DeportesFutbol

“He notado que la gente me mira diferente”

Robin Le Normand (Pabu, 1996) es de esos tipos que gana en las distancias cortas. Correcto, amable y sonriente, deja patente que es un futbolista que vive con los pies pegados al suelo. Tiene interiorizada una cultura del esfuerzo que le ha convertido en un jugador importante para Imanol, el principal culpable de que hoy la Real tenga a un central de garantías.

¿Qué tal las vacaciones?

Muy bien. Me fui a ver a la familia, que hacía ocho meses que no la veía. Además he podido desconectar, que era lo que necesitaba porque tenía cansancio mental después de tantos partidos.

¿Valora más el ver a la familia que el viajar a otros países y perderse?

Bueno, me he movido porque he ido a visitar a amigos que tengo en París, en Marsella, así que he viajado bastante. Necesitaba ver a la gente que quiero y disfrutar con ellos. Ha sido estupendo.

Poco a poco parece que se va volviendo a la normalidad. De hecho el sábado jugarán por primera vez en más de un año con aficionados en Anoeta. Imagino que tendrán ganas…

Sí, sí. Ya vemos la luz al final del túnel. Yo juego por la afición, para mí también, pero jugar delante de la afición es especial. Además aquí lo sienten mucho. Ha sido una pena no poder disfrutar la temporada pasada con ellos de todo lo que hemos vivido y estamos con muchas ganas de volver a ver la gente animando, creyendo en nosotros. Es la esencia del fútbol.

Hay cositas que cambian como que igual no nos vamos a escuchar tanto entre nosotros, pero en mi caso prefiero jugar con gente.

¿Se les va a hacer raro volver a jugar con público en las gradas?

Seguramente tendremos que tener un tiempo para acostumbrarnos, igual que necesitamos tiempo para jugar sin nadie en las gradas. Hay cositas que cambian como que igual no nos vamos a escuchar tanto entre nosotros, pero en mi caso prefiero jugar con gente.

Hay futbolistas que odian las pretemporadas. ¿A usted le gustan?

Bueno, me gustan pero es diferente a la temporada. Sabemos que tenemos que pasar por ahí para disfrutar luego. Es parte del camino y a mí me gusta el camino del trabajo y de la mejora.

Al menos ahora las pretemporadas son con más balón, menos físicas…

Sí, yo recuerdo las que hacía en Francia y prefiero esto. Ahora hay muchísima intensidad en los entrenamientos, pero con más balón y disfruto más.

Al principio el cuerpo no quería pero ya se ha puesto las pilas y poco a poco voy cogiendo la forma

Tampoco hacen dobles sesiones. Hacen sólo una…

Sí, ¡pero qué sesión! Son fuertes pero me gustan de esta manera. Lo prefiero.

¿Se le está haciendo duro?

Al principio el cuerpo no quería pero ya se ha puesto las pilas y poco a poco voy cogiendo la forma.

Ya no es de los más jóvenes. ¿Se atreve a asesorar a quienes suben desde el Sanse?

Sí, la verdad es que me gusta porque me gusta que la gente me ayude. Así que si puedo ayudar a la gente joven que viene, a jugadores como Pacheco o incluso a mis compañeros de la defensa o a los delanteros, lo hago.

¿Qué consejo le ha dado a Pacheco?

Ya lo ha pillado porque está trabajando duro. No hay que decir otra cosa. Si quieres mejorar y quieres jugar hay que trabajar todos los días y él lo ha entendido y lo está haciendo genial.

Nosotros, como equipo, hemos dado un paso muy importante a nivel defensivo y tenemos que seguir en eso

Hace un año se hablaba mucho de la necesidad de fichar a un central. Un año después prácticamente no se habla de ello. ¿Notan esa confianza del entorno?

Es verdad que notamos esa confianza. Todos hemos trabajado duro. Hablamos de los centrales pero creo que nosotros, como equipo, hemos dado un paso muy importante a nivel defensivo y tenemos que seguir en eso. Todo el mundo se ha acostumbrado también al estilo de juego, llevamos dos años jugando todos juntos y eso se nota.

¿Teme más a un buen delantero o al VAR?

(Risas). El VAR ya forma parte del juego así que el delantero es tu principal rival. Es tu rival directo y a quien tienes que vigilar.

Pero no me diga que no le desconcierta ver cómo se usa el VAR en la Liga y cómo se ha utilizado en la Eurocopa…

Sí, eso es algo que es difícil de entender. En la Eurocopa hemos visto que había diferentes interpretaciones, aunque en el fútbol siempre hemos estado condicionados por la interpretación del árbitro. A nosotros nos gustaría que fuese algo más claro para saber lo que podemos hacer y lo que no.

¿Le condiciona mucho su forma de defender?

Claro. Me condiciona a mí y a las defensas. Los cambios siempre condicionan la manera de jugar y hay que aceptarlo. El VAR es algo justo, aunque es verdad que tienen que afinarlo.

Lo importante ha sido mantener el grupo. Eso nos viene muy bien. El grupo crece, pasamos juntos más días, nos conocemos más. Somos más amigos que compañeros y eso se nota en el campo

Hablemos de la Real. El año pasado fueron quintos, pero lejos de los cuatro primeros. ¿Pueden estar más cerca esta temporada?

No sé, pero es lo que vamos a intentar. El objetivo es mejorar así que puede ser uno de los objetivos. Lo que queremos es entrar en Europa y jugar esas competiciones de manera regular.

¿Que los equipos no estén fichando demasiado beneficia a la Real, un equipo joven y que ha mantenido a sus principales elementos?

Lo importante ha sido mantener el grupo. Eso nos viene muy bien. El grupo crece, pasamos juntos más días, nos conocemos más. Somos más amigos que compañeros y eso se nota en el campo.

¿La asignatura pendiente de este equipo es la Europa League?

Para muchos era la primera vez y hemos aprendido mucho. Hemos visto el nivel que había y creo que después de la eliminatoria contra el Manchester todo el mundo se puso las pilas. Hemos visto el nivel que había que dar y queremos volver ahí para demostrar que hemos mejorado y para ver dónde estamos.

Tiene mucho valor que el equipo no se viniera abajo después de aquel varapalo…

Es verdad. Hay que valorar el nivel mental que tuvo el equipo el año pasado. Durante toda la temporada estaba en nuestra cabeza la final de Copa y, aunque siempre piensas en el siguiente partido, ése era el que todo el mundo tenía marcado y nadie se despistó. Tuvimos derrotas fuertes como la del Manchester, también buenas rachas de resultados en las que el equipo no pecó de euforia, así que hay que valorar el trabajo mental del equipo, el trabajo de los técnicos para gestionar las emociones.

Al final de mi carrera haré un resumen y seguramente Imanol sea el entrenador de mi carrera. Llevo seis años con él, siempre me ha exigido mucho, mucho, mucho, pero luego ha sido justo

¿Hacen hincapié en el aspecto mental?

Sí, todo el mundo está intentando mejorar este aspecto que es muy importante en nuestro trabajo.

Estuvo tres años con Imanol en el Sanse, ahora trabaja con él en el primer equipo. ¿No se ha cansado de él?

(Risas). No. No me canso. Al final de mi carrera haré un resumen y seguramente Imanol sea el entrenador de mi carrera. Llevo seis años con él, siempre me ha exigido mucho, mucho, mucho, pero luego ha sido justo y me ha permitido jugar en el primer equipo. En el Sanse metimos muchas horas de vídeo juntos para que yo mejorase, para que asimilase las cosas y eso es algo que agradezco.

Recuerdo que en el Sanse le apretaba mucho en los partidos…

Y ahora en el primer equipo también me aprieta mucho (risas).

he estado casi tres años en el Sanse con Imanol, trabajando mucho, así que me considero canterano. Para jugar como defensa en la Real he tenido que aprender todo aquí

¿Se considera canterano?

Yo, sí. Tengo una primera parte de mi carrera que la hice en Francia, pero he llegado aquí y he tenido que terminar mi formación. He estado casi tres años en el Sanse con Imanol, trabajando mucho, así que me considero canterano. Para jugar como defensa en la Real he tenido que aprender todo aquí, la manera de jugar, su filosofía, que es muy específica. Por lo que me ha dado la Real me identifico mucho con los valores del club.

Su nombre se ha relacionado con grandes clubs. ¿Cómo lo lleva?

Siempre es bueno que la gente te valore, pero tampoco me vuelvo loco. Trabajo día a día, Imanol me exige y mis compañeros me exigen mucho y tengo que seguir en esa línea. Para mantener mi nivel tengo que mantener mi nivel de emociones e intento enfocarme en el trabajo diario y en lo que me dicen los técnicos y los compañeros.

Termino por donde empezamos. Cuando vuelve a casa, ¿la gente le sigue viendo como aquel chico que se marchó a Donostia o nota otras miradas?

En Francia estoy más tranquilo que aquí, pero es verdad que este verano he notado que la gente me mira un poco diferente. No hay por qué porque sigo siendo el mismo, pero sí que lo he notado.


Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Mira tambien
Cerrar
Botón volver arriba