EconomíaMéxico

La transformación del sector turístico hotelero a través del fondo europeo Next Generation EU


El sector turístico hotelero se transforma y lo hace a través de una fuerte apuesta por la eficiencia energética. Este cambio permite mejorar sus cuentas de resultados gracias al ahorro de costes y cuidar el medioambiente a través de la sustitución de calderas, el cambio de sistemas de iluminación y acristalamientos, la renovación de cubiertas o las actuaciones en el consumo de agua caliente. Algunas empresas incluso han impulsado el uso de energías renovables en sus instalaciones. Esta revolución requiere una inversión y su aplicación no resulta sencilla, pero las ayudas del fondo europeo Next Generation EU deben servir para llevarla a cabo.

La transición ecológica será clave en la recuperación de un sector que aún no ha alcanzado los niveles previos a la pandemia y que, ante la incertidumbre mundial, no espera hacerlo hasta 2023. “Existe un consenso generalizado en el sector con respecto a que la sostenibilidad, la digitalización y la competitividad son las grandes tendencias que van a transformar el modelo de turismo”, explican los expertos del Instituto de Turismo de España, conocido como Turespaña, el organismo público responsable de promocionar el país como destino turístico. Además, la crisis sanitaria ha acelerado este cambio.

José Guillermo Díaz, CEO de Artiem Hotels, que participará en el webinar El futuro del sector turístico hotelero: eficiencia energética y sostenibilidad, organizado a través de HUB Empresa de Banco Sabadell, enumera algunas de las medidas que está llevando a cabo la industria hotelera: la inversión en instalaciones de energía fotovoltaica, la eliminación de envases de un solo uso, la sustitución de botellas de agua por agua filtrada y tratada, el uso de tecnología LED de iluminación y la eliminación del papel en la gestión mediante la digitalización de los procesos.

Apúntate al webinar El futuro del sector turístico hotelero: eficiencia energética y sostenibilidad, con Pere Casas, director sector turístico de Banco Sabadell; Miquel Estelrich, sustainability Specialist Spain de Cushman & Wakefield; Albert Grau, partner Co-Head Hospitality Spain de Cushman & Wakefield; José Guillermo Díaz, CEO de Artiem Hotels, y Carmen Urraca, directora de Fondos Europeos de Banco Sabadell. Organizado a través de HUB Empresa de Banco Sabadell. Cuándo: 9 de marzo, a las 16:00.

Por su parte, el Grupo Iberostar, propietario de más de un centenar de hoteles, se ha comprometido a que sus edificios en España consuman este 2022 electricidad proveniente de energías renovables. Su objetivo es alcanzar la neutralidad de carbono en 2030.

La Unión Europea (UE) ha puesto en marcha un marco legislativo para reducir las emisiones un 55% para 2030 y lograr la neutralidad de emisiones en 2050. “Esto significa que para 2030, el 100% de los edificios nuevos deben tener cero emisiones netas de carbono en funcionamiento y, para 2050, todos los inmuebles nuevos y existentes deben tener cero emisiones netas durante su ciclo de vida”, explica Miquel Estelrich, consultor senior de sostenibilidad de Cushman & Wakefield, que también participará en el webinar.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.

SuscríbeteInvertir hoy para ahorrar mañana

Ramón Adillón, profesor del máster en Revenue Management de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), detalla que “si bien las medidas encaminadas a la sostenibilidad ambiental requieren una inversión inicial, una vez instaladas se reduce el impacto negativo sobre el medioambiente y disminuyen los costes”. Este experto destaca que la instalación de paneles se amortiza en unos años por el abaratamiento de la factura de electricidad. “Y en algunos casos por la probabilidad de vender la energía producida y no utilizada”, resalta.

Existe otro tipo de reacondicionamientos de gran calado como, por ejemplo, la mejora del aislamiento del edificio, que desemboca en un menor uso de energía tanto para enfriarlo como para calentarlo. Los hoteles pueden, además, aplicar pequeños cambios que consiguen importantes beneficios, como la instalación de reductores de flujo en los grifos. Conllevan un gasto pequeño y logran ahorros importantes en el consumo de agua.

Un ejemplo en pos de la sostenibilidad se encuentra en Baleares, donde se está apostando por la economía circular. “Algunos hoteles envían su materia orgánica a productores locales que la usan como abono para producir nuevos alimentos para el hotel. Esta circularidad, además de ayudar en la reducción de impactos medioambientales, crea empleo”, agrega Estelrich.

Ayudas europeas

El Consejo de Ministros aprobó en diciembre del año pasado la nueva regulación del Fondo para la Competitividad de las Empresas Turísticas (FOCIT), dotado con 565 millones de euros. Este fondo está dirigido a financiar, con préstamos, proyectos de empresas que mejoren la competitividad del sector turístico, en especial aquellos que contengan actuaciones de digitalización, accesibilidad, eficiencia energética y economía circular, tal y como destaca Carmen Urraca, directora de Fondos Europeos de Banco Sabadell, presente en el webinar. Es una partida proveniente del fondo europeo Next Generation EU.

Las comunidades autónomas canalizarán el acceso de las empresas a los fondos europeos, ya que serán las encargadas de convocar, tramitar y resolver las solicitudes y la Conferencia Sectorial de Turismo acordará el mecanismo para que las convocatorias y la tramitación de los expedientes se realicen de forma coordinada.

La unión de los grandes grupos

Roberto Torregrosa, director del MBA en Hospitality y Turismo de Ostelea, reclama que se den ayudas a las empresas que persigan el objetivo de la sostenibilidad. La industria hotelera representa alrededor del 1% de las emisiones globales, según la Organización Mundial del Turismo (OMT) y el transporte turístico genera el 5% de las emisiones. El Consejo Mundial de Viajes y Turismo, la Sustainable Hospitality Alliance y algunas de las principales cadenas hoteleras, como Grupo Barceló, Meliá Hotels International, NH Hotel Group y Radisson Hotels, entre otros, que en total suman 25.000 hoteles en todo el mundo, se han unido para lanzar una iniciativa que establezca una definición común de sostenibilidad hotelera.

La meta es crear una hoja de ruta llamada Marco Básico de Sostenibilidad Hotelera en la que se compartan experiencias, conocimientos, innovación y buenas prácticas. Se espera que esta iniciativa esté lista a lo largo de este año. El sector busca así soluciones que contribuyan a paliar las subidas en las tarifas de la electricidad, que se han disparado en la UE y en España por el encarecimiento del gas. “La descarbonización del sector está reduciendo los costes ante los altos precios de la energía”, afirma Javier García Cuenca, presidente del Instituto Tecnológico Hotelero (ITH).

La recuperación se pospone para 2023

Mejorar la eficiencia energética no es una tarea fácil. La industria hotelera aún no ha digerido el impacto de la covid-19, que produjo una caída de las pernoctaciones hoteleras del 73% en 2020, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). A pesar de que en 2021 el sector empezó su recuperación, con 172,2 millones de pernoctaciones, esta cifra aún está muy lejos de los 342,9 millones de 2019, según este organismo. “Las empresas invierten en la mejora continua de productos y servicios, pero el efecto en la cuenta de resultados ha sido demoledor y ha reducido enormemente esta capacidad de inversión”, añade Torregrosa. Las pequeñas y medianas empresas (pymes) hoteleras son las que principalmente están sufriendo los estragos. “Están intentando salvar el negocio y aún no han puesto el foco en la transición ecológica”, afirma Rocío Luque, sectorial Leader Next Generation EU en la consultora FI Group.

Para Albert Grau, uno de los directores del departamento de Hospitality España de Cushman & Wakefield, a su vez, presente en el webinar, ciudades como Madrid, Málaga o Sevilla ya están mostrando un buen comportamiento de llegadas de turistas. “Pero no veremos una recuperación total hasta 2023 o 2024″, agrega. La tendencia de recuperación, al menos hasta el estallido de la invasión rusa en Ucrania, era muy positiva. “Se preveía un verano en el que se podrían alcanzar niveles próximos a 2019″, afirman los expertos de Turespaña. Pere Casas, director del Sector Turístico de Banco Sabadell, que también estará presente en el webinar, destaca con optimismo: “Tanto a nivel nacional como internacional existen ganas de volver a viajar. En el contexto actual, aunque se mantenga un entorno de incertidumbre por la invasión de Ucrania, España se mantiene como un destino atractivo”. Además, Casas señala que para esta temporada, las medidas sanitarias serán similares a las de la pasada o incluso más flexibles, lo que favorece la reactivación del sector.

La incertidumbre que ha supuesto este conflicto se suma al aumento de los precios (la inflación en febrero se ha disparado hasta el 7,4%, una cifra no vista desde 1989), azuzados por el alza de los combustibles. Todos estos factores son obstáculos para la recuperación del sector. “Parece difícil que se alcancen los niveles de 2019 antes de 2023″, dicen desde Turespaña.

Puede interesarte: Banco Sabadell te ayuda a descubrir las claves del fondo europeo Next Generation EU


Source link

Looks like you have blocked notifications!

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba