Belleza

Tips para proteger el cabello del frío del invierno

Vivimos unos días en los que estamos pasando mucho frío e incluso hemos llegado a temperaturas bajo grado. Es importante que nos abriguemos bien con varias capas de ropa y un buen calzado, sin olvidarnos del pelo que puede sufrir muchísimo por culpa del frío. Veamos entonces diez trucos que nos servirán para proteger bien el cabello en lo que nos queda de invierno.

10 trucos para proteger el cabello del frío del invierno

proteger pelo frío

Al frío que hace en la calle estos días y que puede afectar mucho a la salud de nuestro pelo, se le suma el contraste con el calor que hace dentro de las casas, las oficinas o las tiendas en las que entremos a comprar, por lo que ese daño que le hacemos a nuestro pelo puede incluso aumentar.

Y es que aunque el daño al pelo suele asociarse solo al verano y al calor, también la bajada de temperaturas y la exposición a la calefacción estresan tanto nuestro cabello que provocan puntas abiertas y que el pelo se debilite por momentos. Además, es posible que estos días experimentes como tu cabello se vuelve más encrespado y rebelde.

Veamos entonces a continuación, algunos de los mejores remedios para proteger nuestro cabello en estos días de frío y durante el invierno.

Usa un sombrero o gorro

El primer consejo al que podemos recurrir para proteger el cabello de las bajas temperaturas invernales es llevar sombrero o un buen gorro de lana, con el que conseguirás salvar el pelo del aire seco, la humedad, el viento y la lluvia.

Sin embargo, dado que la lana, el algodón y otras telas también pueden hacer que tu cabello se rompa, te recomendamos que recojas tu pelo antes de ponerte el gorro e incluso que te coloques primero un pañuelo de seda para que el pelo no se rompa por mucho que lleves un gorro más grueso encima.

Corta el pelo a menudo

Otra forma de proteger el cabello del frío es prevenir la rotura de este y para ello, tendrás que cortarlo con regularidad. De hecho, es aconsejable que lo cortes cada 4-8 semanas para mantenerlo siempre saludables. Pero tranquila no nos referimos a que te hagas un corte extremo, bastará con cortar las puntas secas y abiertas.

No te laves el pelo con agua caliente

Al lavarte el pelo con champú, es aconsejable no utilizar agua muy caliente , incluso si en el invierno el frío puede resultar tentador. El  agua caliente, de hecho, tiende a hacer que el cabello se vuelva quebradizo y vulnerable a la rotura.

Será mejoro entonces que te laves el cabello con agua tibia y enjuaga rápidamente con agua fría pero no helada.

Evita el chorro de aire demasiado caliente del secador

Por supuesto, lo mejor es secar el cabello al aire libre. En invierno, sin embargo, puede resultar complicado, por lo que el uso del secador de pelo es inevitable. El secador de pelo con aire muy caliente, sin embargo, tiende a dañar el cabello y dejarlo seco y quebradizo.

Lo que puedes hacer, por tanto, es poner el secador a temperatura media, alternando chorros de aire caliente y chorros de aire frío. Por otro lado será también aconsejable evitar usar la plancha.

No salgas de casa con el pelo mojado

Muchas personas tienden a no secarse bien el cabello y a salir con el cabello aún húmedo o incluso mojado. Sin embargo, esto realmente daña nuestro cabello. De hecho, caminar al aire libre con el cabello aún húmedo podría congelarlo y hacer que se rompa.

Aplica una mascarilla protectora

Cuando el efecto del frío ya haya hecho sus estragos sobre tu pelo, haciendo que se vuelva quebradizo, lo único que hay que hacer es restaurar la humedad. Para ello, aplica una mascarilla a base de aceite para revitalizar instantáneamente tu cabello dañado. Puedes aplicar dos veces por semana una compresa de aceite de oliva o aceite de argán , aceite de ricino , aceite de coco , etc. En resumen, necesitarás usar uno de los aceites vegetales que pueden nutrir profundamente su cabello.

Usa el acondicionador una vez a la semana.

El acondicionador es más que aconsejable porque es capaz de reponer la humedad en el cabello y luchar contra los efectos de usar el secador de pelo, así como de la calefacción y de los vientos fríos.

Estos factores, de hecho, hacen que el cabello quede estático, por lo que puede ser necesario hidratarlo. El acondicionador sin enjuague, por lo tanto, crea una pátina protectora contra estos agentes externos y libera al cabello de la electricidad estática.

Evita lavarte el pelo frecuentemente

Lavarse el cabello con frecuencia no hace más que privarlo de los aceites naturales que ayudan a mantenerlo hidratado y protegido. Por eso, aunque te parezca bueno, el lavado frecuente es enemigo de nuestro cabello .

Intenta, por tanto, alargar el tiempo entre un lavado y otro , o utilice un champú seco durante unos días.

Usa un cepillo de cerdas naturales

Para limitar el efecto de electricidad en el pelo, también puede ser útil utilizar un cepillo de cerdas naturales. Esto, de hecho, tiene un poderoso efecto antiestático y por lo tanto ayuda a prevenir la rotura de tu cabello.

Recoge tu cabello o hazte una trenza

Y en el caso de que pases muchas horas en la calle, te recomendamos que te recojas el cabello o te hagas una trenza suave y lo protejas con un sombrero.

La trenza, de hecho, mantiene unido el cabello para que el frío no penetre en las fibras individuales, mientras que el sombrero ayudará a protegerlo de la humedad y las bajas temperaturas tal y como mencionamos anteriormente.




Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

Noticias Relacionadas

Botón volver arriba