Tecnología

Argentina tiene uno de los planes de celular más caros y vale cuatro veces el precio uruguayo

Las conexiones a internet a través del celular son más importantes que nunca. En Argentina el uso de conexiones a internet está bastante difundido. Según datos del Indec, sobre el cuarto trimestre del año 2021, se calcula que hasta el 90,4% de los hogares urbanos tiene acceso a internet. Ademas, en el país, 88 de cada 100 personas usan telefono celular y 87 de cada 100 utilizan internet.

Sin embargo, de acuerdo a un nuevo relevamiento, no son todas buenas noticias. Las conexiones a internet, vía celular, siguen siendo caras en Argentina en relación con algunos países vecinos.

Según un reciente relevamiento de Statista, Uruguay tiene el internet móvil más barato de América Latina: 1 GB de datos costó solo u$s 0,27 en 2022, de acuerdo a los datos del organismo cable.co.uk , que analizó 5.292 planes de datos móviles en 233 países. 

Según los datos, luego de Uruguay aparece Colombia, donde el año pasado 1 GB costó u$s 0,49, y Chile  con u$s 0,51. Además, estos tres países son los únicos de Sudamérica que están entre los 50 que tienen los precios de internet móvil más baratos del mundo.  Mientras tanto, en México y Bolivia, en cambio, el precio de 1 GB es de u$s 2,23 y u$s 2,89, respectivamente. El informe resalta el hecho de que los tipos de cambio fluctúan con frecuencia en la región, lo que puede influir en la evolución de los precios a lo largo del año con respecto al dólar.

Mientras tanto, Argentina ocupa un lugar más bien en el piso del podio. 

En nuestro país el costo del GB de datos de conexión asciende a más de un dólar. Cada GB de conexión cuesta u$s 1,48, solo por debajo de Puerto Rico, Bolivia y México.

Según Dan Howdle, analista de consumo de telecomunicaciones que trabajó en el estudio, muchos de los países con precios más bajos tienen una “excelente infraestructura de banda ancha móvil y fija que permite a los proveedores ofrecer grandes cantidades de datos a precios baratos”. En otros países, las condiciones económicas dictan el precio, que debe seguir siendo bajo “para que la gente pueda pagarlo”. En los extremos más altos, en cambio, se ubican los países donde a menudo “la infraestructura no es muy buena pero también el consumo es muy pequeño”.


Source link

Mostrar Mas

¿Ya viste esto?

Back to top button