Sabías Que

Hacer ruido con la comida mejora la calidad del plato

La mayoría de personas que nos rodean y también nosotros mismos, se molesta mucho cuando alguien hace ruido al sorber por ejemplo una sopa, y aunque en otras culturas como la oriental, el hecho de masticar haciendo ruido es señal de alabanza hacia quien ha preparado la comida, en occidente es algo que sencillamente no se soporta. Sin embargo, una encuesta reciente parece haber probado qué implica el hacer ruido con la comida y al margen del debate si es algo de buena o mala educación, parece que nos permite mejorar la calidad de la comida.

Hacer ruido con la comida mejora la calidad del plato según un nuevo estudio

Está claro que la mayoría de nosotros odiamos a los que hacen ruido mientras comen, y aunque en Asia la costumbre de masticar y que se escuche se considera algo de buena educación, nosotros creemos todo lo contrario, pero ¿sabías que si comes y haces ruido consigues que el plato sea todavía más sabroso?.

Para demostrar esto, Josef Youssef, fundador y chef de Kitchen Theory, junto con Charles Spencer de la Universidad de Oxford, alimentaron a 207 participantes occidentales que tuvieron que degustar una sopa de verduras. El plato se servía en tazas o cuencos con cuchara y a dos temperaturas diferentes.

Los participantes, que preferían la sopa cuando se servía en una taza a cuando se servía en un cuenco, dijeron que el sabor era «más completo» cuando bebían la sopa haciendo ruido. «Los resultados revelaron que la sopa tenía un sabor significativamente más intenso cuando se sorbía, aunque los participantes también se sentían un poco más cohibidos » , dicen los autores del estudio publicado en la Revista Internacional de Gastronomía y Alimentos.

¿Por qué esta rareza? El gusto es un sentido limitado: nuestras papilas gustativas solo pueden percibir lo amargo, el dulce, lo salado, la acidez y el umami (un sabor que se encuentra en muchas carnes cocidas). Los otros sentidos, sin embargo, también forman parte de la ecuación, como la vista, el olfato y … ¡el oído! «Nuestro sentido del olfato está ahí para decirnos lo deliciosa que puede ser la comida «, dice Youssef.

El aumento de sabor, sin embargo, podría estar relacionado con otros factores. De hecho, beber de esta manera podría atraer más oxígeno a la boca, lo que podría cambiar ligeramente el sabor del plato . No es algo tan descabellado llegar a esta conclusión si tenemos en cuenta que los catadores de vino por ejemplo, a menudo aspiran aire al beber la bebida, ya que puede realzar el sabor de esta.


Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba
La Neta Neta Nos gustaría mostrarle notificaciones de las últimas noticias y actualizaciones.
Dismiss
Allow Notifications