ahuecadas del Dust Bowl, flanqueada por sombras que bailan en la oscuridad. Cuando cae la noche, hay encuentros con personajes que evocan una sensación visceral de malestar, del tipo que insinúa un final espeluznante e inevitable para la larga noche. Tales atmósferas de pavor hacen pensar en películas como La masacre de la motosierra de Tejas y Liberación, ya que estos tropos han surgido como elementos básicos en el género de terror, habiendo sido utilizados en exceso hasta el punto de agotamiento. Esta ansiedad de influencia cuelga como un sudario oscuro sobre la obra de Devereux Milburn. Gotas de miel, que narra una historia tan antigua como el tiempo, aunque repleta de un diseño de sonido discordante y pantallas divididas insertadas innecesariamente. Gotas de miel se siente derivado de principio a fin, sus elementos arthouse prestan un aura de falta de autenticidad a una pesadilla ya mediocre.

Gotas de miel consolida sus preferencias estilísticas desde su marco de apertura, que intenta entretejer señales visuales cuidadosamente elaboradas en una tela alucinante de terror atmosférico. Hay un reproductor de casetes antiguo, un niño que devora bistec con huevos mientras debate la naturaleza del amor con celo religioso y una inquietante anciana con velo en un funeral. Estos elementos logran otorgar un toque atmosférico a los momentos iniciales de la película, que luego giran para emparejar a Sam (Sawyer Spielberg) y Rylie (Malin Barr), quienes parecen compartir una relación superficial desde el principio. Mientras Sam recita compulsivamente líneas de un guión en el baño de una gasolinera, Rylie mira videos sobre la degradación de los cultivos de trigo debido a un hongo tipo cornezuelo en el área que están visitando actualmente, ya que ella es una Ph.D. estudiante de botánica. Las cosas inevitablemente salen mal cuando el granjero local Eulis (Stephen D’Ambrose) echa al dúo de su campamento y una batería de automóvil descargada los obliga a buscar ayuda en la granja más cercana.

La pareja triste se acomoda hasta que llega la ayuda prometida por Karen (Barbara Kingsley), la aparentemente dulce y anciana dueña de la desolada granja. A pesar de emitir un aura de cálida hospitalidad, una especie de amenaza siniestra acecha debajo de cada movimiento de Karen, incluso cuando se la ve horneando pan espolvoreado con avena y chisporroteando filetes carnosos con judías verdes picadas. Sam es el primero en sucumbir a la calma del espacio, que está marcado por un televisor que reproduce los viejos dibujos animados de Popeye y Betty Boop, y la presencia de un hombre mudo y vendado llamado Gunni (Jamie Bradley), que parece ser el de Karen. hijo. La comida juega un papel fundamental en la trampa de Sam y Rylie, en la que el primero sigue una dieta restringida y libre de carne debido a su profesión, y el segundo sigue un estilo de vida vegano.

Sin embargo, estas preferencias dietéticas se abandonan de una manera casi salvaje por el paso del tiempo dentro de la granja, con Sam devorando vorazmente la cena de bistec de Karen durante un viaje nocturno al refrigerador, y Rylie devorando magdalenas en medio del restaurante. noche. Si bien Milburn logra crear una cantidad palpable de acumulación atmosférica, el diseño de sonido hace poco para aumentar la ansiedad, ya que comienza a sentirse rancio después de un tiempo. Los personajes centrales de la película actúan de formas totalmente alejadas del ámbito de la practicidad, como cuando Sam ignora repetidamente los signos reveladores de las señales sociales perdidas de Karen y las miradas vacías, junto con el comportamiento cada vez más ansioso de Gunni, repleto de gemidos guturales y convulsiones alimentadas por el miedo.

Aparte de esto, la incapacidad de Sam y Rylie para cuidarse el uno al otro frente al peligro los convierte en un objetivo más fácil para los antagonistas de la película, ya que parecen no tener absolutamente ningún respeto el uno por el otro incluso cuando están varados en medio de aguas extrañas. Un cameo desconcertante de Lena Dunham como la muda y amputada Dalila podría ser Gotas de mielEs el único elemento de sorpresa, ya que el resto de la trama se desarrolla de la manera que se espera de un terrorista terrorífico atmosférico con sangre y canibalismo.

Según las actuaciones, Kingsley es especialmente siniestra como la trastornada y con los ojos vacíos Karen, ya que es capaz de infundir una apariencia de calidez maternal con una sensación tangible de inquietud. Spielberg y Barr interpretan bastante bien sus respectivos papeles, mientras que Bradley logra evocar una considerable simpatía por el personaje torturado y atrapado eternamente de Gunni. A pesar de estos factores, Gotas de miel no logra eclipsar sus trillados tropos e influencias cinematográficas, lo que se ve agravado por el hecho de que elige terminar de una manera que es tremendamente predecible en términos de tramas de género. Considerándolo todo, Gotas de miel depende demasiado de sus inspiradores predecesores, y sus complicadas opciones de estilo no son suficientes para enmascarar la total falta de profundidad narrativa y personajes que vale la pena apoyar.

Gotas de miel estará disponible en formato digital / VOD el 13 de abril de 2021, cortesía de Dark Star Pictures. La película tiene 106 minutos de duración y no está calificada.

¡Cuéntanos qué te pareció la película en los comentarios!

Nuestra calificación:

1.5 de 5 (deficiente, algunas buenas partes)

  • Melaza (2021)Fecha de lanzamiento: 12 de marzo de 2021

Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba