CorrupciónMéxico

Debate sobre el uso recreativo de la marihuana y los funcionarios de Bonilla | Columnas políticas 03/12/19

“Hoy, la polarización todavía está en el terreno del discurso. Eso sí, brutalmente violenta y ruin, empapada de primitivismo en las redes sociales”, destaca El Financiero.

“Templo Mayor”, en Reforma:

“En tan solo un mes ya le estalló el primer escándalo de corrupción a Jaime Bonilla, quien tuvo que reemplazar al Oficial Mayor y a la secretaria de Bienestar social por acusación de moches. Sin embargo, a ver si no resulta peor el remedio pues el nuevo encargado de la administración en su gobierno es Héctor Mares Cossío, un viejo empleado suyo que también fue secretario privado de Carlos Salinas de Gortari. Y cuando Bonilla era funcionario en Estados Unidos, en la Junta de Agua  del Condado de Otay, el tal Mares casualmente obtuvo millonarios contratos. Y a cargo de los programas sociales de Baja California quedó Laura Torres, de larga militancia priista, así que sin duda le sabe a eso del clientelismo electoral”.

“Bajo Reserva”, en El Universal:

“Al interior del gabinete del presidente Andrés Manuel López Obrador, nos aseguran, hay opiniones encontradas sobre el uso recreativo de la marihuana. Por un lado están los que no ven con buenos ojos su consumo, como es el caso del titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), José Alonso Novelo, quien, nos dicen, considera que no hay evidencia científica suficiente que compruebe la utilidad en el uso medicinal de la planta de cannabis. Por otro, existe el grupo que apuesta a un uso responsable de la cannabis. En este lado, nos dicen se encuentran varios funcionarios del gabinete, uno de los más visibles es el comisionado nacional contra las adicciones, Gady Zabicky, quien, nos comentan, ha expresado que confía en que los mexicanos están para una regulación que permita un uso seguro. Vale la pena recordar que, opiniones aparte, la cannabis medicinal es legal en el país, y que la Suprema Corte emitió una sentencia que obliga a la Secretaría de Salud a expedir un reglamento que garantice el acceso a medicamentos de cannabis a los pacientes mexicanos, y que es la Cofepris quien tiene pendiente esa regulación. ¿Será que la opinión personal de su titular está retardando esa regulación?”.

“Frentes Políticos”, en Excélsior:

“Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, sugirió a coordinadores de legislaturas estatales implementar leyes propias sobre la amnistía, una vez que se apruebe en el Congreso de la Unión. Afirmó que será respetuosa de la configuración de los Congresos locales y no se buscará imponer ningún criterio que viole la soberanía de los estados. Meter ruido al debate no le conviene a la funcionaria. Por otro lado, cuestiona lo que están haciendo los gobernadores y los presidentes municipales en materia de seguridad y advierte que no dan resultados. Ningún gobierno estatal tiene ni los elementos ni el armamento para detener lo que sería una liberación de delincuentes en desbandada. Hay temas en la agenda en los que la secretaria Sánchez Cordero mejor debería mantenerse al margen. No abona”.

“Estrictamente personal”, de Raymundo Riva Palacio, en El Financiero:

“Hoy, la polarización todavía está en el terreno del discurso. Eso sí, brutalmente violenta y ruin, empapada de primitivismo en las redes sociales. Aquí no hay buenos y malos. Todos de los que participan en esa dinámica destructiva, son miserables. Y no parece que cambiará. ¿Para dónde vamos? Imagine la mañana siguiente a las elecciones presidenciales de 2024, en este clima de linchamiento e irracionalidad. Quien gane enfrentará a un bloque de personas llenas de odio, cultivado por la guerra de clases que la retórica oficial construyó. Un alto número de ellas, según las tendencias electorales, estará no sólo contra el proyecto contrario, sino quizás, fuera de las redes, se opondrá en las calles a la mano, a la victoria enemiga. Este es un escenario realista, dadas las condiciones en que vivimos. Si hoy creemos que la polarización nos arrolla, la pesadilla que viene, si no hacemos algo, ni siquiera la imaginamos”.

“Trascendió”, en Milenio:

“Mientras en Madrid los líderes del mundo buscan respuesta al cambio climático, en el Senado mexicano se prepara la firma de un acuerdo para que la industria nacional asuma compromisos para reducir y mejorar el manejo de residuos plásticos. Se perfila “un acuerdo de avanzada” tejido por Jorge Carlos Ramírez Marín con el impulso de Ricardo Monreal y el apoyo de Raúl Bolaños, Miguel Ángel Mancera y Xóchitl Gálvez, lo que significa que cinco partidos dejan de lado sus diferencias en un texto que estará firmado y adoptado por prácticamente toda la industria nacional hacia finales de esta semana”.




Source link

Show More

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

Related Articles

Deja un comentario

Back to top button
Close