DeportesFutbol

Aprender el oficio asienta a Unai López en el Athletic


Es un jugador que está creciendo. Nos da ese fútbol que necesitamos en medio campo y ha aprendido el oficio. No solo vale con la calidad sino con el oficio: robar balones, presionar, trabajar, bascular… Lo ha aprendido, lo está haciendo bien”. Las laudatorias palabras de Gaizka Garitano tras el encuentro frente al Granada reflejaban por un lado el alto nivel de satisfacción del míster de Derio por el crecimiento de Unai López y por otro el estatus que está adquiriendo.



Apenas asomó en las alineaciones en el curso pasado con el entrenador vizcaíno y parecía que su futuro era más que incierto cuando se acercaba la presente campaña. Sin embargo, ha revertido su situación hasta el punto de haberse convertido en un habitual y este domingo ha completado su segundo partido. Y con buena nota.

En el Wanda

Evidentemente en el que jugó en el Wanda Metropolitano sus prestaciones no fueron las mismas, como le sucedió al resto del equipo rojiblanco. Ante los nazaríes, la película fue bien distinta. Ya no solo por el pase medido que ofreció a Yuri Berchiche para que anotara el de Zarautz el gol de la tranquilidad. También fue determinante en la conducción del balón y en darle poso a la medular, aunque en bastantes momentos estuvo sobrepasada por la presión andaluza.

Aunque no se trate ahora de ponerle por las nubes, lo que está claro es que está adquiriendo poso, soltura y confianza, hasta el punto de ir aprendiendo un oficio para el que no parecía destinado

Aun así supo sobreponerse y certificar que está ganado para la causa. Hasta el punto de que se puede contar con su concurso en más de una posición. En el tramo final del año pasado en los pocos partidos que jugó sacó a relucir su calidad en los centros desde la derecha, un recurso que tanto ha echado de menos Garitano en algunas ocasiones. Este domingo ante el Granada el míster vizcaíno lo movilizó a una posición más avanzada cuando San José en encargó de hacer malla en el centro de la defensa. Solo le falta una guinda para hacer más satisfactoria su labor y es que acierte en los disparos desde larga distancia, faceta en la que es el mediocampista que más se prodiga.

Aunque no se trate ahora de ponerle por las nubes, lo que está claro es que está adquiriendo poso, soltura y confianza, hasta el punto de ir aprendiendo un oficio para el que no parecía destinado un futbolista de corte técnico y creativo. Se ha reinventado con la ayuda del entrenador y empieza a tirar del carro.

Con calma

Con él el equipo progresa, pero aun con todo Unai López quiere ser comedido y evitar cualquier tipo de euforia. “Estamos en una dinámica muy buena, pero tenemos que saber mantener la calma. Hacía poco también llevábamos cinco partidos sin ganar y hay que seguir trabajando. Cuando las cosas se trabajan a veces salen”, decía en declaraciones recogidas por el club bilbaíno.

En Sevilla dispondrá de una buena ocasión para que su mando se vuelva a dejar ver. Ante el Betis podrá aumentar su carga de minutos, que asciende ya a los 765, más del doble que en la pasada temporada, cuando se quedó en los 326 en siete encuentros. En el presente ejercicio ha ascendido ya a los 11 y lo que te rondaré, morena. Con la falta de Muniain, Unai López es más necesario todavía.


Source link

Tags
Show More

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

Related Articles

Deja un comentario

Back to top button
Close