México

Más de 2.700 millones de euros para reforzar la planificación familiar en el Sur Global


Los programas de salud sexual y reproductiva de los países en desarrollo, también de la ONU y las ONG, tienen un objetivo: que millones de mujeres tengan acceso a servicios de planificación familiar, información, atención sanitaria especializada y métodos anticonceptivos. La pandemia supuso la interrupción de muchas de estos planes, no solo porque los confinamientos para evitar la propagación de la covid-19 impedían también los desplazamientos de las usuarias a las clínicas y entidades especializadas, sino porque los fondos destinados a la salud y la cooperación internacional se focalizaron, especialmente entre marzo y mayo de 2020, en combatir al nuevo coronavirus, desatendiendo otras urgencias.

Pronto el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) dio la voz de alarma y se pusieron en marcha mecanismos de contención. Sin embargo, casi 12 millones de mujeres en 115 países no recibieron estos servicios el año pasado, lo que provocó 1,4 millones de embarazos no deseados. Esta semana, la batalla para garantizar estos servicios a la población femenina toma una nueva bocanada de oxígeno: el UNFPA y la Fundación Gates aportarán más de 1.500 y 1.200 millones de euros respectivamente a la Alianza Family Planning 2030.

El pasado jueves, en un encuentro virtual de relanzamiento de esta plataforma de países y organizaciones para la promoción de la planificación familiar, Melinda French Gates reflexionó sobre los logros conseguidos en los nueve años de recorrido de la alianza, creada en 2012. “Mucho ha cambiado desde que nos unimos para lanzar FP2020. Hoy, 60 millones de mujeres y adolescentes más eligen usar anticonceptivos que hace casi una década; es un gran progreso”. Pero si antes de la covid-19 elegir no tener hijos era una odisea para millones de mujeres, la pandemia lo complicó aún más. “Ha causado que millones de mujeres pierdan el acceso a métodos anticonceptivos y servicios de planificación familiar que, según nos dicen, ellas necesitan y quieren. Y que, francamente, se merecen tener”. Y añadió: “Las interrupciones en el cuidado maternal y del recién nacido han llevado a uno de los incrementos más drásticos de muerte materna y neonatal en décadas. Es trágico”.

La pandemia ha causado que millones de mujeres pierdan el acceso a métodos anticonceptivos y servicios de planificación familiar que, según nos dicen, ellas necesitan y quieren

Melinda French Gates

Por su parte, la recién nombrada directora de FP2030, Samukeliso Dube, remarcó que la planificación familiar “no solo se trata de llevar tecnología a un lugar, sino que las mujeres tengan el poder decidir”. El reto para los próximos 10 años, manifestó, es alcanzar a aquellas que todavía no pueden elegir por falta de información, de libertad (en muchos contextos son los hombres los que todavía deciden sobre ellas) o acceso a las herramientas específicas. ¿Cómo llegarán a esas mujeres? “La agenda se va a descentralizar y recaerá en los centros regionales en África, Asia y América Latina, para estar más cerca de donde están las necesidades. (…) La covid-19 nos ha mostrado la importancia de recalibrar. Estamos viendo que hay algunos puntos que hemos ignorado y que todavía hay mujeres que están muriendo”, explicó.

Lejos de quedarse en los discursos de las lamentaciones o los propósitos vagos, el foro reunió a líderes de algunos países beneficiarios del apoyo de FP2030 que también expusieron sus compromisos. En este sentido, destacaron siete países africanos.

Burkina Faso se comprometió para 2025 a “garantizar la disponibilidad y la accesibilidad de la información y de los servicios de salud reproductiva de calidad ajustados a las necesidades de adolescentes y de jóvenes en el 100% de los establecimientos de salud pública”, recoge el comunicado de la Alianza posterior al encuentro.

Por su parte, Etiopía comunicó que aumentará la financiación de los servicios de planificación familiar “al seguir destinando fondos del tesoro nacional y del fondo común de los ODS”. Con ello, pretenden reducir el embarazo adolescente de 12.5% al 7% para 2025 y al 3% para 2030. También prometió fondos propios Nigeria, con la asignación anual de un mínimo del 1% de los presupuestos nacionales y estatales de salud, equivalentes en conjunto a 25 millones de euros.

La planificación familiar, la anticoncepción, incluidos los servicios de posparto y tras el aborto, deben ser reconocidos como servicios de salud esenciales

Tedros Ghebreyesus, director de la OMS

“Aumentar sustancialmente la disponibilidad, calidad y asequibilidad de los servicios de planificación familiar con el objetivo de garantizar la disponibilidad de planificación familiar en el 90% de los puntos de prestación de servicios públicos para 2023″, expuso Guinea en la reunión. Mientras Kenia, aseguró que incrementará “su tasa de prevalencia de anticonceptivos modernos para mujeres casadas de 58% a 64%” y así reducir la necesidad insatisfecha de los mismos para todas las mujeres, de 14% a un 10%. En sentido, el plan de Tanzania es bajar la tasa de embarazo adolescente de 27% a 20% y facilitar el uso de anticonceptivos modernos para todas la población femenina que lo solicite. Un objetivo al que destinara, al menos, un 10% anual para 2030.

Finalmente, entre los países destacados por sus compromisos ante la Alianza FP2030, Uganda. Este país tiene el propósito de garantizar métodos modernos de contracepción para el 39,6% de las ugandesas para 2025, frente al 30,4% que actualmente tiene acceso.

“Esto eleva a 46 el número total de compromisos este noviembre de 2021″, subrayó la organización. “La pandemia ha demostrado la trascendencia de la salud y que los desafíos globales requieren soluciones globales. El lanzamiento de Family Planning 2030 es una oportunidad para expandir y mejorar nuestro trabajo colaborativo en planificación familiar que, junto con la anticoncepción, incluidos los servicios de posparto y tras el aborto, deben ser reconocidos como servicios de salud esenciales y críticos para reducir las desigualdades de género”, comentó el Tedros Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter, Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra ‘newsletter’.




Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba