BásquetbolDeportes

Los Clippers rompen el maleficio con un festival de Mann y Jackson

Los Angeles Clippers son por fin Finalistas de la Conferencia Oeste de la NBA, un hito que se les había resistido más que a ningún otro equipo profesional en todos los Estados Unidos. En 50 años de historia, jamás lo habían logrado, y lo consiguieron anoche dando un auténtico recital de buen baloncesto después de remontar una desventaja que llegó a ser de 25 puntos en el tercer cuarto.

Ganaron por 131-119 a los Utah Jazz, el mejor equipo de la temporada regular, con un segundo tiempo para enmarcar y una de las remontadas más abultadas de la historia de los playoffs.

Los de Salt Lake City se hicieron añicos en apenas 20 minutos de eliminatoria y se vieron fuera mentalmente después de la increíble exhibición de los secundarios de L.A., liderados por un increíble Terance Mann, autor de 39 puntos, la mejor anotación de su vida.

El jugador de segundo año, que apareció en el quinteto inicial en sustitución de Kawhi Leonard, prácticamente olvidado después de su festival, jugó de rechupete para un equipo que contó con la aportación indispensable de Reggie Jackson, cabecilla del histórico logro con 27 puntos y 10 asistencias de manual.

gg.didomi.doWhenConsent(true, «c:twitterwi-wUmBnnKy», function(){
var fbScript = document.createElement(«script»);
fbScript.src = «https://platform.twitter.com/widgets.js»;
fbScript.async = true;
document.querySelector(«body»).appendChild(fbScript);
} );

Paul George, anoche en la sombra, también puso su granito de arena con 28 puntos, 9 rebotes, 7 asistencias y 3 robos de balón después de su partidazo en el quinto encuentro de la eliminatoria, que tuvo mucha menos historia que el choque de anoche.

Al descanso, Utah parecía cabalgar hacia el séptimo partido con una firmeza insultante. Tras un parcial de 19-39, los visitantes se fueron al receso confiados 50-72 arriba en el marcador. Llegaron a dominar por 25 cuando Donovan Mitchell, su referente con 39 puntos, 9 rebotes y 9 asistencias, abrió la segunda mitad con uno de sus 9 triples en el encuentro.

A pesar de su tobillo magullado, el astro aguantó a los Jazz en el partido a pesar del torbellino desatado por Mann, que con 20 puntos lideró un tercer cuarto impresionante de los Clippers, contagiados de la bulliciosa atmósfera del Staples Center, enloquecida con el parcial de 41-22 que los suyos le clavaron al oponente para reengancharse al encuentro.

gg.didomi.doWhenConsent(true, «c:twitterwi-wUmBnnKy», function(){
var fbScript = document.createElement(«script»);
fbScript.src = «https://platform.twitter.com/widgets.js»;
fbScript.async = true;
document.querySelector(«body»).appendChild(fbScript);
} );

Los Jazz se quedaron desnudos y desvalidos, y Rudy Gobert pareció un pipiolo ante la distribución de balón y la puntería exterior de los angelinos, que dejaron en ridículo al tres veces Mejor Defensor del Año, incapaz de hacer nada contra cinco ‘bajitos’.

En la primera parte, los locales solo anotaron 6 de 20 en triples, y vieron como el 12 de 19 de los Jazz parecía convertir el choque en un trámite rumbo al séptimo. Los pupilos de Tyron Lue creyeron, y en el segundo tiempo acumularon un apabullante 14 de 19 desde el perímetro para anular cualquier capacidad de reacción del oponente.

Se apuntaron a la fiesta de Mann y Jackson prácticamente todos los integrantes de los Clippers: Nico Batum (16) clavó un 4 de 6 en triples e incluso Patrick Beverley (12) se marcó un 3 de 4 en el último cuarto.

gg.didomi.doWhenConsent(true, «c:twitterwi-wUmBnnKy», function(){
var fbScript = document.createElement(«script»);
fbScript.src = «https://platform.twitter.com/widgets.js»;
fbScript.async = true;
document.querySelector(«body»).appendChild(fbScript);
} );

Los angelinos dieron un vuelco anímico en el partido a base de creer y dominar, de jugar probablemente su mejor baloncesto de la temporada a pesar de la baja de Kawhi, seria duda para las Finales de Conferencia por culpa de sus problemas de rodilla. Jugando así, quizás ni le necesitan, aunque no es fácil mantener el nivel de juego demostrado anoche.

Batum, con un triple, marcó el empate a 94 en el marcador nada más iniciarse el último cuarto, y con la remontada completada Jackson empezó a trabajar para rematar la faena. La moral de Utah se derrumbó de tal manera que terminó el año encajando un 40-25 de parcial, un acumulado de 81-47 (+33) en el total de la segunda mitad.

Jordan Clarkson, vital con 21 puntos en el segundo período desde el banquillo, se quedó seco el resto del encuentro, mientras que Bojan Bogdanovic hizo acto de aparición para intentar trenzar una reacción imposible con 14 puntos y 4 triples de 8 intentos. Royce O’Neale, anoche, fue el jugador de los Jazz que mejor acompañó el esfuerzo de Mitchell con 21 puntos y 10 rebotes, el único que pareció luchar con la desesperación necesaria en cada momento.

gg.didomi.doWhenConsent(true, «c:twitterwi-wUmBnnKy», function(){
var fbScript = document.createElement(«script»);
fbScript.src = «https://platform.twitter.com/widgets.js»;
fbScript.async = true;
document.querySelector(«body»).appendChild(fbScript);
} );

La dura derrota marca otra decepción para unos Jazz que vuelven a topar con la ley de que el más fuerte en temporada regular no siempre es, ni mucho menos, quien más lejos llega en la postemporada. El frágil estado físico de Mike Conley (5 puntos, 1-8 TC) y Mitchell, que apuró todas sus opciones y acabó dolorido y tumbado sobre la pista por culpa de su tobillo, no ayudó a su causa.

Las bajas y los problemas físicos, sin embargo, no fueron lo que castigaron a unos Jazz que no han podido trenzar su eléctrico y demoledor juego de distribución y tiro exterior de forma consistente en toda la eliminatoria, en una batalla táctica ganada por Ty Lue con goleada sobre Quin Snyder, incapaz de reaccionar al arrollador espectáculo anotador de George, Mann y Jackson en el partido.

Los Jazz, que no habían perdido cuatro partidos consecutivos en todo el año, cayeron de esta guisa pese a la baja de Kawhi los dos últimos encuentros. Sin paliativos y sin excusas, al igual que hay que poner en valor el triunfo histórico de unos Clippers que rompen toda una vida de sequía.

Los Phoenix Suns, también aquejados por la baja indefinida por covid-19 de Chris Paul, esperan ahora a L.A. en las Finales de Conferencia. El espectáculo de estos playoffs está siendo de traca.


Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba