México

La odisea del ahuehuete que llegará a la glorieta de Reforma en Ciudad de México: 870 kilómetros y más de 14 horas en carretera

Un ahuehuete, la especie que resultó victoriosa dentro del sistema de consulta del Gobierno de Ciudad de México para sustituir a la palma en el corazón de la avenida Reforma, ha transitado más de 870 kilómetros en carretera y aún no ha llegado a su destino final. Este lunes, el ejemplar, de 20 años y 12 metros de altura, comenzó su recorrido desde Montemorelos, Nuevo León, al valle de México. Más de 14 horas después, el ahuehuete y 123 árboles de la misma especie que le acompañaron arribaron este martes al vivero de Nezahualcóyotl, donde esperará hasta el próximo 5 de junio, día en que finalmente será colocado en la icónica glorieta del centro de Ciudad de México.

Rafael Obregón, director del Sistema de Áreas Naturales Protegidas de la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México, explica que se decidió aceptar la donación de Viveros Regionales y Los Encinos, en Nuevo León, tras una inspección in situ de sus ejemplares. “En Nuevo León existe un área donde se ha desarrollado una serie de viveros que producen árboles desarrollados en áreas urbanas y que han buscado en especies arbóreas andinas. La zona tiene varias áreas creciendo de manera natural, que nos garantiza calidad genética y esos viveros tecnificados nos garantizan tener un ahuehuete cultivado, con muchas etapas de cuidado, sano y libre de plagas y enfermedades”, específica.

El traslado del ahuehuete tuvo un coste de 85.000 pesos, cubierto a partes iguales entre el Gobierno de Claudia Sheinbaum y los viveros de Nuevo León. Además del árbol que será colocado en la glorieta de Reforma, también fueron donados dos árboles de iguales dimensiones, de entre 10 y 11 metros de altura; 20 árboles de 3 metros y 100 árboles pequeños. Obregón aclara que los ahuehuetes pequeños se quedarán en el vivero de Nezahualcóyotl para que se desarrollen, mientras que aún se está evaluando dónde colocar los otros ejemplares más grandes, una opción aún a explorar es en Los Pinos.

Con más de 77.000 votos, el ahuehuete fue el ejemplar que ganó en la votación digital que organizó la Administración capitalina para sustituir a la palma. El árbol milenario resultó victorioso en una contienda en la que también participaban ejemplares como una jacaranda, una ceiba, un fresno y una palma canaria. Sin embargo, desde que se dio a conocer el fallo se levantó una polémica sobre este árbol debido a las condiciones de humedad y dimensiones del ahuehuete, el directivo del Gobierno capitalino descarta algún problema de escasez de agua o espacio para el desarrollo del ejemplar. Obregón reconoce que en una primera etapa el árbol podrá requerir de unos 400 a 100 litros diarios de agua de riego, después, a medida que se adapte a las condiciones del suelo, esta cantidad se moderará, asegura.

“Una de las enormes ventajas de esta especie es que tiene una raíz pivotante que crece de manera vertical y busca las mejores condiciones de humedad, por eso es un árbol asociado a necesitar agua si no a crear condiciones para conservar agua y que en la Ciudad es algo con lo que necesitamos. El ahuehuete me tiene muy sorprendido por ser un árbol de enorme calidad y adecuada adaptación, por eso es una especie nativa, por eso puedes encontrarlo en distintas condiciones y con crecimientos muy vigorosos, aun cuando no veas en los alrededores haya un cuerpo de agua”, afirma. Obregón insiste en que en las condiciones óptimas los ahuehuetes puedes llegar a vivir hasta 2.000 años. “No veo elementos o factores que vayan a afectar su desarrollo, aunque siempre hay una condición de estrés por vivir en la Ciudad de México, pero esperemos que viva lo máximo posible”, confía.

Sobre la más reciente petición de los colectivos de desaparecidos que buscan que la glorieta sea en honor a las más de 100.00 víctimas de la desaparición que asola a México y conviva con el ejemplar, el funcionario de la Ciudad de México ha evitado pronunciarse a favor o en contra de la iniciativa. “Nosotros estamos ocupados en garantizar las condiciones adecuadas en el tema ambiental, yo creo que la jefa de Gobierno [Claudia Sheinbaum] tomará la mejor decisión al respecto. El ahuehuete representa nuestra historia, es un valor que nos integra como mexicanos, yo creo que puede estar acompañado de muchos simbolismos, eso ya dependerá de las decisiones de los responsables en el tema”, menciona.

El directivo concluye que es una enorme satisfacción el enorme interés que despertó entre la población el ahuehuete. “Vamos a poner todo nuestro esfuerzo para que se vuelva a revalorar el tema de los árboles en la ciudad y que eso nos ayude a crear conciencia para que todos cuidemos nuestros árboles”, concluye.

Suscríbase aquí a la newsletter y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país


Source link

Looks like you have blocked notifications!

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba