USA

En los concursos de la televisión no se ven presentadoras


El estreno, la noche del viernes pasado, de El Desafío en Antena 3 (22,4% de cuota de pantalla, 3.302.000 presentadores) coronó un ciclo de nuevos concursos en lugares de la parrilla inusualmente estratégicos para las cadenas generalistas y en un plazo infrecuentemente corto. Había empezado en febrero de 2020, con El Cazador de La 1, seguido por el nuevo Pasapalabra en mayo en Antena 3 y Divididos, en La Sexta en diciembre. Todos esperan compartir rango con los títulos consagrados de sus franjas, como Boom, Ahora Caigo, La ruleta de la suerte o Saber y Ganar. Y la mayoría ya tiene como mínimo una cosa en común con ellos: sus presentadores son hombres.

Si bien Divididos lo conduce Luján Argüelles, Pasapalabra y El Desafío están en manos de Roberto Leal y El Cazador, de Ion Aramendi, de la misma que forma que ¡Boom! lo presenta Juanra Bonet, Ahora Caigo, Arturo Valls, La ruleta de la suerte Jorge Fernández y Saber y ganar, desde hace una eternidad, Jordi Hurtado. Si algo ha revelado esta nueva remesa de programas, es que el entretenimiento se ha convertido en tierra de hombres. “Para presentar un concurso se busca o bien alguien gracioso o alguien con mucha autoridad”, explica al teléfono Luján Argüelles, camino del plató de Divididos. “Ninguna de esas dos cosas parece estar relacionado con ser mujer. Y por eso, no nos contratan”.

No será por falta de pruebas de que las mujeres saben llevar un programa de éxito. El concurso de más éxito de la televisión española —en circunstancias muy diferentes a las actuales—, Uno, dos, tres… Responda otra vez, estuvo durante sus seis mayores años en manos de Mayra Gómez Kemp, quien también llevó La ruleta de la fortuna antes que Irma Soriano (ambas en 1990), Mabel Lozano (1991-1992) y Belén Rueda (1992). Nunca más ese programa, que hoy sigue en antena, tuvo presentadora (sí copresentadoras, un puesto donde es mucho más frecuente a mujeres). Pasapalabra lo estrenó Silvia Jato en el año 2000 y ahí estuvo hasta 2006: de nuevo, nunca una mujer volvería a ponerse al frente. Hay otros ejemplos (aquel 3×4 de Julia Otero, Waku Waku con Consuelo Berlanga y Nuria Roca, Password con Ana Milán, Dame una pista con Argüelles…), pero no tantos en tiempos recientes.

“El número de mujeres al frente del entretenimiento ha ido a peor. No me parece certero hablar de machismo, porque la televisión, más que machista, es masculina. La mirada que ofrece es muy masculina”, aduce la periodista especializada Mariola Cubells, que fue guionista de programas de entretenimiento. Esa mirada está en las cúpulas directivas también por parte de las mujeres. Porque las hay mandando en televisión, en la ficción, en el entretenimiento…”. Y sin embargo, hay una serie de inercias que permanecen inmutables, y que, si se descuidan, pueden dar resultados como el de estas temporadas. Por ejemplo, que los hombres proyectan más gracia o autoridad, como decía Argüelles, y que, como decía la periodista Alicia Gómez Montano, a los 40 años se desaparece de la imagen.

”Más que la cantidad que presentadoras, conviene mirar la calidad”, añade Carolina Pecharroman, editora de igualdad de RTVE. “En televisión se repiten siempre los mismos patrones, en esquemas corporales, sobre todo con las mujeres delgadas; en edades, incluso con el pelo, que siempre es liso”. Aquí Cubells es algo más explícita: “Yo siempre digo: si te fijas en la tele no hay mujeres feas. Feas de manual. Incluso, digamos, normales. No encontrarás mujeres homologables a los tíos muy normales que presentan informativos. El mensaje que se manda es tremendo”.

Precisamente porque RTVE tiene un portal de Igualdad, es fácil comprobar que el entretenimiento ha caído a la zaga de los informativos, donde los números de la pública cuadran de forma más razonable. En el último informe publicado, correspondiente a la temporada 2019-2020. La parida es casi total en el canal 24 Horas, donde, si se suman todos los turnos, salen 7 mujeres y 6 hombres presentando. En la suma de Telediarios y Deportes, la paridad es parecida. Lo mismo ocurre con los tertualianos y tertulianas. Los (hoy difuntos) Desayunos de TVE tuvieron en la última temporada 746 personas invitadas. 319 fueron mujeres y 427 hombres (un 43% frente al 57%). En la otra gran tertulia de la casa, La Noche de 24 Horas, hubo un 50,8% de mujeres en los debates en el mismo periodo de tiempo. Tras la llegada del coronavirus, se pasó a un 53,3% más de mujeres que de hombres.


Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

Noticias Relacionadas

Botón volver arriba
Nos gustaría mostrarle notificaciones de las últimas noticias y actualizaciones.
Dismiss
Allow Notifications