BásquetbolDeportes

71-77: Una historia conocida para el Bilbao Basket

Este partido del RETAbet Bilbao ya lo hemos visto. Comienza mal, el rival pone mucha tierra de por medio, la victoria parece una quimera, los hombres de negro reaccionan, llegan con vida al último cuarto y la moneda cae del otro lado. Esta vez fue contra el Brose Bamberg (71-77) en la Champions League. Una competición que se pone cuesta arriba para los de Alex Mumbrú con el 0-2 que presentan. Aunque tampoco es el objetivo. Lo importante llegará el domingo frente al UCAM Murcia en la ACB.

Resulta complicado, por no decir casi imposible, levantar encuentros cuando el contrario se escapa de 18 puntos. Los inicios están lastrando en exceso. 26 puntos al descanso. El Bamberg puso un par de velocidades más, dando muestras de que tiene miras altas en la competición europea. La parte positiva, otra vez, fue la respuesta del RETAbet. Hubo partido hasta el final. Llevó las tablas al luminoso faltando cuatro minutos (65-65) y ahí se quedó. Quizás con un Bilbao Arena encendido…

Lockhart arrancó enchufadísimo, disparando a los alemanes desde muy pronto: 2-10, con 8 muescas fueron suyas. El Bilbao Basket, con Reyes recuperado y en el quinteto, buscaba por todos los medios a Balvin, sin embargo el que apareció en la pintura fue Kravish. 7-19 al final del primer cuarto con unos pésimos porcentajes en las filas locales. 2/8 en tiros de dos y 1/7 en triples. Todo siguió por los mismos derroteros en el segundo acto. El Bamberg alcanzó su máxima renta de la noche con el 15-33, no se intuía lo que estaba por venir después del descanso (26-41).

Los de Mumbrú se fueron metiendo poco a poco en el partido. Primero con Kulboka (33-43), aunque el lituano tuvo un día pésimo en la línea exterior (1/9). Se fue calentando la cosa. Los árbitros señalaron una técnica al banquillo del RETAbet y amenazaron con otra. Y luego entró en escena Moses. El visitante inesperado. Llevaba tres de los últimos cuatro encuentros sin jugar, con pie y medio fuera del club, y entró en ebullición para poner el 49-54, con 10 puntos casi consecutivos. Todo esto con el nuevo fichaje Goran Huskic siguiendo el choque en el palco, vestido con el chándal del Bilbao Basket. El pívot serbio llegará como cedido del San Pablo Burgos, la operación se hará oficial en las próximas horas. Está a expensas de que el jugador supere los pertinentes reconocimientos médicos.

Goran Huskic siguió el partido desde el palco. FOTO: Juan Echeverría
Goran Huskic siguió el partido desde el palco. FOTO: Juan Echeverría

El Bamberg puso un parcial de 0-5 de salida en el cuarto periodo (51-63). Parecía que ahí se despedía el RETAbet, pero no. Las réplicas de los MIB son infinitas. Los triples que no estaban entrando terminaron en el interior del aro (4/24 en total para los locales) y Serron dio un arreón para colocar un parcial de 14-2 y empatar la contienda a falta de cuatro minutos (65-65). Los tiros libres resultaron decisivos para los alemanes: dos de Fieler, otro de Lockhart y uno más de Halle después de una nueva técnica. Lo aderezaron con un triple de Fieler para una tacada de 0-7 en dos minutos (65-72). Tampoco se rindió entonces el Bilbao Basket, pero no había tiempo.


Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba