Sabías Que

¿Qué significó la Paz de Westfalia y cuáles fueron sus consecuencias?

¿Qué significó la Paz de Westfalia y cuáles fueron sus consecuencias?Muchos se preguntarán qué sentido tiene hablar de la Paz de Westfalia, firmada en octubre de 1648. El motivo radica en que la Europa Moderna se diseñó en Westfalia y por ello es fundamental conocer a los protagonistas y los términos de esta paz, que puso fin a la sangrienta Guerra de los Treinta Años.

¿Qué significó la Paz de Westfalia y cuáles fueron sus consecuencias?

Durante el Siglo XV Europa vivió un aumento del odio entre protestantes y católicos llevando a que en 1618 no hiciera falta mucho para encender uno de los conflictos más sangrientos de la historia, la Guerra de los Treinta Años, en la que participaron casi todos los estados:España, Francia, Alemania, Suecia, Dinamarca, Holanda, Suiza.

Una periodo de tres décadas en el que el odio entre católicos y protestantes nunca parecía no tener fin. Los ejércitos estaban agotados y los territorios habían sido saqueados y devastados.

Alemania, en cuyo suelo habían luchado seis ejércitos: alemán, danés, sueco, bohemio, español y francés, pasó de tener 21 millones a 13 millones de habitantes.

Pero toda Europa, devastada por saqueos, asesinatos, violaciones y epidemias, anhelaba la paz; también por la conciencia de que nadie podría ganar esta guerra.

Tras 5 años de negociaciones, en presencia de 150 delegados, en octubre de 1648, tras 30 años de guerra, se firmó la Paz de Westfalia que puso fin a la Guerra de los Treinta Años y gracias a la cual nació la Europa moderna en torno a la concepción de estados soberanos.

Esta Paz es de fundamental importancia para el conocimiento del nacimiento del Estado moderno no confesional.

La Europa nacida a raíz de la Paz de Westfalia

Con el desarrollo de los estados modernos que surgieron en 1648, nació una Europa geopolítica completamente diferente a la de 1618. Una Europa que en términos generales se parece a la de hoy, aunque Alemania e Italia deben esperar hasta el siglo XIX para imponerse la escena europea y sacuden el orden que los ha dejado al margen durante mucho tiempo. De este modo, el sistema geopolítico nacido de la Paz de Westfalia abarca casi toda Europa, incluida Rusia.

La Guerra de los Treinta Años, por tanto, generó un claro cambio en la geopolítica europea, con la regresión de los grandes imperios y la aparición de estados modernos, tal y como los conocemos en la Europa actual.

Debido al papel hegemónico que jugó el Viejo Continente hasta principios del siglo XX, la arquitectura de este tratado será indirectamente la de casi todo el planeta. Las reglas de buena conducta de los Estados, establecidas en esta ocasión, incluidas las que emanan del derecho internacional, definirán las relaciones internacionales hasta el final de la Primera Guerra Mundial, cuando Estados Unidos intentó establecer nuevos parámetros con la creación del primer organismo de seguridad colectiva mundial, la Sociedad de Naciones.

Las consecuencias directas de la Paz de Westfalia

La Paz de Westfalia tuvo cuatro consecuencias inmediatas.

  • La primera fue poner fin definitivamente al conflicto.
  • La segunda fue rediseñar el mapa geopolítico de Europa de modo que todo el territorio europeo abarcó el centro-sur (España, Sacro Imperio Romano Germánico-Austria) y el noroeste (Francia, Holanda, Gran Bretaña, Suecia).
  • La tercera fue establecer el principio de soberanía, cuyo resultado es un concepto fundamental de la política moderna: la razón de Estado. Esto significó que cada signatario se comprometió a respetar los derechos territoriales de los demás signatarios, sin interferir en sus asuntos internos. Así nació Europa como un continente formado por estados soberanos y se crea única ley sagrada de la política internacional durante tres siglos y medio. De ello se deriva, en principio, una mayor seguridad y una mejor estabilidad interna y externa, y, a pesar de todo, el mapa geopolítico trazado en 1648 seguirá siendo casi el mismo hasta el día de hoy, al menos en sus líneas generales, destacando el extraordinario trabajo realizado por el negociadores de paz.
  • La cuarta consecuencia se refería al plano religioso: se reconocían los mismos derechos jurídicos a católicos, luteranos y calvinistas, poniendo fin a la idea del cristianismo en la Edad Media: con Westfalia el concepto de una Europa cristiana se evapora en forma de monarquía universal gravitando alrededor del dúo Roma-Casa de Habsburgo.

A pesar del tratado de paz, el Papa Inocencio X se opuso enérgicamente a los acuerdos y los declaró nulos en la famosa bula «Zelo domus Dei», sin embargo el tratado ya estaba firmado y se había podido finalizar la Guerra de los Treinta Años y casi todas las hostilidades, de modo que se convirtió en la última gran guerra religiosa en Europa.

Las guerras, por supuesto, no cesaron, pero fueron motivadas por la política o la economía más que por la religión.

¿Cómo afectó la Paz de Westfalia a la Iglesia?

La Paz de Westfalia supuso un duro golpe al prestigio temporal de la Iglesia, que de hecho perdió en Alemania tres arzobispos y trece obispados con miles de iglesias, conventos y fundaciones piadosas.

En Roma se lamentó que el emperador Fernando III hubiera aceptado una paz tan seriamente ofensiva para la religión católica, pero la Guerra de los Treinta Años demostró que el estado papal fuera de sus fronteras ya no tenía voz.

Con la Paz de Westfalia se rompió para siempre el principio de unidad confesional dentro de un mismo Estado, que se quería mantener durante trece siglos, incluso por la fuerza de las armas y la represión interna.

Católicos y protestantes fueron equiparados ante la ley, salvaguardando los principios de tolerancia y libertad religiosa. De este modo, los tratados reconocen la igualdad de las tres grandes confesiones cristianas y las colocan al lado de los mismos derechos y la misma autoridad.

Los soberanos de los estados entendieron la importancia de separar los asuntos estatales de los asuntos de religión y fe.

Así surgió el concepto de estado no confesional que marcaría las constituciones de todos los estados modernos.

Podemos decir entonces que aunque los tratados de paz a menudo marcan un punto de inflexión en la historia, en el caso de la Paz de Westfalia fue algo especial. La firma de este acuerdo en 1648 marcó el final de la Guerra de los Treinta Años y marcó el nacimiento de la Europa moderna como continente de estados soberanos.


Source link

Looks like you have blocked notifications!

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba