FutbolMéxico

Maradona, 60 años entre el cielo y la tierra


Maradona, 60 años entre el cielo y la tierra 2

Todo lo que toca Diego Armando Maradona se convierte en noticia. El exfutbolista argentino, idolatrado en su país, es el protagonista de una producción televisiva que aún no se ha estrenado pero ya levanta polémica. La expectativa de los millones de fans de El Pelusa por revivir algunos de sus hitos deportivos en Maradona, sueño bendito contrasta con la decepción que la serie despierta en algunas de las personas que formaron parte de su vida. A la cabeza, su exesposa y madre de sus hijas Dalma y Giannina, Claudia Villafañe, y el exrepresentante del deportista Guillermo Coppola. Ambos han expresado su malestar en los últimos días después de que medios locales filtrasen el guion de las escenas iniciales de la serie producida por Amazon.

La historia ha contado con el respaldo del exfutbolista y su abogado, Matías Morla, que trabajaron en la idea junto a los productores durante tres años. “Es un producto honesto, no le escapamos a ningún tema. Diego es una persona valiente e irreverente, con huevos, y no podemos dejar de contar la historia desde ese mismo lugar”, explicó el autor y productor, el argentino Alejandro Aimetta. “Diego no nos limitó. Tiene la valentía de exponerse», añadió.

Según ha trascendido, Sueño bendito arranca con el infarto por sobredosis de cocaína que casi le cuesta la vida a Maradona en Punta del Este (Uruguay) el 4 de enero de 2000. El guion filtrado dibuja a Coppola preocupado por sus pantuflas mientras el astro corre peligro de muerte y a Villafañe como una mujer obsesionada por la herencia, tal y como se refleja en la conversación que mantienen los dos una vez llegan a la clínica con el jugador. “Si se muere, va a venir medio mundo a reclamar su parte de la herencia. Yo no voy a ser la boluda de la película, ¿sabés? No voy a permitir que mis hijas terminen en la calle por culpa de que Diego vivió rodeado de parásitos. Las nenas se van a pasar su vida viviendo de notas pagas», dice la exesposa de Maradona, interpretada por Julieta Cardinali.

La respuesta de Coppola subraya la imagen de villano que construye la serie: «Voy a hacer un par de llamadas. Tengo un agente inmobiliario que nos puede asesorar. Eso sí, con Diego en este estado, cualquier movida que hagamos, es ilegal. ¿Vos estás dispuesta?». En vez de contestar, se queda en silencio.

Desde su divorcio en 2003, Villafañe ha recurrido varias veces a la Justicia contra el hombre con el que compartió casi tres décadas de su vida: 13 años de noviazgo y 14 de matrimonio. Una de las denuncias fue por violencia de género y la hoy empresaria sostiene que su retrato en la serie ahonda en el maltrato. “Sigue siendo violencia de género. Desde hace cuatro años es sistemática. Hasta que presentamos una denuncia y la paramos. Como no me pueden nombrar, lo hacen a través de la serie”, declaró en el programa televisivo Intrusos.

Villafañe reveló también que la productora tuvo un primer acercamiento para invitarla a participar en unos términos que ella rechazó y, desde entonces, hicieron lo posible por mantenerla alejada, incluso negándole a Cardinali encuentros con ella para ayudarla a construir su personaje.

Los intentos de Villafañe por conseguir un guión de la serie —a través de la productora, primero. y de los tribunales, después— han fracasado, así como su voluntad de frenar el estreno, aún sin fecha. Consciente de que el retrato que se verá en la pequeña pantalla no será de su agrado pretende impulsar una serie alternativa para dar su visión de los hechos.

Sueño Bendito fue rodada en 2019 en su país natal, en España, Italia y México. Nicolás Goldsmith encarna al Maradona más joven, cuando era conocido como Cebollita y vivía en una humilde casa de Villa Fiorito con su madre, Doña Tota, interpretada en la ficción por Mercedes Morán. Nazareno Casero da vida al exfutbolista que extasió a los argentinos al alzarse con la Copa Mundial en 1986 frente a Alemania tras el inolvidable triunfo frente a los ingleses en cuartos de final. Y Juan Palomino se transforma en el Maradona adulto, capaz de admitir sus errores ante miles de fanáticos en La Bombonera. “Yo me equivoqué y pagué, pero la pelota no se mancha”, dijo la estrella tras un partido de homenaje en 2001.

“Diego es mucho más que un jugador de fútbol”, dijo Aimetta el año pasado, cuando comenzó la promoción de la serie. El director aseguró entonces que “es imposible no quererlo”, más allá de los posibles desacuerdos y los múltiples conflictos que ha tenido a lo largo de sus 60 años. “No deja de representarnos, tanto en lo bueno como, a veces, en lo malo”, admitió.


Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

Noticias Relacionadas

Botón volver arriba