Sabías Que

Los pueblos más bonitos de Mallorca para visitar

Este verano las Islas Baleares se han consolidado como el destino turístico de moda. Millones de españoles han elegido el archipiélago para disfrutar de unos días de vacaciones. Mallorca es una de las islas más bonitas, la cual alberga pueblos sensacionales que bien merecen una visita. Y es que, aunque las playas paradisíacas sean su estampa más conocida, Mallorca es muchísimo más: pueblos donde parece que no ha pasado el tiempo, rutas de senderismo, acantilados de vértigo…

Sóller

Sóller es uno de los pueblos más bonitos de Mallorca, y también uno de los más visitados. Por lo tanto, te aconsejamos madrugar para poder conocerlo con tranquilidad.

La Plaza de la Constitución es el corazón de la localidad, donde se encuentran la Iglesia de San Bartolomé y el Ayuntamiento. Una de las visitas claves en Sóller es el puerto pesquero, al que puedes llegar desde la estación de tren en un tranvía de principios del siglo XX.

Deià

Enclavado en la Sierra de la Tramuntana y a escasos kilómetros de Sóller se encuentra Deià. Un pintoresco pueblo de Mallorca cuyo principal atractivo son las vistas panorámicas.

Lo mejor para observarlo en todo su esplendor es cruzar la carretera y tomar el Camino des Racó. Las arterias más importantes de Deià son el Carrer Es Clot y el Carrer Teix. La Parroquia de San Juan Bautista es el templo religioso más relevante del municipio.

Valldemossa

Para muchos Valldemossa es el pueblo más bonito de la Sierra de Tramuntana. Una pequeña localidad donde tendrás la sensación de haber viajado a la Edad Media. Tiene un patrimonio histórico y cultural muy rico, con monumentos como la Real Cartuja o los Jardines del Rey Juan Carlos.

Aunque es algo que muchos desconocen, Valldemossa tiene un pequeño puerto. La carretera para llegar a él es estrecha, pero las vistas del mar Mediterráneo merecen mucho la pena.

Pollença

Si este verano visitas la isla de Mallorca, no puedes irte sin conocer Pollença. El Calvario es un sitio encantador, con calljuelas, edificios antiguos y puestecitos de artesanía. Para llegar hasta él hay que subir 365 escalones, uno por cada día del año. Una de las cosas más interesantes que hacer en Pollença es visitar el Faro de Formentor.

Portocolom

Y, por último, Portocolom. Si quieres sentir la esencia más tradicional de la isla balear, te recomendamos al 100% de su visita. Un pequeño pueblo de pescadores que ha conseguido mantenerse al margen del turismo de masas. Aquí se encuentra uno de los faros más emblemáticos de las Islas Baleares.


Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba
La Neta Neta Nos gustaría mostrarle notificaciones de las últimas noticias y actualizaciones.
Dismiss
Allow Notifications