México

Juez acepta revisar sentencia del ex gobernador Tomás Yarrington y podría quedar en libertad

Por Juan Alberto Vázquez

Luego de que el defensor Chris Flood y el fiscal James Sturgis presentaran una moción conjunta para una sentencia “enmendada” el juez Rolando Olvera de la Corte Federal del distrito sur de Texas, aceptó revisar el fallo que él mismo aplicó al ex gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington Ruvalcaba, quien con ese beneficio podría abandonar la prisión en las próximas semanas.

La petición de ambas partes recuerda que “en la sentencia, el Tribunal y todas las partes acordaron que la detención del Sr. Yarrington por este asunto comenzó el 9 de abril de 2017”, cuando fue arrestado en Italia de donde fue extraditado a Texas exactamente un año después.

En marzo de este 2023 Olvera aplicó una pena de 108 meses (9 años) al exfuncionario mexicano, la cual finalmente quedó en 8 años 8 meses según la fecha de salida (Dic 2025) marcada por la ficha actual del exfuncionario en el Buró de Prisiones, que presuntamente toma como punto de partida la detención del 2017.

Pero ahora tanto defensa como fiscalía quieren aplicar otra reducción que ya fue palomeada por Olvera, quien aún no aclara a cuánto ascenderá este nuevo recorte.

El argumento principal usado en la audiencia de marzo por el defensor Flood es que el exfuncionario tamaulipeco “fue puesto en confinamiento solitario” durante cinco años por el Servicio de Alguaciles donde lo designaron como reo “en peligro” y no como “peligroso”.

Ese régimen de aislamiento puede ahora favorecer su caso y acortaría su estancia en la penitenciaría de alta seguridad Thomson en la fría Illinois a donde fue enviado pese a que el juez concedió la sugerencia de Flood de que fuera remitido a FCI Bastrop, muy cerca de Austin, la capital al sur de Texas.

Y aunque en la moción ingresada hace un par de días en la corte texana Flood insiste en que se le debe contar tiempo de prisión cumplido a partir de abril del 2017, durante la audiencia de marzo donde sentenciaron a su cliente el litigante mostró sus verdaderas intenciones:

“Voy a sugerir esto, Su Señoría, si se toma la mitad de los 60 meses que ha estado bajo custodia protectora, entonces 30 meses debían ser quitados de la recomendación de 108 que emitió el gobierno, pedimos que se añadan 30 meses adicionales a su crédito” empujó el litigante quien al final aclaró sus cuentas: “Poniendo números a ese argumento, Señoría, eso haría una sentencia de 78 meses”.

De aceptarse esta petición, la pena quedaría en 6 años y 6 meses de prisión que ya se cumplieron en octubre de 2023.

Un largo proceso judicial

Tomás Jesús Yarrington Ruvalcaba fue gobernador del norteño estado de Tamaulipas entre 1999 y 2005. Como lo señaló la DEA y él mismo acusado aceptó años después ante un juez, fue sobre todo en ese tiempo que recibió sobornos por parte del Cártel del Golfo y los Zetas. “Esos fondos ilegales los blanqueó aquí en los Estados Unidos para mantener un estilo de vida muy lujoso”, dijo la fiscal Karen Betancourt en la audiencia donde lo sentenciaron.

“Con las ganancias mal habidas compró a su familia un condominio en South Padre Island (que pagó al contado al precio de 450 mil dólares); otro condominio en Port Isabel, pero además había lujosas casas en Mission, otras segundas casas en Austin, aviones, vehículos lujosos y una serie de propiedades de inversión en Brownsville, en South Padre Island, y en la zona de la Canterra de San Antonio”, remató la empleada del gobierno.

En México también se sospecha que Yarrington formó parte de la conspiración que ordenó asesinar en junio del 2010 a Rodolfo Torre Cantú, excandidato del PRI al gobierno de Tamaulipas. La SIEDO también halló que Yarrington presuntamente recibió más de 8.5 millones de dólares del Cártel del Golfo y del Cártel de Juárez en once pagos separados, con el objetivo de financiar su campaña para Gobernador de Tamaulipas en 1998.

De hecho el 16 de noviembre pasado Yarrington ganó un amparo para que un juez revise si la orden de aprehensión librada en su contra por lavado de dinero se encuentra o no vigente. Yarrington busca aclarar si ya prescribió la orden de captura en su contra por el presunto lavado de 12.7 millones de pesos y 450 mil dólares por la compra de tres inmuebles en México y Estados Unidos.

Pese a que en enero del 2012 la Procuradora General de la República, Marisela Morales Ibáñez, ordenara a los tres últimos gobernadores de Tamaulipas de entonces, –Manuel Cavazos Lerma, Eugenio Hernández Flores y Tomás Yarrington– permanecer en el país debido a las sospechas de sus ligas con cárteles de la droga, Yarrington Ruvalcaba se convirtió en prófugo a partir de ese año.

Tras cambiar de residencia y usar pasaportes y personalidades falsas, el exmandatario tamaulipeco fue detenido en Florencia, Italia en abril del 2017. Durante un año luchó arduamente por evitar su extradición, cosa que finalmente no consiguió. Al llegar a Texas aceptó colaborar que en su caso significaba “devolver” al gobierno estadounidense dinero en efectivo y propiedades.

Durante su sentencia el juez Olvera se lo aclaró: “Quiero hacer constar que he ejecutado una orden de decomiso en la sentencia que fue entregada al Tribunal”, manifestó.

“Como parte de eso, Juez, ¿ordenará entonces que la sentencia contenga la confiscación final de la propiedad de Windward en Port Isabel?”
“Así se ordena”, dictaminó el juez.

Finalmente, en julio de este año la propiedad fue decomisada a Daniel Sampayo, ex Secretario particular de Yarrington, y adjudicada a los empresarios Juan González Garza y Juan Manuel Garza, quienes tenían años reclamando haber pagado la hipoteca y los gastos del inmueble.

Durante el acuerdo de culpabilidad, Yarrington Ruvalcaba se comprometió a ceder el inmueble de Port Isabel, pero además a pagar una multa de no más de medio millón de dólares o el doble del valor de los instrumentos monetarios o fondos implicados en el delito de lavado que el gobierno estadounidense estimó que oscilaban entre 3.5 y 9.5 millones de dólares.

Sin embargo, y a pesar de darse a conocer la restitución a favor de los Garza, no se ha hecho público el monto de alguna multa o restitución que Tomas Yarrington haya aceptado pagar al gobierno. Tampoco se sabe hasta el momento cuando será que el juez Olvera (a quien le asignaron este caso ya muy avanzado en diciembre del 2021), emitirá su nueva sentencia o si inclusive la hará pública. Sin embargo, la amabilidad con que lo han tratado los fiscales que llevan su caso, mueve a la sospecha.

“Juez, creo que la libertad condicional va a sentirse más cómoda si pongo en el registro que el gobierno presentó una respuesta aceptando que los fondos no estaban relacionados con drogas”, defendió la fiscal Betancourt. Luego la empleada federal dijo que no debían aumentar las pautas de sentencia “si aceptamos que los fondos no eran parte de una situación de abuso de confianza”.

El acusado, por su parte, no hizo sino agradecer los favores recibidos.

“Hace seis años que vivo detenido, su señoría. Han sido seis años difíciles. Muy duros, muy duros. Tiempo de aislamiento. Tiempo de silencio. Tiempo de soledad. Pero también tiempo de reflexión. Tiempo de arrepentimiento. Tiempo de crecimiento espiritual. Tiempo para reunirse con Dios y buscar su perdón”, clamó Yarrington Ruvalcaba cuando le cedieron la palabra ya sentenciado.

Siguió el exgobernador de Tamaulipas: “El hombre que comparece ante usted, Señoría, no es el mismo que pisó la cárcel por primera vez hace seis años. He cambiado, y he cambiado a mejor. Hoy estoy más cerca de convertirme en el hombre que Dios quiere que llegue a ser.

Les pido disculpas a ustedes, al gobierno estadounidense, al pueblo mexicano y a mi familia. Pido disculpas por mi mala conducta”.

Este hombre que llegó a asociarse con los peores liderazgos de los Cárteles de los Zetas y El Golfo, como Osiel Cárdenas Guillén, ahora se halla cerca de recuperar su libertad.


Source link

Mostrar Mas

¿Ya viste esto?

Back to top button