Artesanías y Pasatiempos

Cómo hacer jabón casero

Si ha estado en un mercado o farmacia últimamente, probablemente haya notado la repentina escasez de desinfectante de manos, jabón de manos y detergente. Como parte de nuestros esfuerzos colectivos para enfrentar COVID-19, todos hemos intensificado nuestro juego de limpieza y los límites en los suministros son un resultado natural.

Los Centros para el Control de Enfermedades de EE. UU. Recomiendan lavado frecuente de manos con jabón como una de las mejores defensas posibles contra el virus. Este es el enfoque básico para hacer su propio jabón en casa.

Ingredientes de jabón

La mezcla básica requerida para el jabón de limpieza común es algún tipo de grasa o aceite combinado con un álcali como la lejía. Hay muchos tipos de grasas y aceites, y el término lejía se ha aplicado a varios productos químicos diferentes a lo largo de los años (desde sus orígenes como ceniza de madera hace miles de años), por lo que esta combinación no está estrictamente controlada técnicamente. los Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU. define el jabón como «compuesto principalmente de sales alcalinas de ácidos grasos», que son el resultado final de combinar un álcali con grasas o aceites.

Hoy, la palabra lejía se refiere comúnmente a hidróxido de sodio o hidróxido de potasio en el contexto de agentes de limpieza (los dos son similares, pero requieren diferentes proporciones con respecto a otros ingredientes). Otros tipos de lejía tienen usos culinarios, pero los tipos de jabón pueden ser peligrosos de ingerir. FLos productos de jabón terminados no deben contener lejía, ya que el álcali se habrá combinado con los otros ingredientes durante el proceso, creando una nueva estructura química.

polvo para usar en jabón

Precauciones de seguridad

La lejía limpiadora es muy cáustica en su forma concentrada. Puede quemar agujeros en las telas, dañar gravemente la piel y causar graves peligros si se inhala. El equipo de protección adecuado y una buena ventilación del área de trabajo son cruciales para la seguridad.

Si le cae lejía en la piel, enjuague el área afectada con vinagre inmediatamente (la aplicación de agua puede empeorar el problema), luego aplique una pasta hecha de bicarbonato de sodio y agua purificada para neutralizar la lejía y aliviar las quemaduras. Mantenga siempre la lejía y otros productos químicos fuera del alcance de los niños y las mascotas.

Evite el uso de utensilios o equipos hechos de aluminio, estaño, cromo, zinc, magnesio, bronce, latón o cobre, ya que pueden reaccionar con la lejía en formas que pueden ser, en el peor de los casos, peligrosas y al menos corrosivas para sus utensilios de cocina.

No reutilice ninguno de los utensilios o recipientes utilizados para manipular lejía para ningún otro propósito.

Proceso de fabricación de jabón en caliente

Paso 1 – Medir

En dos tazones de metal separados, mida las cantidades preparadas de lejía y agua purificada. Use su balanza de cocina para asegurarse de que las proporciones sean correctas. Las diferentes grasas interactuarán con el hidróxido de sodio de forma ligeramente diferente, pero las proporciones aproximadas deben ser una parte de lejía por 2,35 partes de agua y 6,75 partes de grasa.

Como ejemplo, una receta requiere 20 onzas de lejía, 41 onzas de aceite de coco (calentado a un estado líquido), 47 onzas de aceite de oliva, 47 onzas de aceite de palma y 47 onzas de agua.

Otros ingredientes como la leche, el café, la avena y varias hierbas pueden darle a su jabón sus propios aromas y texturas, pero las proporciones cruciales desde una perspectiva química son el equilibrio de sus álcalis y grasas.

balanza de cocina antigua

Paso 2: revuelva la lejía en agua

Con cuidado y gradualmente, mezcle la lejía en el agua y revuelva la mezcla hasta que la lejía se haya disuelto por completo. Nunca vierta agua directamente sobre la lejía, ya que la reacción puede expandirse rápidamente. No permita que esta solución cáustica se derrame y tenga mucho cuidado al manipular el recipiente; la reacción química lo calentará al tacto.

Paso 3: enfriar (opcional)

Es posible que desee enfriar la solución de lejía debajo de un ventilador mientras prepara el resto de los ingredientes. Algunas recetas requieren combinarlos a temperaturas similares, pero lo importante es que todos los elementos están en estado líquido cuando los mezclas, ya que deben combinarse bien.

Paso 4 – Derretir grasas y / o aceites

Mide las grasas y / o aceites que pretendes usar y colócalos en una olla (una posibilidad es una olla de cocción lenta vieja que no usarás para otra cocción) y luego colócala a fuego lento hasta que se derrita por completo.

Paso 5 – Mezclar

Agrega la solución de lejía a los demás ingredientes y revuélvelos bien con una cuchara de metal. Después de la agitación inicial, use una batidora de mano o de varilla para combinar todo bien durante 5 a 10 minutos hasta que la mezcla alcance una consistencia similar a la de un pudín.

Paso 6 – Cocine

Tápalo y deja que el jabón se cocine a baja temperatura durante una hora. Resista la tentación de removerlo más enfocándose en preparar sus moldes de jabón.

Olla de cocción lenta crockpot en una encimera de cocina

Paso 7: preparación de moldes

Puede elegir entre una amplia variedad de formas simples o elegantes si está recogiendo algunos moldes nuevos, o usa utensilios de cocina viejos con los que se siente cómodo convirtiendo en equipos que solo contienen jabón. Si elige algo como un molde para pan, es posible que desee cubrirlo con papel pergamino, si está disponible.

Paso 8 – Endurecer y curar

Con cuidado, vierta la mezcla en el molde o moldes. Deje que el jabón se enfríe y se endurezca durante las próximas 24 horas antes de retirarlo y (si estaba en un recipiente grande) córtelo en barras del tamaño de un baño.

Si puede, guarde las barras en un lugar fresco y seco para que se endurezcan un poco más; algunas recetas requieren un curado de hasta un mes. Desde el punto de vista químico, el jabón está listo para usar ahora, pero puede ser más quebradizo o suave de lo que le gustaría.

Paso 9 – Rejilla (opcional)

Si está buscando un producto que pueda usar como detergente para lavar la ropa o para lavar platos, puede llevar un rallador de queso a su producto en este punto para hacer hojuelas de las barras.

Paso 10: Limpiar, etiquetar y almacenar el equipo

Todo el equipo que ha estado expuesto a la lejía debe enjuagarse y limpiarse a fondo antes de cualquier otro uso. Para obtener las mejores prácticas de seguridad, esto debería convertirse en su kit de fabricación de jabón y nunca volver a la circulación regular.

Agregar humectante y aroma

Cualquier jabón estándar resecará su piel con el uso repetido. Agregar humectantes como el aloe vera puede brindar cierta protección. Otros aceites esenciales como la lavanda o el aceite de alcanfor pueden agregar aromas atractivos, y algunos tienen fama de tener cualidades homeopáticas.

¡Mientras juegas con tus recetas favoritas, puedes dar un paso más y usar algunas hierbas de tu jardín para hacer tus propios aceites esenciales!




      Source link

      Neto

      Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

      Noticias Relacionadas

      Botón volver arriba

      Adblocker Detectado

      Por favor desactiva el bloqueador de anuncios para poder ver el sitio.