Noticias InternacionalesPolitica

Los republicanos bloquean en el Senado la creación de una comisión para investigar el asalto al Capitolio de EE UU

La policía del Capitolio apunta a los manifestantes que asaltaron el Congreso de EE UU, el pasado 6 de enero en Washington.
La policía del Capitolio apunta a los manifestantes que asaltaron el Congreso de EE UU, el pasado 6 de enero en Washington.DREW ANGERER / AFP

La división del Senado de Estados Unidos se ha profundizado este viernes después de que los republicanos votaran en contra de crear una comisión bipartidista para investigar el asalto al Capitolio de simpatizantes de Donald Trump. Solo seis senadores republicanos apoyaron la iniciativa, dejando la votación final en 54 votos a favor y 35 en contra -nueve republicanos y dos demócratas se abstuvieron-. El ataque del pasado 6 de enero dejó cinco muertos, más de un centenar de policías heridos y muchas incógnitas sobre las causas y las responsabilidades de las autoridades y de las fuerzas de seguridad.

El proyecto de ley planteaba que el panel bipartito indagara en la “preparación y respuesta” de las fuerzas de seguridad, así como en “los factores de influencia que fomentaron el ataque a la democracia representativa estadounidense mientras participaba en un proceso constitucional”. La comisión habría tenido el poder de citar a declarar ante el Congreso bajo juramento a los involucrados; por ejemplo, a Trump, y realizar un informe para finales de año. La subsecretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, opinó que los senadores republicanos que votaron en contra de un proyecto de ley no cumplieron su juramento de apoyar y defender la Constitución.

Los republicanos argumentaron que una nueva comisión no va a proporcionar más información que las otras investigaciones que se están llevando a cabo. Tanto los comités de Reglas como de Seguridad Nacional en el Senado están llevando a cabo pesquisas sobre la respuesta al ataque por parte de la policía y la Guardia Nacional, pero ninguna de las investigaciones se está centrando en los hechos que incitaron a la insurrección.

Más información

El líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, criticó con dureza a sus compañeros republicanos. “Es una vergüenza que el Partido Republicano intente barrer los horrores de ese día bajo la alfombra porque le temen a Donald Trump”, sostuvo en el Capitolio tras la votación. También envió una carta a sus compañeros advirtiendo de que hará uso “del derecho de obligar al Senado a votar el proyecto de ley nuevamente en el momento apropiado”. “Los republicanos claramente anteponen sus preocupaciones electorales a la seguridad del Congreso y del país“, afirmó la líder demócrata de la Cámara de Represenantes, Nancy Pelosi, quién advirtió que su partido “procederá a encontrar la verdad“.

En las discusiones previas a la votación ambos partidos pusieron sobre la mesa el papel que podía jugar la comisión en las elecciones legislativas de 2022. Los republicanos alegaron que los demócratas querían usarla como herramienta política en los comicios, mientras que el partido de Joe Biden se quejó de que los conservadores hicieron el cálculo de que no les favorecería en las urnas. Además, los acusaron de primar la protección de Trump por sobre la seguridad nacional.

El ataque al Capitolio interrumpió la certificación de la victoria del demócrata Joe Biden sobre Trump, quien hasta el día de hoy insiste en la teoría infundada de que hubo fraude electoral en los comicios del pasado noviembre. El exmandatario publicó en un comunicado su rechazo a la legislación, calificándola de una “trampa demócrata”. Cuatro manifestantes murieron el día de la revuelta, y un policía del Capitolio que después las autoridades aclararon que falleció por causas naturales.

La molestia de los demócratas sobre la votación de este viernes se venía cosechando desde que el republicano Mitch McConnell, líder de la minoría en el Senado, dijo la semana pasada que iba a rechazar la propuesta, lo que cimentó el voto en contra del bloque, frustrando una vez más las iniciativas demócratas en la cámara alta, dividida en 50 y 50. Solo seis senadores rompieron las filas: Rob Portman, Ben Sasse, Mitt Romney, Lisa Murkowski, Susan Collins, Bill Cassidy. Para sacar adelante la legislación sobre la comisión se necesitaban 60 votos. La Cámara de Representantes había aprobado la normativa la semana pasada con el voto de 35 congresistas republicanos.

Cinco de los seis republicanos que rompieron filas en la votación, también lo hicieron cuando Trump enfrentó su segundo juicio político el pasado febrero por el cargo de incitación a la insurrección en el ataque al Capitolio. El Senado absolvió al republicano por 57 votos a favor del veredicto de culpabilidad (los 50 demócratas y 7 republicanos), pero no alcanzaron la mayoría de dos tercios (67) necesaria para la condena.

“La verdad es algo difícil, pero tenemos una responsabilidad al respecto”, sostuvo el jueves la senadora Collins, una de las republicanas más moderadas en el Capitolio. “No podemos fingir que no pasó nada malo o que la gente se puso demasiado nerviosa. Algo malo sucedio. Y es importante dejar claro eso“, agregó. Para presionar a los republicanos, Gladys Sicknick, madre de Brian Sicknick, el policía del Capitolio que colapsó y murió por un derrame cerebral después defender el edificio federal, sostuvo que no tener una comisión para investigar el ataque sería “una bofetada a todos los agentes que hicieron su trabajo ese día”. Cuando la radio NPR le preguntó por qué se conformara el panel bipartito, la mujer respondió: “Porque mi hijo está muerto y quiero saber por qué”.

Al comienzo de las negociaciones los republicanos se mostraron dubitativos, pero abiertos a crear un panel bipartidista compuesto por cinco miembros designados por su partido y otros cinco por los demócratas. Incluso los dos líderes de la comisión de los atentados del 11-S, el republicano Tom Kean y el demócrata Lee Hamilton, instaron a que se aprobara la legislación basada en el grupo de trabajo que lideraron después del ataque terrorista de 2001. Sin embargo, la postura de McConnell sepultó las negociaciones. Según los demócratas, no tenían razones para rechazarla, ya que aceptaron “todos [los cambios] que pidieron”, dijo el senador demócrata de Virginia Occidental, Joe Manchin.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región


Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba