USA

La admiración por Luz Sánchez-Mellado lleva a un suscriptor hasta la redacción de EL PAÍS

La periodista de EL PAÍS Luz Sánchez-Mellado estaba teniendo un mal día cuando al llegar a la redacción se topó con un paquete. Se trataba de una recopilación de las 300 columnas que llevaba publicadas en el diario hasta el momento. La sorpresa la halagó y le recordó “que al otro lado hay alguien” que lee, además, con atención. Así que lo tuiteó con un mensaje de agradecimiento. Un mes después de aquello, la periodista enfatiza que el gesto le “levantó el día”. La confesión se la hace al autor del regalo, Agustín Hernández Paniagua, suscriptor de EL PAÍS que ha visitado la redacción de EL PAÍS en Madrid para encontrarse con su “admirada” periodista.

“Déjenme sacar pechuga y presumir de lectores”, escribía Sánchez-Mellado en Twitter el 1 de octubre, día que recibió la colección de columnas. “Acaba de llegarme, por correo ordinario, este maravilloso regalo a la Redacción y no, no estoy llorando. Un lector es un tesoro y ser leído, una responsabilidad, un honor y un privilegio. Agradecidísima”, completaba adjuntando algunas imágenes.

Hernández, natural de Salamanca, 56 años y suscriptor de EL PAÍS desde hace 20, justifica su envío con gracia, asegurando sufrir una dolencia: “Diógenes documental”. Guarda y clasifica ediciones impresas de EL PAÍS y sus suplementos, publicaciones especiales, artículos que le gustan, etcétera. Comenzó con el papel, pero después siguió también en el plano digital. “Ahora es más fácil”, evidencia mientras escenifica como copia y pega los textos con el ordenador o el móvil.

Así lo hace con las columnas de Sánchez-Mellado. “Cuando llegué a la página 300 pensé que tenía que hacer algo”, relata sobre el momento en el que decidió enviar “el tocho” de artículos. Lo preparó con mimo para su impresión, lo encuadernó y lo envío con una nota en la que explicaba que se trataba de un agradecimiento al trabajo y compromiso de Sánchez-Mellado.

Tal admiración, merecía un encuentro, así que concertaron la cita. Hernández acudió hace dos semanas a la redacción madrileña del diario, donde charló con la periodista. Esta le mostró el espacio de trabajo y le desveló algunas de las claves de la confección de su columna. En la visita también saludaron a Álex Grijelmo, autor del Libro de estilo y redactor jefe de la Unidad de Edición, y Carlos Yárnoz, Defensor del lector, entre otros trabajadores de la casa.

Agustín Hernández y Luz Sánchez-Mellado saludan a Álex Grijelmo en la redacción de EL PAÍS. © Alex Onciu
Agustín Hernández y Luz Sánchez-Mellado saludan a Álex Grijelmo en la redacción de EL PAÍS. © Alex OnciuAlex Onciu

Hernández compra el periódico desde los 18 años, una pasión que comparte con su padre, de igual nombre. “Con 91 años todavía vive solo, con un estado mental increíble para su edad”, explica el hijo, que añade que el padre acude diariamente al quiosco a por un nuevo número de EL PAÍS, mientras él suele leerlo en la versión de Kiosko y más.

En su afán de acopio, el diario siempre está presente para poder coleccionar los artículos que le interesan. La pandemia, especialmente la cuarentena, le ha dado el tiempo necesario para crear algunos álbumes. Ha recopilado los artículos de Diario Viral, escrito por Íñigo Domínguez durante las semanas de confinamiento más estricto; y los de otros periodistas e ilustradores que disfruta, como Javier Sampedro, Maruja Torres o El Roto. Todos con su índice de fechas de publicación y título. Incluso él mismo se lanzó a escribir un blog en aquellos días: Confinado por confiado. Acude a la visita con uno de los ejemplares impresos, lo muestra y repite entre risas: “Diógenes documental”.




Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba