BásquetbolDeportes

El coronavirus pone en peligro el proyecto ganador del Barça


La crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus va a tener una incidencia directa en la elaboración de la próxima plantilla del Barça de basket. La drástica reducción de ingresos obligará a contraer los presupuestos de los diferentes equipos profesionales, cuyos responsables ya han enviado una primera propuesta a la cúpula del club, que será la que adopte la decisión final al respecto. Según ha avanzado el periodista Marc Mundet, de RAC1, de momento la primera opción de la sección de basket es r
educir el número de fichas, que este año es de 15 jugadores senior y podría bajar hasta 13, y recortar gastos ordinarios como hoteles y desplazamientos. Sin embargo, no se descarta que haya que renegociar contratos si el club exige un esfuerzo mayor.



El FC Barcelona todavía está intentando cuantificar la desviación que la actual paralización del mundo del deporte va a provocar sobre el presupuesto de la actual temporada 2019-2020. Lo que sí que está claro ya es que será muy importante. Clubs como el CSKA Moscú o el Baskonia han cuantificado su descenso de ingresos en un 30% y alguno como el Maccabi incluso habla del 50%. En el Barça de basket la situación es diferente pues la sección apenas genera el 25% de lo que gasta (41,5 millones presupuestados este ejercicio) y depende de forma decisiva de los ingresos del fútbol. Con todo, las previsiones económicas a nivel de club no son nada buenas y el recorte parece que deberá ser importante.

Según el plan enviado por el manager Nacho Rodríguez al club, la idea es bajar el número de fichas y gastar de forma limitada en las pocas posiciones en las que hay que hacer movimientos. El Barça tiene a la mayoría de sus jugadores con contrato en vigor, por lo que su margen de movimiento no es muy grande. Se da por segura la marcha del base Kevin Pangos pero el resto de salidas no está tan claro. Ante Tomic, con el que el club no contaba hasta hace poco, ha revitalizado sus opciones de renovación tras el fracaso en la tentativa por fichar al pívot serbio Nikola Milutinov, que al final eligió el CSKA Moscú. Una renovación a la baja del croata también supondría un ahorro. Menos clara está la situación de Malcolm Delaney y Kyle Kuric. En principio el club quería quedarse con los dos pero ahora parece más factible la renovación del segundo, un jugador menos caro que el base.

Todos estos planes, sin embargo, están a expensas de que el club dé el visto bueno a la propuesta de presupuesto enviada desde la sección. Si la rechaza y se exige una rebaja mayor, al Barça de basket no le quedará más remedio que intentar renegociar contratos o cortar a jugadores con contrato en vigor. Hay que tener en cuenta que los tres jugadores con los que menos contó Svetislav Pesic el año pasado (Pau Ribas, Rolands Smits y Artem Pustovyi) tienen contrato garantizado o con cláusula de salida previa indemnización. Además, estos tres contratos están en la franja baja de salarios y el ahorro que supondría cortar alguno de ellos no sería determinante.

El problema para el Barça de basket es que los jugadores que más cobran son los puntales deportivos del equipo, caso de Nikola Mirotic, Cory Higgins y Brandon Davies, y plantear rebajas entre los cracks puede poner en riesgo el proyecto ganador diseñado el pasado verano.


Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba