BásquetbolNBA

Los Celtics, muy sobrados ante los Suns como admite Brown: "Otro día más en la oficina"

“Otro día en la oficina”, soltaba Jaylen Brown camino a vestuarios después de que los Boston Celtics arruinaran por completo el regreso de Chris Paul imponiéndose a los Suns (98-125). A decir verdad, una llamativa ‘sobrada’ por parte del escolta. Pero es que los Celtics se pueden permitir ir de sobrados porque, son tan inalcanzables, su superioridad es tal en este momento, que sometieron hasta maltratar a todo un líder del Oeste como los Phoenix Suns, en la vuelta de Paul y en su propia casa en un partido que llegaron a ganar de 45 y que tenían finiquitado al descanso (42-69).

Jayson Tatum y Jaylen Brown, el tan dominante dúo de la NBA la ‘doble J’, se mueven en una esfera tan alta, tienen tal cantidad de puntos, que incluso sin tener su noche más inspirada en el tiro, sobre todo Brown, siempre se acaban disparando en anotación. Y tienen tal sintonía, se entienden tan bien, que hasta meten lo mismo, 25 puntos ambos en Phoenix. Tatum, que se envía constantemente órdagos con Luka Doncic en la porfía por el MVP, registró un 9/19 en lanzamientos y un 3/8 en triples mientras que Brown se apuntó un 9/24 en tiros y un 2/8 desde el perímetro. 

«A prepararse para el siguiente partido… gran duelo con los Warriors viniendo», añadía Brown, como si la temible y repetida conducta de los Celtics fuera resultado de la rabia desencadenada por la derrota en las últimas finales contra la banda de Stephen Curry y compañía. Los Warriors tienen que preocuparse pero mucho más Chris Paul, que ve cómo un año más se complica ese anhelado anillo que todavía no se ha enfundado. Titular pero discreto tras 14 partidos ausentes por lesión -4 puntos y 4 asistencias en 24 minutos-, CP3 ve cómo, aunque quede mucha temporada, sus Suns están muy lejos de los Celtics. 

Decepcionante el nivel de Devin Booker -17 puntos con un 6/17 en tiros-, como también el de Mikal Bridges -4 tantos con un 2/12 en lanzamientos-, siendo Josh Okogie el único que dio la cara en los Suns con 28 puntos. Con su -40, Booker, como advierte la cuenta de Twitter StatMuse, el base registró el peor más-menos de la temporada en un partido de la NBA. 

Y mientras en el equipo de Monty Williams los hay muy por debajo de lo que se espera, los Celtics ven cómo otros a los que no se esperaba a este nivel lo suben. Mientras vuelve Robert Williams III y en ausencia de Al Horford por Covid-19, resurge Blake Griffin para llenar el vacío en la pintura, 9 puntos (3/6 en tiros) tras los 13 de Toronto, 9 rebotes en 21 minutos y el mayor más-menos de los Celtics por encima incluso de Tatum y Brown con un +32. 

Como dice Brown, lo de Boston ya parece una oficina en la que, lejos de negociar, los de Massachussets se dedican a abroncar a sus rivales, y hasta a someterles, como si les hicieran sentarse en una silla eléctrica. Hasta Magic Johnson se rinde a ellos: «¡Los Boston Celtics son sin duda el mejor equipo de la NBA! ¡Tenían una ventaja de 45 puntos en el tercer cuarto esta noche contra los Suns y los Suns tienen el mejor récord en el Oeste!», twiteaba el legendario base. Que se preparen los Warriors el sábado. 




Source link

Looks like you have blocked notifications!

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba