México

Las mujeres adolescentes de España sufren menos violencia dentro de la pareja, pero más violencia sexual

Una adolescente con el portátil y el móvil en su habitación.
Una adolescente con el portátil y el móvil en su habitación.Europa Press

Las campañas de sensibilización de los últimos años parecen estar dando resultados a la hora de reducir la violencia de género que sufren las adolescentes, sobre todo la psicológica y la de control, dentro de la pareja. Sin embargo, sufren mayor violencia sexual. Esta es una de las conclusiones del estudio La situación de la violencia contra las mujeres en la adolescencia en España, promovido por la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género y presentado este viernes. Así, el 14,1% de las chicas de entre 14 y 20 años encuestadas se han sentido presionadas para realizar actividades de tipo sexual, casi la mitad de ellas han recibido fotografías sexuales (el 48%) o les han pedido (el 43,9%), y el 23,4% ha recibido peticiones de cibersexo.

El estudio se ha realizado con una muestra de 13.267 adolescentes de 14 a 20 años de 336 centros educativos de España, y compara la situación con la de los informes anteriores, de 2013 y 2010. Entre estos años, se produjo un incremento de la violencia de género en las parejas adolescentes que el estudio achaca al despegue de las redes sociales que transformó tanto la forma de relacionarse de los adolescentes como la de ejercer violencia. No obstante, a partir de 2013, algunas actitudes hacia las chicas, como “controlarla a través del móvil”, “usar sus contraseñas para controlarla” y “usar sus contraseñas para suplantar su identidad”, tuvieron menor incidencia a pesar de que el uso de las nuevas tecnologías es ahora mucho mayor.

La directora del estudio, María José Díaz-Aguado, de la Unidad de Psicología Preventiva de la Universidad Complutense de Madrid, explica que se debe a cada vez están más presentes en la sociedad los valores de igualdad. “Esto es muy importante porque aquellos que hablan de violencia de género con sus madres, padres o profesores, tienen muchas menos posibilidades de ser víctimas o ejecutores de esta clase de violencia”, aclara la catedrática. Los jóvenes se dan cuenta cada vez más de la violencia de género presente en las relaciones de pareja basadas en dominio y sumisión. Y también ha cambiado en estos años su percepción sobre mensajes erróneos tan instaurados en la sociedad tradicional, como que los celos son una expresión del amor o el mito de la media naranja, destaca Díaz-Aguado.

Las formas de violencia más comunes dentro de la pareja, según las chicas, son las de abuso emocional, ya sea insultar o ridiculizar, o el control abusivo (“decidir hasta el más mínimo detalle”), según dicen haber sufrido el 17% de las encuestadas. Como ya sucedía en 2010, siguen siendo más las que reconocen haber sufrido violencia que los que admiten ejercerla. Por ejemplo, solo el 3% de los chicos dice haber presionado para involucrar a una chica en conductas sexuales en las que ella no quería participar, frente al 11,1% de las que confesaron haberse visto en esa situación. Al preguntar por la relación con el chico que ejerció la violencia vivida, solo el 17% de las adolescentes afirma que es su pareja actual frente a casi el 21% de los varones.

Durante la presentación, la secretaria de Estado de Violencia de Género, Noelia Vera, ha celebrado la conciencia que hoy en día tiene la juventud respecto al machismo, a pesar de que los roles y estereotipos sexistas todavía tengan mucho peso. Un dato que preocupa a los expertos es que el 72% de los chicos y el 29% de las chicas dicen acceder a páginas pornográficas. La Delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, ha incidido durante el acto en la necesidad de seguir reforzando la educación sexual en las aulas. “Acudir a una pornografía cada vez más violenta y con cada vez más imágenes que son de sumisión de la mujer más que sexuales en sí, y utilizarlo como paliativos de la formación tiene efectos evidentes en el incremento de la violencia”, ha apuntado.

A Díaz-Aguado le preocupa especialmente el uso que los jóvenes dan a las nuevas tecnologías, con nuevos riesgos como el ciberacoso. El informe también refleja actitudes de exceso de confianza por parte de los adolescentes. Un 60% admitió haber dado el nombre de su colegio o instituto, mientras que un 33% de los adolescentes ha quedado con una persona que ha conocido a través de internet y un 13% ha colgado una foto suya de carácter sexual. “Hemos demostrado que podemos avanzar si toda la sociedad trabaja en la misma dirección, pero no podemos bajar la guardia”, ha advertido la autora.


Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba