Noticias Internacionales

Parte de un cohete de investigación sueco aterriza en Noruega, causando fricción

Cuando Suecia envió un cohete de investigación 155 millas en el aire a las 7:20 am del lunes, la expectativa era que aterrizaría en el mismo país desde el que había sido lanzado.

Las cosas no salieron según lo planeado.

La ruta tomada por el cohete TEXUS-58 en su regreso desde la gravedad cero al Centro Espacial Esrange fue más larga de lo previsto, y parte de ella cayó en paracaídas a 25 millas al noroeste de su objetivo original, en una cadena montañosa.

Da la casualidad de que resultó ser en Noruega. Y aunque nadie resultó herido, el percance fue suficiente para provocar unas raras fricciones diplomáticas entre los dos vecinos escandinavos.

La parte del cohete que cayó en el municipio de Malselv, en el extremo norte, aproximadamente nueve millas en territorio noruego, tenía unos 13 pies de largo y pesaba alrededor de 1,650 libras.

Tal aterrizaje fue “un incidente muy grave que puede causar daños graves”, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Noruega en un comunicado, informó la emisora ​​pública NRK. El ministerio calificó el episodio como una “violación fronteriza” y acusó a las autoridades suecas de no seguir el protocolo adecuado y de informarlo formalmente a Noruega.

La Corporación Espacial Sueca, propietaria del Centro Espacial Esrange al norte del Círculo Polar Ártico, dijo que estaba investigando por qué el cohete se desvió de su trayectoria esperada y estaba esperando más información.

“Esta es una desviación que tomamos en serio”, dijo Marko Kohberg, vicepresidente de servicios científicos del departamento de cohetes y globos en el Centro Espacial Esrange. “Todavía es demasiado pronto para especular sobre la causa”.

La Corporación Espacial Sueca agregó que tanto las autoridades noruegas como las suecas, incluidas las fuerzas armadas noruegas, fueron alertadas rápidamente sobre el aterrizaje según los protocolos desarrollados por los dos países.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Suecia dijo en un comunicado el miércoles que el gobierno tomó el asunto “muy en serio” y que se había comunicado con su homólogo noruego.

“El incidente está siendo investigado a fondo. Las autoridades suecas responsables están preparadas para proporcionar a las autoridades noruegas información sobre la investigación en curso”, dijo.

Una vez que formaron parte de la misma unión, los dos países disfrutan de una relación similar a la de hermanos y comparten estrechos lazos culturales, junto con una frontera. Los ciudadanos de cada país pueden vivir y trabajar libremente en el otro, aunque Suecia es parte de la Unión Europea y Noruega no.

Aunque está en funcionamiento desde 1966, la base sueca se convirtió en enero en el primer sitio de lanzamiento orbital del continente europeo, lo que genera esperanzas de que Europa desempeñe un papel más importante en la innovación espacial y comience a lanzar satélites en 2024. La base se utiliza actualmente para microgravedad e investigación atmosférica.

El centro, según Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, el brazo ejecutivo de la Unión Europea, podría ser “una puerta de entrada europea independiente al espacio”.

El cohete estaba realizando experimentos para un programa de la Agencia Espacial Europea que estudiaba la producción de combustibles libres de carbono y el misterio de cómo las partículas de polvo se transforman en estrellas en el universo.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Noruega advirtió al público que se mantuviera alejado del lugar de aterrizaje y agregó que los restos de tales cohetes pueden estar contaminados con combustible para cohetes u otros peligros.

El material transportado por el cohete para los experimentos, conocido como carga útil, fue recuperado en “buenas condiciones” y devuelto al centro espacial en helicóptero, dijo el miércoles la Corporación Espacial Sueca.


Source link

Mostrar Mas

¿Ya viste esto?

Back to top button