Sabías Que

puedes hacer esto con ellas

Las toallas son parte del textil de hogar esencial en todas las casas, pero lo cierto es que por mucho que las cuidemos van envejeciendo por lo que toca sustituirlas por otras nuevas. Sin embargo, el hecho de que tus toallas hayan perdido color o notes que ya no son tan suaves como antes, no implica que tengas que tirarlas a la basura. De hecho les puedes dar una segunda vida tal y como te contamos a continuación. Ideas para reciclar tus toallas viejas de una manera que nunca creerías.

Cómo reciclar las toallas viejas

A medida que vamos usando y lavando nuestras toallas, estas van perdiendo su suavidad y calidez original. Debido a la cal del agua que se deposita entre sus fibras, y al uso diario, se van quedando cada vez más rígidas pero ¿qué vas a hacer entonces? ¿tirarlas? No es necesario. Las puedes reutilizar como paños para usar cuando por ejemplo se nos derrama un líquido, pero no sólo eso, también puedes reciclarla de las formas más creativas.

Guantes de cocina

Puedes hacer que tus toallas se conviertan en guantes de cocina. ¿De qué modo? Pues muy sencillo, sólo tienes que coger un guante viejo y usarlo como plantilla para poder dibujarlo en un trozo de cartón. Luego cubres este con la toalla, que deberá ser gruesa y cortas dos piezas que puedas coser. Y en el caso que coser no sea la tuyo puedes cortar la toalla en piezas cuadradas que puedes doblar por la mitad y usar como protección para sacar las bandejas del horno.

Zapatillas de el baño 

Para no tener que pisar el suelo frío tras salir de la ducha, y no mojarlo, puedes usar una toalla convertida en zapatilla de baño. Para ello, usa la suela de un par de zapatillas que no uses y que te van a servir como plantilla. Luego recorta el trozo de toalla que se adapte a la suela de las zapatillas y fijas con pegamento. Esperas a que se sequen y las acabas uniendo con aguja e hilo.

Manopla de ducha

Otra de las ideas para darle una segunda vida a tus toallas viejas es la de convertirlas en una manopla para exfoliar la piel en la ducha. Para conseguir fabricar tu manopla, debes hacer lo mismo que para el guante de cocina, de modo que solo debes cortar dos piezas de toalla (a poder ser que sea áspera para que exfolie mejor la piel) y las coses para obtener así tu manopla.


Source link

Looks like you have blocked notifications!

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba