Noticias Internacionales

Israel descarta uso ilegal generalizado de Pegasus, pero confirma algunos «excesos» en ese país

El uso que la Policía de Israel dio al malware Pegasus, de NSO Group, no supone una violación a las leyes israelíes, concluyó el panel al frente de un investigación que en febrero de 2022 arrancó en aquel país para esclarecer una ola de espionajes denunciados en medios de comunicación.

No obstante, reconoció pocos casos en los que la Policía se excedió en sus acciones.

El panel de investigación presentó este jueves sus conclusiones a la fiscalía general, y destacó que, si bien la Policía excedió las autorizaciones dadas por los tribunales en algunos pocos casos, no hubo acceso masivo a teléfonos con los programas Pegasus o Saifan, tal y como habían informado medios de comunicación locales.

Las investigaciones determinaron que las acciones llevadas a cabo por la Policía se enmarcaron en sus competencias y resaltaron que la Policía no tuvo acceso a las bases de datos internas de NSO Group, por lo que no pudo manipular o cambiar datos.

A pesar de las conclusiones, la Asociación para los Derechos Civiles en Israel reiteró que “el uso del ‘spyware’ por parte de la Policía es ilegal, ya sea con orden judicial o sin ella”. Además, instó a que la fiscalía general siga prohibiendo el uso de Pegasus por parte de la policía.

A inicios de este año se dio a conocer que la Policía de Israel utilizó Pegasus para espiar a altos cargos públicos, activistas y ciudadanos israelíes. Los primeros informes sobre el uso de Pegasus en Israel se publicaron en el medio Calcalist.

El reportaje afirma que la policía cibernética de Israel usó Pegasus durante años contra civiles, sin ningún tipo de orden judicial.

Entre esos objetivos figuraban un hijo y dos asesores del ex primer ministro Benjamin Netanyahu, así como otro acusado y varios testigos, y, por separado, dos exfuncionarios sospechosos de haber filtrado información a periodistas.

El informe dice que los analistas de la policía extrajeron datos obtenidos de los teléfonos y también escucharon conversaciones privadas.

En aquel entonces, el ministro de Justicia de Israel, Gideon Saar, afirmó que las informaciones sobre el supuesto espionaje de la Policía eran “incorrectas”. 

Sobre las conclusiones recientes, el portal Calcalist destacó que los resultados de las pesquisas “requieren una seria consideración y reexaminar las conclusiones y afirmaciones publicadas”, antes de asegurar que, una vez termine esta revisión, “no dudará en corregir todo lo que sea necesario”.

El ataque de Pegasus en el mundo 

Pegasus es un malware permite el control total del aparato para quien logra infectarlo. Una vez con acceso al celular, pueden interceptar mensajes, llamadas y extraer toda la información almacenada. 

Además de Israel, la Unión Europea, India y México son algunos lugares más en donde se han iniciado investigaciones sobre el uso del malware.

Entre 2015 y 2016 se identificaron las primeras infecciones de periodistas en México. Carmen Aristegui fue uno de los objetivos y en 2016 recibió más de 20 mensajes de texto con links sospechosos.

Los intentos tuvieron lugar luego de la publicación del reportaje: “La Casa Blanca de Enrique Peña Nieto” (2014), en donde se reveló cómo fue que el entonces presidente había adquirido una casa en Lomas de Chapultepec valuada en 7 millones de dólares.

Entre los casos de espionaje a periodistas alrededor del mundo, destaca el de la periodista de investigación Khadija Ismayilova en Azerbaiyán. Sus reportajes sobre casos de corrupción que involucran al presidente Ilham Aliyev.

También se conoce que el ‘malware’ Pegasus fue instalado con éxito en el teléfono celular de la prometida del periodista saudí Jamal Khashoggi, quien el 2 de octubre de 2018 entró al consulado de Arabia Saudita en Estambul, Turquía, para ser asesinado en sus instalaciones.

NSO Group solo vende su programa Pegasus a los gobiernos, con el fin de combatir la delincuencia organizada y el terrorismo, sin embargo “las cifras muestran claramente que el abuso es generalizado, poniendo en peligro la vida de los periodistas, la de sus familias y asociados, socavando la libertad de prensa y cerrando medios críticos”, mencionó Agnes Callamard, secretaria general de Amnistía Internacional, entrevistada en el marco de Pegasus Project.

En noviembre de 2021, el Ministerio de Defensa israelí excluyó a México y a otras 64 naciones de la lista de países a los que las empresas pueden vender tecnologías cibernéticas.

Con información de Europa Press


Source link

Looks like you have blocked notifications!

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba