USA

Dos jóvenes detenidos por dirigir una patera desde Argelia hacia las costas de Almería


Dos jovenes detenidos por dirigir una patera desde Argelia hacia

Dos personas han sido detenidas en Almería como presuntos patrones de una patera que fue localizada el pasado 16 de agosto tras dos días la deriva. La investigación realizada por la Policía Nacional ha establecido que dos de los ocupantes de la embarcación, en la que viajaban 14 personas, eran los encargados de utilizar los sistemas de navegación para llegar a su destino en la costa almeriense. Se trata de dos argelinos de 24 y 27 años que ya han ingresado en prisión, acusados de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros. En lo que va de año se han registrado ya una veintena de detenidos por los mismos motivos en Almería. Otros dos individuos fueron condenados en el pasado julio a cinco años y siete meses de cárcel tras ser arrestados el verano de 2020 en circunstancias similares.

El viaje de la patera comenzó en el atardecer del 14 de agosto, según fuentes de la Unidad de Extranjería de la Policía Nacional en Almería. El relato de los 14 migrantes que viajaban en ella —todos argelinos― indica que habían sido reunidos por una organización criminal días antes en un piso franco en la ciudad costera de Orán. Tras pagar 5.000 euros, 12 de los migrantes fueron llevados en coche hasta las playas de la ciudad de Ain El Turk, municipio de unos 40.000 habitantes a 20 kilómetros al noroeste. Tras una larga caminata hacia una zona rocosa, fueron recogidos por la embarcación fletada por la organización, de seis metros de eslora y dos de manga. “Es la zona de la que parten el 80% de las pateras que llegan hasta Almería”, aseguran fuentes policiales.

El bote contaba con un motor de 80 caballos, una potencia cada vez más habitual y que permite a las organizaciones criminales cubrir las 100 millas náuticas (unos 185 kilómetros) que separan el norte de Argelia de la costa almeriense en unas cuatro horas. Sin embargo, a unas 30 millas de España, el bote se quedó sin gasolina y sus ocupantes quedaron, sin agua ni comida, a la deriva durante dos días. Un buque mercante que los vio dio aviso para su rescate, que más tarde efectuó Salvamento Marítimo. Tras llegar a puerto y recibir la atención sanitaria por parte de Cruz Roja, la Policía Nacional realizó los trámites recogidos en la Ley de Extranjería e inició la investigación para conocer a los responsables de pilotar la barcaza.

Aunque los migrantes tenían órdenes de decir que manejaban el bote entre todos, las pesquisas consiguieron identificar a los dos responsables, ambos de nacionalidad argelina. Con 24 y 27 años, se habían encargado durante todo el trayecto de manejar la embarcación y los sistemas de posicionamiento para llegar al destino previsto, que en estos casos suele ser las playas entre Garrucha y Carboneras, al norte del Parque Natural Cabo de Gata. “Nuestra prioridad es que los migrantes tengan un trato correcto y, a partir de ahí, siempre intentamos averiguar quiénes son los responsables de estas mafias”, explican desde la Policía Nacional de Almería, donde subrayan que la mayoría de personas que llegan en estas embarcaciones a suelo almeriense suelen ir a pisos seguros, donde permanecen ocultos, para, más tarde, continuar su camino hacia Francia. “En España se quedan muy pocos”, afirman las mismas fuentes.

Trayectos más rápidos y de ida y vuelta

La llegada de pateras hasta Almería tiene su principal punto de partida en los alrededores de Ain El Turk. Fuentes policiales explican que en este municipio y en Orán abundan las pequeñas organizaciones dedicadas a organizar viajes ilegales hasta la costa de Almería. Lo hacen con una media de entre 10 y 18 pasajeros, que pagan entre 3.000 y 5.000 euros por el viaje. Los precios han ascendido recientemente —antes apenas rozaba los mil euros― debido a que las lanchas tienen mejores motores —con hasta 200 caballos― y, por tanto, las travesías son mucho más rápidas. Aunque el destino habitual sea una zona concreta al norte de Almería, a veces se desvían y acaban más al sur o hacia el norte, ya en la Región de Murcia. Los pasajeros suelen ser de origen argelino, aunque la presencia de ciudadanos marroquíes es cada vez mayor, según las informaciones policiales, que indican que en lo que va de agosto más de 20 pateras han llegado hasta las playas almerienses.

Una vez en la costa, los migrantes desembarcan y los patrones dan media vuelta sin tocar tierra para volver a la salida. “A veces también se suben personas aquí para viajar hasta Argelia”, subrayan fuentes policiales. Esta ruta de vuelta es la elegida generalmente por personas que tienen alguna alerta para su detención y prefieren utilizar estos trayectos pirata. “Son puntos donde saben que tienen pocas posibilidades de ser detectados. Tenemos claro que no localizamos todas las barcas que llegan hasta Almería”, insisten desde la Unidad de Extranjería de la Policía Nacional en la provincia andaluza, donde han efectuado una veintena de detenciones a patrones de pateras en lo que va de año.

La justicia, además, ha condenado recientemente a otros dos arrestados en agosto de 2020 a cinco años y siete meses de prisión como responsables de dirigir una embarcación con otras 13 personas a bordo desde Orán hasta Almería. Tienen 24 y 30 años y fueron detectados a 15 millas náuticas de la costa almeriense, pero lejos de detenerse aceleraron para llegar a la costa. Tras desembarcar a los ocupantes, los patrones dieron la vuelta a pesar de estar perseguidos por el Servicio Marítimo de la Guardia Civil. Finalmente, fueron arrestados y, ahora, condenados por la Audiencia Provincial de Almería.


Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba