DeportesFórmula 1

Hamilton sale líder de Hungría y Sainz salva 2 puntos ante Leclerc

Lo avisábamos el sábado. Con unos Mercedes tan superiores en el
GP de


Hungría de F1 2020
y con sus ‘hermanos’ de Racing Point a sus espaldas, tan solo la lluvia podía acabar con la procesión de carrera que se esperaba en seco. Y finalmente, el agua apareció en el trazado húngaro, aunque no lo hizo como muchos quisieran.



Lo hizo para animar la carrera al inicio, pero luego las nubes fueron demasiado tímidas. Avisaron mucho para prácticamente no hacer acto de presencia en una carrera que Lewis Hamilton ya tenía dominada para lograr su segunda victoria del curso y colocarse como nuevo líder del Mundial.

Hamilton, ganador del GP de Hungría de F1 2020
Hamilton, ganador del GP de Hungría de F1 2020

Mucho ruido y pocas nueves por parte de la meteorología. Y es que cuando sí descargaron con ímpetu, era demasiado pronto, antes de una carrera que si tuvo algo de emoción y locura fue en la salida, en la que la mayoría de pilotos tuvieron que arrancar con neumáticos intermedios y en la que Verstappen pudo salir ‘in extremis’.

Hamilton sale líder de Hungría y Sainz salva 2 puntos ante Leclerc 1


El holandés se chocó contra los muros en su vuelta de formación y sus mecánicos obraron el milagro de arreglarle la suspensión en poco más de 10 minutos en la parrilla. Lo consiguieron a contrarreloj y el neerlandés los premió en pista con una segunda posición que sabe a victoria para un Red Bull que no puede hacerle cosquillas a Hamilton.



Verstappen, en su vuelta de formación
Verstappen, en su vuelta de formación
Los mecánicos de Red Bull, llevando un alerón nuevo a pista para montarlo en el coche de Verstappen en la parrilla
Los mecánicos de Red Bull, llevando un alerón nuevo a pista para montarlo en el coche de Verstappen en la parrilla

Hamilton, sin rival; Bottas, mala salida

Hoy, Lewis Hamilton demostró el porqué tiene 6 títulos mundiales y es el gran favorito a hacerse con la corona este año ante su compañero Valtteri Bottas: en las situaciones clave es muy fiable. La salida era uno de aquellos momentos en los que el de Stevenage debía marcar la diferencia, y vaya si lo hizo, beneficiado además por el regalo prematuro que le hizo su compañero Bottas con un arranque horroroso que le relegó hasta la sexta plaza.

El piloto nórdico no podía arriesgar mucho ante Hamilton, consciente de que se juega la renovación con Mercedes, pero de ahí a protagonizar tal desastre en los primeros metros, va un trecho. Y cuando a una bestia competitiva como Lewis se le da un ‘caramelito’ así, no suele desaprovecharlo. El británico se dirigió sin preocupación hacia su triunfo número 86, a solo 5 del récord que ostenta Michael Schumacher como piloto con más victorias de la historia de la F1.

La lluvia no llegó

El inglés no tuvo rival en pista. Puso neumáticos de seco cuando pudo y se dirigió sin oposición hacia la victoria. Lo hacía sin arriesgar lo más mínimo. No lo necesitaba. Su coche seguía siendo superior incluso a medio gas. En ese contexto, la única emoción estaba en conocer si la lluvia podía aparecer en pista para cambiar la carrera. Así, la estrategia del 6 veces campeón del mundo era clara: crear el mayor hueco posible sobre Verstappen para que en caso de fallar con la estrategia, poder enmendarlo.

Incertidumbre por el agua

Todo el mundo trataba de aguantar en pista con los neumáticos de seco al máximo. Tan solo el Ferrari de Vettel, lejos de la cabeza, se adelantaba a la desesperada en su segunda parada viendo claramente que si llovía lo haría con muy poca fuerza. De perdidos al río, debieron pensar los de Maranello, a los que le salió bien su estrategia. Solo ello permitió al alemán terminar en la sexta posición al volante de un coche rojo que mejoró este fin de semana pero que sigue estando lejos de donde debería. Pero lo pasó Leclerc con el coche del ‘Cavallino Rampante’, finalizando 11º.

En la cima, Verstappen, con su Red Bull, no podía ni pensar en acercarse a un Hamilton que cada vez era más ganador. Más todavía cuando las predicciones de lluvia se iban posponiendo de 5 minutos en 5 minutos hasta que el agua apareció en forma de unas cuantas gotas a mitad de carrera. Lo justo para saludar a los pilotos y dejar paso al sol de Hungaroring. Bajo él y las tímidas nubes, Lewis se impuso a una mano ante Max y un Bottas que se rehizo durante la carrera gracias a la superioridad de su coche y una mejor estrategia que Stroll y Racing Point.

Stroll, con la miel en los labios

El canadiense salió segundo pero su equipo pecó de ‘novato’ en posiciones de cabeza ante la mejor escudería. Mientras que Lance trataba de aguantar en pista lo máximo posible por si llovía, Mercedes se adelantó parando a Bottas, seguros de que el agua no cambiaría la carrera. Así, el finlandés superó con un ‘undercut’ de libro a un Lance que finalizó cuarto con un buen ritmo.

El otro Racing Point, el de Pérez, sufrió al inicio con una mala salida con la pista mojada y finalizó séptimo tras un Albon
que sigue lejos de Verstappen con el Red Bull, terminando sexto.

Hamilton, ‘Grand Chelem’

Valtteri puso algo de picante al final tratando de ir a por Verstappen con neumático más nuevo tras su tercera parada, pero el holandés aguantó bien la posición. También interesnate estuvo la batalla por el punto extra de la vuelta rápida entre el finlandés y Hamilton, pero el inglés se había generado una distancia tal con su ritmo que pudo incluso entrar a boxes al final, colocar el neumático blando e ir a por la vuelta rápida. ‘Grand Chelem’, (pole, victoria, todas las vueltas lideradas y vuelta rápida), el séptimo de su carrera deportiva, colocándose a uno del récord de 8 de Jim Clark.

Y es que Hamilton, como apuntó la propia F1, ha liderado más vueltas en Hungría que toda la parrilla unida en un circuito en el que ha logrado 8 victorias, claro dominador en un trazado idílico para el inglés.

Sainz bate a Leclerc y es 9º

Carlos Sainz no tuvo suerte. Ni la estrategia, ni un pit stop, ni la lluvia le acompañaron en esta tarde de domingo en Hungría. El español arrancaba noveno y la pista mojada del inicio le permitía arrancar con intermedios, anulando así la desventaja inicial con la que partía respecto a Ricciardo y sus perseguidores, que podían arrancar desde más allá de la 10ª plaza con libertad de elección de gomas.

El español salió bien, con un arranque decidido, pero los Ferrari le frenaron por el interior de la curva 1 y le impidieron ganar más posiciones. El español era octavo, pero su parada volvió a hundirle. En Estiria perdió la quinta plaza por un mal pit stop de su equipo, pero en el Hungaroring, no fue culpa de su conjunto y sí de “las circunstancias”, como aclaró el español. Y es que desde delante de su box no podía reincorporarse a la calle de boxes ante la gran cantidad de coches que pasaban. No tenía hueco para entrar a pista de nuevo y ello le hizo perder muchas plazas. Además, de propina se llevó también un toque de Latifi en la calle de boxes, volviendo a pista en el 12º lugar.

Carlos Sainz, perjudicado en boxes
Carlos Sainz, perjudicado en boxes

El español presionó entonces a Ricciardo, pero en un circuito tan difícil de adelantar, tras mucho intentarlo, se mantuvo a una distancia prudencial para reservar neumáticos con la mente puesta en la lluvia. Sus rivales empezaban a parar viendo claramente que no sería necesario poner neumáticos de mojado, mientras que el madrileño se mantenía en pista esperando un ‘chaparrón’ que le hubiera permitido soñar. Llegó a ser sexto al mantenerse en pista y el agua le hubiera sabido a gloria, pero la lluvia no llegó y Carlos tuvo que parar a boxes de nuevo, saliendo en la 11ª posición.

Ahí, empezaba su cacería: Si quería salvar un punto de Hungría debía ir a por Leclerc. Carlos montaba el mismo neumático que el monegasco, el duro, pero 20 vueltas más joven. Y ahí, el español se puso el cuchillo entre los dientes y fue a por el que el año que viene será su nuevo compañero en Ferrari. Y cuando llegó a su estela, no se lo pensó dos veces, metiéndole un tremendo hachazo y aprovechando la ocasión para enviarle un ‘mensajito’ de cordialidad de cara al próximo curso. Finalmente, una sanción de 10 segundos a Magnussen le entregó la novena posición.

De esta manera, tras una difícil carrera, ‘Chili’ pudo salvar dos puntos muy complicados y trabajados, algo que no pudo hacer un Norris perjudicado por un muy mal arranque.

CLASIFICACIÓN FINAL DEL GP DE HUNGRÍA DE F1 2020

Clasificación final del GP de Hungría de F1 2020
Clasificación final del GP de Hungría de F1 2020

Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

Noticias Relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Adblocker Detectado

Por favor desactiva el bloqueador de anuncios para poder ver el sitio.