Deportes

Conquista mexicana Lady Mares el Lago Ness | Videos

Un inesperado mensaje lo cambió todo…

Una semana después de haber nadado por más de 24 horas continúas y haber sido obligada a claudicar a menos de 2.5 kilómetros de lograr el objetivo, Arleen González recibió  una segunda oportunidad de cambiar la frustración por la alegría de convertirse en la primera nadadora mexicana, y latinoamericana, que completa la travesía en el Lago Ness, la casa del mítico Monstruo Nessie, en Escocia.

El primer intento de cubrir a nado los 37 kilómetros, en línea recta, que separan Fort Augustus de Lochend, el pasado sábado 13 agosto, no tuvo el resultado esperado. Las malas condiciones atmosféricas, sobre todo, en la parte final de la travesía, fueron un obstáculo insalvable. Y llegó la orden, inapelable, de abandonar la misión a muy pocos metros de alcanzar la otra orilla. Frustración al máximo.

Siempre habrá otro día para intentar vencer al monstruo, se dijo. El consuelo sabía a poco para una guerra de las aguas abiertas. No tuvo que esperar mucho. El viento, finalmente, sopló a su favor. Y cuando menos lo espera, con las maletas hechas para regresar a México con el recuerdo de la “bonita experiencia”, salió el sol, las aguas se calmaron, al menos por unas horas, y Lady Mares estaba más que preparada para no dejar escapar la segunda oportunidad.

El sábado 20 de agosto, sólo una semana más tarde, Arleen recibió un mensaje del piloto Stewart Griffiths, guía y comandante de la embarcación que la acompañó en su primer intento.  El pronóstico del tiempo abría una ventana de 10 horas con condiciones óptimas para ponerse el traje de baño, colocarse los goggles y volver a desafiar a Nessie y su aliado climatológico. Esta vez las cosas iban a ser muy diferentes.

Dos consideraciones, o advertencias, antes de la nueva zambullida. Si las condiciones cambian y el nado se vuelve inseguro, el segundo intento sólo será “otro buen esfuerzo”. Y, no menos importante, la nueva travesía será contrarreloj.

Sólo tienes 18 horas para terminarlo, si en este tiempo no tocas la orilla (Lochend) en ese momento tendrás que abandonar el cruce.

Las cartas estaban sobre la mesa. ¿Estaba lista para jugárselo a todo o nada? Momento de tomar una decisión. Cónclave con los entrenadores Jorge Villegas y Armando Sánchez, así como el doctor, y hermano, Ursus González.

En la cabeza de todos, las preguntas golpearon con la fuerza de una tormenta: ¿era suficiente el tiempo de recuperación? ¿El cansancio mermaría su rendimiento? ¿Tendría  la fuerza para completar el recorrido en el plazo fijado?

La respuesta llegó, de igual manera, con la intensidad de un vendaval:

Me siento bien, no hay dolor y quiero volver a intentarlo.

No había más que hablar. Si alguien podría hacerlo es justamente la única mexicana y sí, latinoamericana, en completar los tres nados de aguas abiertas que comprenden la Triple Corona en un mismo año. ¿Año? ¡En sólo cinco meses! Isla Catalina a Los Ángeles, 32,5 kilómetros (junio); Canal de la Mancha, 33.7 kilómetros (agosto). Y Vuelta a Manhattan, 45 kilómetros (octubre). Todos en el 2016.

¡Nessie, prepárate! Suena la campana, Round 2.

Domingo 21 de agosto, 8:30 de la mañana. Sol, aguas en calma, viento ligero. Ideal. Un día perfecto para hacer un nado. Sólo un pequeño detalle. Al momento de partir, 10:07 de la mañana, la temperatura del agua era 13.7 centígrados. ¡Casi 8 centígrados menos que en las cristalinas aguas del Río Las Estacas, Morelos!

Frío, muy frío, para cualquiera, menos para Lady Mares, quien mantuvo el ritmo de brazada y patada a razón de 2.5 kms por hora, buen avance en aguas abiertas con condiciones no controladas. ¡No es una alberca!

Your browser doesn’t support iframes

Sin embargo, el viento a favor, anticipado por Griffiths, era un regalo adicional, pero temporal. Había que subir la intensidad del nado, para no tener contratiempos en la parte final.

Your browser doesn’t support iframes

Al divisar el Castillo Urquhart, Arleen había cubierto dos terceras partes del recorrido, 25 kilómetros, luego de 10 horas de haber iniciado el nado. ¡No huyas Nessie!

Your browser doesn’t support iframes

Tic, tac, tic, tac… Faltaban 12 kilómetros. El equipo de Arleen calculó seis horas más si mantiene el ritmo de nado. Está en el parámetro, pero no se podía forzar más la máquina a riesgo de quemarla.

Con la luna como testigo de la hazaña, nadadora y tripulación ingresaron al canal en Lochend, 34 kilómetros eran historia, sólo faltaban tres para alcanzar la anhelada “otra orilla” en toda travesía. Pero antes, hidratación, recuperar energía para el cierre.

A falta de 1000 metros, inició la fiesta. Últimos gritos de motivación. Y la luna se ocultó atrás de la montaña cercana, discreta, quizá celosa del protagonismo ajeno.

Your browser doesn’t support iframes

¡Arleen González lo había logrado!

Grupo de apoyo de Lady Mares:
Doctor: Ursus González
Entrenador: Jorge Villegas
Entrenador: Armando Sánchez
Fotografía: Raúl Bribiesca
Diseño: Viridiana Sa (diseñó)
Crew: Guadalupe Pérez
Crew: Tanya Salazar
Piloto: Stewart Griffith

(Con información de Arleen González y su equipo)


Source link

Looks like you have blocked notifications!

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba