Limpieza Doméstica

Cómo quitar el óxido de las herramientas de metal

El óxido es una forma muy común de corrosión y se puede encontrar en cualquier lugar, por lo que es importante saber cómo quitar el óxido. Dado que el óxido puede afectar a casi cualquier objeto metálico, es necesario aprender más sobre los métodos de eliminación de óxido. La siguiente guía arroja luz sobre dos métodos de eliminación de óxido y sobre cómo evitar que se desarrolle nuevamente.

Paso 1: limpiar las herramientas

Antes de poder eliminar el óxido de las herramientas metálicas, es necesario limpiarlas primero. Debe eliminarse cualquier arenilla o suciedad. Enjuagar la capa exterior de la herramienta de metal puede eliminar parte del óxido que se ha acumulado sobre el área. Enjuague la superficie exterior de la herramienta de metal con agua caliente. Use un detergente para platos para quitar la grasa, la suciedad o las manchas.

Paso 2: use un cepillo de alambre para eliminar el óxido

Con un cepillo de alambre, frote la superficie exterior de la herramienta de metal. Asegúrese de fregar bien la superficie hasta que se elimine el óxido. Se recomienda encarecidamente utilizar un cepillo de alambre resistente.

Paso 3: enjuague la herramienta de metal

Después de restregar, enjuague la herramienta de metal con agua nuevamente. Compruebe si se ha eliminado todo el óxido. Repita el paso 2 si queda óxido.

Cómo quitar el óxido dentro de la herramienta de metal

Frote el óxido

Aplique suficiente cantidad de solvente o WD-40 sobre el interior de la herramienta. Con la lana de acero o el papel de lija, frote el óxido. El papel de lija debe aplicarse con fuerza y ​​con movimientos circulares minuciosos. Repita ambos pasos hasta que todo el óxido se haya eliminado por completo.

Consejos para prevenir la oxidación

Después de eliminar el óxido de varias herramientas de metal, es mejor aprender e iniciar procedimientos que pueden ayudar a prevenir el desarrollo de óxido. Los siguientes pasos deberían ayudar a prevenir el desarrollo de óxido.

  • Limpiar todas las herramientas de metal. Asegúrese de que toda la suciedad y las manchas se eliminen completamente después de su uso.
  • Antes de almacenar las herramientas, engraselas con un producto lubricante o aceite lubricante estándar.
  • El área de almacenamiento de herramientas de metal debe estar seca y bien asegurada. Es mejor almacenarlos en un lugar menos expuesto a elementos agresivos y otros componentes. Los principales precursores del óxido son el oxígeno y el agua, así que asegúrese de que las herramientas estén menos expuestas a estos elementos.

Aparte de las precauciones de seguridad, también existen diferentes técnicas que pueden utilizarse para retrasar el desarrollo de óxido. Los siguientes materiales son necesarios para estos pasos.

  • Bolsa porosa y arroz crudo
  • Desecante de envases electrónicos

Desecante

Trate de guardar el desecante que normalmente viene con el embalaje de los electrodomésticos. Esto se puede utilizar para cubrir las herramientas metálicas cuando no se utilicen.

Arroz crudo

Si no hay un desecante disponible, se puede hacer uno improvisado. Coloque una cantidad suficiente de arroz crudo dentro de una bolsa porosa o paquete similar. Las herramientas de metal pueden guardarse dentro de la caja y colocarse dentro de la caja de herramientas. Cuando el arroz crudo se humedezca, reemplácelo con un nuevo juego. Esto debería ayudar a mantener baja la humedad y evitar que se forme óxido en las herramientas.




Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

Noticias Relacionadas

Botón volver arriba
Nos gustaría mostrarle notificaciones de las últimas noticias y actualizaciones.
Dismiss
Allow Notifications