DeportesFutbol

Los leones nunca entregan la cuchara

El Athletic volvió a dejar constancia de su gen competitivo el pasado jueves en el Ciutat de Valencia. Que el equipo de Marcelino vaya por detrás en el marcador en un partido de Copa dejó de ser noticia hace ya algunas semanas. Que su portería termine sin recibir tanto alguno, también.

Lo bueno es que a los leones siempre les da margen para la remontada con el técnico asturiano en el banquillo y que no faltan nunca a su cita con el gol. Lo sucedido ante el Levante, por tanto, hay que considerarlo como un punto y seguido en la trayectoria del conjunto bilbaíno en el denominado torneo del KO. Algo que se repite una eliminatoria sí y otras también.

Esta regularidad copera, en cualquier caso, viene heredada de la etapa de Gaizka Garitano. El técnico deriotarra, que se estrenó como entrenador del primer equipo con un 0-4 al Huesca en este torneo, no tuvo más remedio que priorizar la Liga en sus primeras semanas al frente del Athletic, por lo que no resultó nada extraña la eliminación en octavos de final de la campaña 2018-2019 ante el Sevilla. 1-3 en casa y 0-1, diana de Guruzeta a pase de Ibai, en el Pizjuán.

Desde aquel ya lejano 16 de enero de 2019, el equipo rojiblanco cuenta todos sus cruces coperos, que no todos los partidos incluidos en cada uno de ellos, como victorias. Intercity, Sestao River, Elche, Tenerife, Barça y Granada fueron sus víctimas camino de la final frente a la Real pendiente todavía de disputar. Dos eliminatorias ganadas a penaltis (Elche y Tenerife) y otra por el valor doble de los goles en campo contrario en caso de empate (Granada). De aquella derrota de Los Cármenes por 2-1 (los leones vencieron 1-0 en San Mamés) se cumplió ayer un año.

La llegada de Marcelino ha servido, entre otras cosas, para mejorar las estadísticas rojiblancas en este tiempo de competiciones a vida o muerte. Todo comenzó con la semifinal y final de la Supercopa ante Madrid y Barça, respectivamente. Los leones ganaron 1-2 a los blancos y 2-3, vía prórroga, a los azulgrana.

Su trayectoria en la presente edición de la Copa resulta sumamente curiosa. UD Ibiza, Alcoyano, Betis y Levante (los granotas tanto en San Mamés como en su campo) comenzaron poniéndose por delante en el marcador ante los de Marcelino. A los leones les bastó ante los dos primeros rivales con mover el banquillo en el descanso y firmar el 1-2 antes del minuto 90.

En el Villamarín, tras encajar cerca del final y empatar a un suspiro del final, la clasificación llegó vía tanda de penaltis. Tanto Unai Simón como los leones elegidos para lanzar las penas máximas lo bordaron ante los verdiblancos. El pase en el Ciutat de Valencia sí necesitó de prórroga, pero no de penaltis. El gol de Berenguer en el minuto 112, previo rebote del balón en el cuerpo de Vukcevic, sirvió para meterse en una nueva final de Copa, la segunda consecutiva.

Otro dato para calibrar el espíritu combativo de este Athletic copero de las dos últimas temporadas radica en el minuto de la consecución del gol o los goles necesarios para no quedar eliminados o nivelar el marcador. Yuri firmó el 3-3 contra el Tenerife en el minuto 118 de la prórroga y el 2-1 ante el Granada en Los Cármenes en el 81. Williams, por su parte, sentenció al Barça en el minuto 93 en cuartos de final de Copa en San Mamés y en la prórroga de la final de la Supercopa en La Cartuja (Villalibre había firmado previamente el 2-2 en el 90).

Nuñez, en la actual edición del torneo del KO, sentenció al UD Ibiza en el 91, Williams al Alcoyano en el 78, Raúl García al Betis (tanda de penaltis al margen) en el 78 y Berenguer al Levante en el 112. El Athletic, visto lo visto, nunca entrega la cuchara.


Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba