Sabías Que

¿Qué es el Neoclasicismo y cuáles son sus principales características?

¿Qué es el Neoclasicismo y cuáles son sus principales características? Repasamos qué fue este movimiento artístico del Siglo XVIII, que no solo influyó en la literatura, sino también en la pintura, la arquitectura y en todas las artes, como respuesta o contraste a las corrientes artísticas anteriores.

¿Qué es el Neoclasicismo y cuáles son sus principales características?

El Neoclasicismo es un movimiento artístico que se desarrolló en la segunda mitad de 1700 como resultado de la cultura de la Ilustración y la época de las grandes revoluciones presentándose como la antítesis de los excesos del arte barroco y rococó.

Entre las características del neoclasicismo encontramos el deseo de volver a lo antiguo para dar vida a un nuevo clasicismo; todo esto se ve favorecido por las excavaciones de Herculano y Pompeya que ofrecieron arquitecturas contemporáneas, frescos y objetos cotidianos de dos pueblos enterrados por la erupción del Vesubio en el 79 d.C y que alguna manera, difundieron la idea de que la perfección artística griega y romana era la única forma a imitar para restaurar una imagen de belleza y armonía.

El término Neoclasicismo, acuñado a finales del siglo XIX, se atribuyó en sentido peyorativo a un arte no original, frío y académico. Es sobre todo un redescubrimiento del mundo clásico , como afirma Johann Joachim Winckelmann, el más grande teórico neoclásico, que quiso subrayar los cánones de la armonía, la noble sencillez y la tranquila grandeza.

Para el movimiento neoclásico, la representación del alma, que es grande y noble, debe representarse solo en un estado de armonía, de reposo, representando así a los sujetos en el momento anterior o posterior a la acción.

Artistas neoclásicos

Además de Pompeya y Herculano, en ese momento se desenterraron otros sitios antiguos, como la Villa de Adriano en Tivoli, y muchas reliquias llegaron a Europa desde Grecia y se exhibieron en nuevos museos europeos como el Museo Británico y el Louvre, por ejemplo.

También se puso de moda todo lo que ha contribuido a la difusión de las reproducciones de arte clásico y las decoraciones al estilo pompeyano.

Roma y París fueron los principales centros de producción artística neoclásica , y Antonio Canova y Jacques-Louis David fueron dos grandes artistas de este movimiento artístico.

Antonio Canova fue el escultor más importante del neoclasicismo, cuyas refinadas estatuas encarnan la belleza ideal del mundo antiguo.

Nacido en Veneto, se formó en Venecia, pero casi siempre trabajó en Roma, donde pudo admirar desde una distancia corta y reelaborar el arte antiguo, sus mitos y su perfección anatómica.

Jacques-Louis David fue el principal pintor neoclásico, que no se limitó a recuperar formas antiguas, sino también ideales antiguos, como el valor del héroe que lucha por su país incluso a costa de su vida.

El artista también fue uno de los partidarios de la Revolución Francesa, amigo de Robespierre y más tarde partidario de Napoleón Bonaparte.

El neoclasicismo influyó en el estilo de una época y, por lo tanto, afectó no solo a la escultura y la pintura, sino también a la arquitectura, la literatura y la música.

La arquitectura neoclásica mira al pasado clásico con el objetivo de evocar y emular estructuras y de cánones griegos y romanos . La belleza de un edificio residía, de hecho, en la correspondencia entre estructuras, en la distribución planimétrica de las habitaciones y en su función. La inspiración es el estilo griego,  sencillo y grandioso, así como el romano, como se desprende de la residencia Kedleston Hall construida por el arquitecto Robert Adam , en cuyo interior elementos característicos de la arquitectura romana como las columnas corintias y semicolumnas, hornacinas y bajorrelieves. Además, se vuelve a aplicar la estructura del arco.


Source link

Mostrar Mas

¿Ya viste esto?

Back to top button