Limpieza Doméstica

Cómo quitar las manchas de óxido de los pisos de baldosas de cerámica

Las manchas de óxido en las baldosas de cerámica son antiestéticas y pueden ocurrir fácilmente en lugares donde el metal y la humedad se mezclan, como en el baño. No tiene que gastar una fortuna en rentar para que su mampara de ducha se vea bien nuevamente, incluso si está lidiando con manchas rebeldes. En su lugar, intente mezclar algunos productos domésticos para obtener algunos agentes de limpieza que deberían funcionar.

Paso 1: tome las precauciones de seguridad

Cuando trabaje con productos químicos o abrasivos, incluso los naturales, siempre debe asegurarse de protegerse primero. Evite que los limpiadores sequen su piel usando guantes de trabajo en todo momento y use ropa de trabajo prescindible para no tener que preocuparse de que sus buenas prendas se manchen.

Paso 2 – Mueva los objetos circundantes

Mientras quita las manchas de óxido de la loseta, su agente de limpieza puede esparcirse sobre otros objetos, arruinando los acabados y provocando decoloración. Para estar seguro, aleje todos los objetos cercanos del lugar donde está trabajando.

Paso 3 – Lavar

Llena un balde con agua y enjabónalo con detergente. Sumerja una esponja en el limpiador y comience a fregar el área manchada de óxido. Esto por sí solo no eliminará las manchas, por lo que solo frote lo suficiente para eliminar los residuos y los depósitos sueltos.

Enjuaga la esponja, remójala con agua limpia y limpia la superficie para eliminar el detergente. Seque la superficie con un paño limpio antes de dejar que se seque al aire el resto del camino.

Paso 4: mezcle una solución limpiadora y aplique

Para deshacerse de las manchas de óxido, debe preparar una solución de limpieza. Mezcle bórax con jugo de limón en proporciones iguales hasta obtener una consistencia pastosa. Levántelo con una espátula y extiéndalo uniformemente sobre el azulejo donde sea necesario. Asegúrate de no volver a tocar el área hasta que la mezcla se seque por completo.

Luego, use una esponja para limpiar la mezcla y enjuague la superficie con agua limpia.

Paso 5: prueba una solución de vinagre

En el caso de que el limpiador de bórax y limón no elimine el óxido por completo, se puede usar vinagre en otra solución. Mezcle partes iguales de vinagre y sal esta vez para obtener un tipo diferente de pasta que pueda aplicar. Deje este limpiador en el lugar manchado durante aproximadamente cinco horas antes de agregar agua caliente. Frote suavemente con una esponja. Tenga en cuenta que pueden pasar entre 10 y 15 minutos de fregado antes de que vea algún resultado.

Paso 6: use una solución lista para usar

En la tienda puede encontrar varios agentes de limpieza listos para usar. Estos agentes funcionan más rápido, pero contienen productos químicos, por lo que no son tan ecológicos y tendrá que asegurarse de cubrirse la boca y la nariz mientras los usa.

Paso 7 – Frote con piedra pómez

La piedra pómez es una gran herramienta que será útil al tratar de eliminar estas manchas de óxido. Puede usar uno de estos en lugar de solo una esponja si las manchas resultan rebeldes, ya que no rayará la superficie de cerámica.

Si sigue estos pasos, sus mosaicos se verán como nuevos nuevamente, pero como siempre, cuanto antes atienda un problema, más fácil será resolverlo.




Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

Noticias Relacionadas

Botón volver arriba